Sigue adelante el plan 'Vertido 0 al Mar Menor' con la construcción del tanque de tormentas de San Pedro del Pinatar


246

22/09/2015
Archivado en: Agua , Otros , España

La construcción de un tanque de tormentas en el parque José Luis de los Ríos Martínez, en San Pedro del Pinatar, evitará inundaciones en las calles y edificios de la localidad cuando se produzcan fuertes episodios de lluvia. Además, minimizará la contaminación de las aguas del Mar Menor, ya que el tanque de tormentas almacenará el agua de lluvia y evitará así la importante escorrentía que se produce cuando se registran precipitaciones por la insuficiente capacidad de la red de saneamiento de San Pedro del Pinatar.

 

El Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) ha publicado el anuncio de licitación de las obras que promueve la Dirección General del Agua y que supondrán una inversión de 2,3 millones de euros, cofinanciadas por los fondos FEDER de la Unión Europea, con un plazo de ejecución de ocho meses.

 

Esta infraestructura forma parte del plan Vertido 0 al Mar Menor, que prevé la construcción de tanques de tormentas en distintas localidades para evitar los vertidos accidentales de aguas residuales al Mar Menor producidos por las lluvias. En la actualidad se están ejecutando las obras de los tanques de tormenta de Lo Pagán, Los Alcázares, Los Urrutias y la zona sur de Santiago de la Ribera, obras cuya finalización está prevista para este 2015.

 

Además, se contempla la realización de actuaciones similares adicionales en Santiago de la Ribera, Los Alcázares, Los Nietos, Mar de Cristal, Playa Honda y la Manga del Mar Menor, el próximo año.

 

Las obras del tanque de tormentas de San Pedro del Pinatar consisten en la construcción de un colector principal de 455 metros de longitud con un diámetro de entre 600 y 800 mm que termina en una arqueta, donde se une al colector general existente de 1.000 mm de diámetro. Desde esta arqueta de unión de ambos colectores sale el tramo final de la tubería de 238 metros con 1.200 mm de diámetro.

 

Se prevé también la ejecución de las obras de un colector secundario, de 230 metros de longitud y 500 mm de diámetro, que recogerá las aguas al sur del tanque de tormentas.

 

Los dos colectores, principal y secundario, confluyen en el tanque de tormentas, que es de hormigón armado, proyectado con muros-pantalla, de planta rectangular de 39,4 metros por 22,1 metros y 5,5 metros de profundidad, cubierto con losa de hormigón armado. En la pared de este del tanque se ha proyectado el aliviadero de salida del agua, que únicamente funcionará cuando la tormenta supere las previsiones de llenado del tanque.

 

El proyecto incluye también las instalaciones eléctricas necesarias, imbornales de captación de aguas superficiales, así como la jardinería y la urbanización de la parcela y la reposición de todos los servicios afectados.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.