TECNALIA colabora en el desarrollo de nuevos procesos industriales para el reciclado de metales a partir de residuos de baterías


215


La iniciativa Colabats trabaja en el desarrollo de nuevos procesos industriales para el reciclado de metales críticos como el cobalto y los lantánidos, así como de metales de gran importancia económica; el níquel y el litio. Este reciclado se lleva a cabo a partir de residuos de baterías, mejorando significativamente la eficiencia del reciclado y la pureza de los metales obtenidos con las rutas de recuperación existentes.

 

El proyecto se centrará principalmente en la extracción selectiva de metales a partir de las baterías de Li-ion y NiMH utilizando nuevos líquidos iónicos funcionalizados (TSILs) para este propósito. Estas baterías se encuentran en productos de uso cotidiano como teléfonos móviles, reproductores multimedia portátiles, etc, así como en otros equipos industriales y también es frecuente encontrarlos en vehículos híbridos y eléctricos, que se están convirtiendo cada vez más presentes en nuestras carreteras.

 

TECNALIA llevará a cabo las plantas piloto en una planta industrial real de reciclado para una demostración del proceso desarrollado a la comunidad del reciclado de baterías

 

 

NUEVOS LÍQUIDOS IÓNICOS FUNCIONALIZADOS

 

Los TSILs son moléculas que están unidas covalentemente a un grupo funcional. Las especies que se desarrollarán serán de bajo coste, no tóxicas, benignas para el medioambiente y requerirán un procesamiento mínimo o nulo para volverlas a reutilizar. El proceso de reciclaje de las baterías se desarrollará hasta una escala de planta piloto utilizando equipos hidrometalúrgicos tradicionales en los que se incluirán elementos novedosos para mejorar aún más el proceso. Las plantas piloto serán operadas en una planta industrial real de reciclado para una demostración del proceso desarrollado a la comunidad del reciclado de baterías.

 

Mediante el desarrollo de esta tecnología se pretende:

  • Reducir sustancialmente los desechos en los vertederos mediante la recuperación de metales de alta pureza reciclables.
  • Reducir el consumo de metales críticos mediante el incremento en la eficiencia del reciclado de los residuos de baterías usadas. Por lo tanto, los metales de alta pureza recuperados podrán ser utilizados en nuevas baterías en lugar de desecharlos en los vertederos o, como en el caso del níquel, ser procesado en acero inoxidable de menor valor.
  • Reducción sustancial del impacto medioambiental de los procesos existentes al sustituir los procesos pirometalúrgicos actuales por procesos hidrometalúrgicos más sostenibles. Esto reducirá el consumo de energía y las emisiones de CO2 y otros contaminantes.
  • Aumentar la capacidad de las PYMEs para llevar a cabo el proceso completo de reciclaje de baterías, posicionándose mejor en la cadena de valor del mercado de los metales críticos y de gran valor.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.