Recyclia reivindica el modelo colectivo de gestión de residuos para alcanzar los objetivos del nuevo RD sobre RAEE


166


José Pérez, consejero delegado de Recyclia, reivindicó el modelo colectivo de gestión de residuos electrónicos o Sistemas Integrados de Gestión (SIG), como el más eficaz para conseguir los objetivos de recogida establecidos en el nuevo Real Decreto sobre esta materia, aprobado el pasado 20 de febrero. Estas declaraciones las hizo durante su ponencia ante la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado.

 

José Pérez destacó que en España se recogen actualmente 3,2 kilos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), frente al objetivo obligatorio de 4 kilos que mantiene el RD 110/2015 para este año, aunque éste deberá aumentar progresivamente hasta el 65% del peso medio de los aparatos introducidos en el mercado o el 85% de los residuos generados a partir de 2019. A ello, añadió que el crecimiento de los RAEE es tres veces más rápido que el del resto de los residuos urbanos.

 

 

 

Según José Pérez, “este contexto explica la vital importancia de la consolidación de un modelo de gestión como el de los SIG, que garantiza la recogida y la correcta descontaminación del mayor volumen de kilos de estos residuos y la máxima recuperación de los materiales reutilizables, además de contar con un gran respaldo ciudadano”.

 

 

 

De hecho, según los últimos datos disponibles de la Oficina de Coordinación de Raee, en 2013, los SIG superaron ampliamente el objetivo de 4 kilos por habitante en ciertas categorías de aparatos. Así,  los sistemas colectivos gestionaron el 43,2% del total de kilos de aparatos de frío puestos a la venta por los fabricantes ese año y el 107% de los monitores y televisores, cifra que triplica el objetivo obligatorio.

 

José Pérez señaló, además, que el sector de la gestión de residuos es el mayor generador de empleo verde en España, con una representatividad del 27%. Igualmente, destacó que el correcto tratamiento y reciclaje de los residuos genera entre cinco y siete veces más empleo que el tratamiento por incineración y diez veces más que el depósito en vertedero.

 

Por último, José Pérez puso de relieve algunas de las deficiencias que frenan el crecimiento de los kilos de RAEE gestionados en nuestro país. Entre ellos, destacó  el aumento de los flujos paralelos, especialmente en el caso de los residuos con valor positivo; la  escasez de mecanismos eficaces  de inspección y control para acabar con prácticas agravadas por la crisis, como los robos en puntos limpios; y la competencia desleal de fabricantes que no se responsabilizan de la gestión de sus productos al final de su vida útil.

 

Asimismo, planteó la necesidad de establecer unos criterios homogéneos en la contabilización y la trazabilidad de los diferentes flujos legales de residuos y simplificar los trámites administrativos, de manera que ello facilite el control real y se eviten gastos innecesarios a los actores de la cadena de recogida y reciclaje.

 

La comparecencia de Recyclia, el pasado 26 de febrero en el Senado, forma parte de las ponencias de estudio para la evaluación de diversos aspectos en materia de residuos, y el análisis de los objetivos cumplidos y la estrategia a seguir en el marco de la Unión Europea, constituida en el seno de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.