SITA inaugura una planta de producción de energía a partir de biomasa para la plataforma química de Roussillon en Ródano-Alpes


203


Suez Environnement, a través de su filial SITA, inaugura hoy ROBIN, una nueva unidad de producción de vapor verde a la vanguardia de la tecnología. Esta inauguración es consecuencia del contrato por un importe de 102 millones de euros y una duración de quince años, firmado entre la GIE OSIRIS[1] y Suez Environnement el pasado mes de octubre. SITA producirá, a partir de residuos de madera no reciclables, energía verde y local para alimentar a las quince empresas industriales de la plataforma química de Roussillon (Novapex, BlueStar, Adisseo, Solvay, etc.) y acompañarlas en su transformación energética.

 

 

Suez Environnement?: proveedor de energía verde y renovable y actor de la transición energética

 

La planta ROBIN es toda una primicia en Francia. Por primera vez, la planta produce vapor utilizando como combustible residuos como madera procedente de la silvicultura, rechazos del reciclaje del papel, así como madera que hasta este momento no era reciclable, como la madera impregnada. ROBIN está dotada con la tecnología de horno de lecho fluidizado[2]. Gracias a esta solución, más del 85% de la energía contenida en estos combustibles se utiliza y se recupera en forma de vapor, más limpio y competitivo. En la actualidad Suez Environnement ha creado una nueva cadena para estos residuos, hasta ahora no utilizados, transformándolos en nuevos recursos energéticos.

 

 

Christophe Cros, director general adjunto de Suez Environnement, responsable de la actividad Residuos en Europa, ha declarado: “Este contrato demuestra nuestra voluntad de situar la economía circular en el centro de nuestra estrategia: al transformar los residuos en nuevos recursos, jugamos un papel importante en la transición energética de nuestros clientes industriales. El vapor producido por ROBIN es una energía verde local y renovable que asegura los recursos esenciales del futuro de nuestros socios”.

 

 

SITA produce veinticinco toneladas por hora de vapor a alta presión que se distribuye en su totalidad entre los industriales de la plataforma, por la GIE OSIRIS, y cubre el 15% de sus necesidades de energía que son equivalentes a los de una ciudad de 150.000 habitantes.

 

Esta solución, que permite diversificar los recursos energéticos de la plataforma, estabilizar los costes de energía y reducir en cerca de 60.000 toneladas las emisiones anuales de CO2 de la plataforma química de Roussillon, marca una etapa concreta de la transición energética.

 

ROBIN es la primera unidad de este tipo que recibe el apoyo del Fondo de calor de la ADEME y, por otro lado, se beneficia de la certificación de Axelera, polo de competitividad de química y medio ambiente de la región Ródano-Alpes.

 

[1] Agrupación de Interés Económico al servicio de las empresas implantadas en la plataforma química de Les Roches – Roussillon.  

[2] Funcionamiento de un lecho fluidizado: los tipos de biomasa, previamente triturados, alimentan un horno donde entran en contacto con arena a 850 °C. Se inyecta aire para remover la biomasa y la arena para asegurar una combustión homogénea. Esta tecnología permite una mejor combustión y una producción de vapor más eficiente.  



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.