Sogama licita el servicio integral de transporte de residuos urbanos hasta la planta de Cerceda


802


Sogama ha sometido al Consello de la Xunta de Galicia la licitación del servicio integral de transporte combinado (carretera y ferrocarril) de residuos urbanos desde las 37 plantas de transferencia distribuidas por el conjunto del territorio gallego hasta sus instalaciones centrales de Cerceda (A Coruña), donde los residuos reciben tratamiento a través de la separación de la parte reciclable, que remite a la industria transformadora para su posterior reciclado, y la recuperación energética de la fracción restante.

 

Con un valor total estimado de 154.331.024 euros (el importe anual máximo de licitación es un 4 por ciento inferior al abonado en el 2013, previendo alcanzar un ahorro del 10 por ciento sobre lo que se venía gastando anualmente en el servicio), el contrato regirá por un período de 10 años, dando comienzo este mismo año (1 mes) y concluyendo en el 2025 (5 meses), pudiendo ser prorrogado por un máximo de 6 meses.

 

Se propone este período de duración (un decenio) debido a la necesidad de que el servicio se preste con las mayores garantías, tanto desde la perspectiva técnica como económico-financiera, dada la amortización de las inversiones que deberá asumir el adjudicatario (a más plazo, menor coste repercutible a Sogama). Así lo corrobora un informe elaborado por la auditora externa KPMG, que estima un ahorro anual para la entidad de 341.324 euros.

 

 

SERVICIO GLOBAL E INTEGRAL

 

El servicio a contratar se enmarca en el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Galicia 2010-2020 e incluye todos los trabajos necesarios para efectuar el transporte de residuos urbanos en las mejores condiciones, incluyendo los procesos de mantenimiento y seguridad, además de las labores propias de limpieza y sustitución de los contenedores utilizados para el traslado de la basura.

 

En este sentido, Sogama proporcionará al contratista, en régimen de cesión de uso, su actual parque de recipientes, que será conservado a lo largo de la vida del contrato y revertido de nuevo a la empresa al finalizar el contrato. En caso de que el estado de los contenedores no sea el adecuado y, por tanto, no puedan seguir cumpliendo con su función, la reposición de los mismos correrá por cuenta del adjudicatario, responsabilizándose igualmente de su conservación y mantenimiento, y garantizando su plena operatividad incluso después de haber finalizado el contrato, momento en el que pasarían a ser propiedad de la compañía pública.

 

El precio que aplica Sogama por tonelada de basura procesada en sus instalaciones, único para todos los concellos adscritos a su modelo, incluye la gestión íntegra de las plantas de transferencia que se encuentran bajo su titularidad, así como el transporte de los residuos desde las mismas hasta el municipio coruñés de Cerceda y el tratamiento final en sus instalaciones. Es por ello que, con independencia de la ubicación geográfica de las localidades gallegas a las que da servicio, el desembolso económico que deben realizar las arcas locales por tonelada gestionada es el mismo en todos los casos.

 

 

EL FERROCARRIL, UNA PRIORIDAD POR SUS VENTAJAS

 

Tomando como referencia los datos de 2013, menos del 30 por ciento de los desechos procesados en el complejo medioambiental de Cerceda son transportados actualmente por ferrocarril. En concreto los recepcionados en las estaciones de transferencia de Ourense y Vigo (en torno a 500 toneladas diarias aproximadamente).

 

Dadas las ventajas que implica el tren, el pliego de condiciones exige que, como mínimo, el 43 por ciento de los residuos se transporten por este medio, haciéndolo extensivo a otros puntos de Galicia. Con ello pretende apostar por una serie de beneficios tales como mayor seguridad, toda vez que el ferrocarril presenta, en términos generales, una baja siniestralidad; menores emisiones de CO2 y, por tanto, mayor respeto medioambiental; incremento de la carga útil (mientras que un camión puede trasladar por carretera un solo contenedor con 20 toneladas de residuos, un convoy de tren puede desplazar hasta 30 unidades en un solo viaje); eliminación del colapso circulatorio; ahorro de tiempo, así como mayor puntualidad y sincronización; menor impacto paisajístico y menores molestias ciudadanas.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.