Rubí junto a Agbar implantará columnas de carga de agua y redes para evitar que residuos lleguen al medio

La directora territorial de Agbar, Berta Mercadé, ha destacado que "estas dos actuaciones se enmarcan en las actuaciones para contribuir a alcanzar los ODS y para hacer que el servicio de agua sea más resiliente y sostenible"
Rubí junto a Agbar implantará columnas de carga de agua y redes para evitar que residuos lleguen al medio
Rubí junto a Agbar implantará columnas de carga de agua y redes para evitar que residuos lleguen al medio
08-06-2022
Etiquetas

El Ayuntamiento de Rubí y Agbar, compañía gestora del ciclo integral del agua y servicios medioambientales, han presentado dos iniciativas relacionadas con la sostenibilidad y la preservación del medio ambiente. A la salida del aliviadero del torrente de Ca n'Oriol de Rubí, se han instalado 10 mallas que retienen los residuos sólidos que transportan las aguas pluviales y las aguas residuales, y que, desde febrero, han evitado, 5 toneladas de residuos lleguen al medio natural. El segundo proyecto es la instalación de 9 columnas inteligentes de carga de agua potable para realizar una monitorización del consumo de agua por parte de los servicios municipales y evitar extracciones no autorizadas.

La rueda de prensa ha tenido lugar frente al Parque de Limpieza, donde se ha instalado una de las columnas de carga de agua, y ha intervenido el concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano, la directora territorial de Agbar, Berta Mercadé, y el jefe de distribución en Rubí, Isaac Sánchez, acompañados por el director de Desarrollo Sostenible, Alberto Valcarce, y el gerente territorial de la compañía Josep M. Montserrat. El acto se enmarca con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente y la difusión de la nueva marca "H2ORITZÓ" que integra proyectos innovadores objetivo de avanzar en la sostenibilidad medioambiental y social de los municipios.

Presentación

"El agua es un recurso escaso y, por tanto, su control es necesario", ha asegurado el concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano. Los tres primeros puntos donde se han instalado están en la calle del Pont de Can Claverí, en la calle de la Collita y en la calle de Luxemburgo. Según ha avanzado el concejal, “esto es un primer paso. Próximamente, instalaremos más columnas, hasta llegar a las 9 en total. La idea es controlar todo el agua que se consume, toda. Este sistema es un paso más para realizar un control inteligente del consumo de un bien tan escaso como es el agua y para la digitalización de los datos de consumo por parte de los servicios y de la población”.

La directora territorial de Agbar, Berta Mercadé, ha destacado que "estas dos actuaciones se enmarcan en las actuaciones para contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y para hacer que el servicio de agua sea más resiliente y sostenible". “Con el Ayuntamiento de Rubí, trabajamos para optimizar y monitorizar el consumo de agua con estas columnas de carga. Y también colaboramos en la preservación del medio natural con las redes de retención de residuos sólidos”, aseveró.

El jefe de distribución en Rubí, Isaac Sánchez, detalló las dos iniciativas sostenibles que se han puesto en marcha. Confirmó que, entre este y el próximo año, se situarán en Rubí otras 6 columnas de carga de agua. Por tanto, serán 9 columnas de carga de agua en total.

Mejora del rendimiento hidráulico y gestión sostenible

Las columnas de carga de agua potable son un punto de servicio de agua para usos municipales (servicios de limpieza viaria, parques y jardines, y tareas del servicio de agua) que permiten realizar una monitorización en remoto del consumo de agua. Hacen las funciones de un hidrante y/o un punto de toma de agua. Ambos elementos son habitualmente una fuente de pérdidas y un punto crítico sanitario si no están bien conservados. Con estas columnas de recarga de agua, se evitan extracciones no autorizadas y, por tanto, se contribuye a la mejora del rendimiento hidráulico de Rubí, que es un indicador del grado de sostenibilidad de las redes. Además, se evitan depresionamientos de la red de agua y, por tanto, se consigue reducir las incidencias.

Así se favorece la digitalización de las redes, se apoya la gestión de los recursos municipales, para saber quién y cuándo se extrae el agua, ya que los servicios municipales deberán identificarse con una tarjeta, lo que permite anticipar patrones de consumo e incorporar políticas de eficiencia hidráulica; y, finalmente, evidencia el compromiso del Consistorio con el control de los consumos municipales y, de este modo, trata de concienciar a la ciudadanía de la necesidad de hacer una gestión sostenible del agua.

Preservación del medio ambiente

El Ayuntamiento de Rubí y Agbar han puesto en marcha un proyecto piloto para reducir los residuos que llegan al medio natural a través de unas redes de retención situadas a la salida de la galería del torrente de Ca n´Oriol en el municipio de Rubí. Las 10 mallas instaladas retienen los sólidos que transportan las aguas pluviales y las aguas residuales diluidas que no pueden ser tratadas en la depuradora en episodios de fuertes lluvias. Las mallas evitan que las bolsas de plástico, toallitas y otros residuos arrastrados por los aguaceros acaben en el río. Cada malla puede llegar a retener hasta 500 kg de sólidos en cada episodio de lluvias intensas. Desde febrero, se han recogido 5 veces y se ha evitado que lleguen al medio 2,5 toneladas.

Sistema de retención de residuos sólidos

Este sistema de retención de residuos sólidos consiste en unas mallas similares a la de los pescadores que se integran en los colectores de aguas residuales y funcionan dejando pasar el agua, pero evitan el paso de los residuos sólidos como los plásticos, los voluminosos y los paños. Una vez llenas las redes, los operarios de Agbar retiran los residuos mediante un camión pluma y se llevan a un vertedero controlado y adecuado para este tipo de excedentes.

La red de alcantarillado de Rubí tiene 254,4 km de longitud. Es una red unitaria, es decir, transporta conjuntamente las aguas residuales y pluviales hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Rubí. Entre los elementos que componen la red de saneamiento, encontramos el aliviadero, que consiste en un colector de salida sobre un pozo de registro. Cuando se producen lluvias intensas, el aliviadero permite evacuar el exceso de agua de la red hacia el medio.

El Ayuntamiento y la compañía gestora del servicio de agua en Rubí destacan que es especialmente importante este sistema de retención durante los episodios de lluvias, puesto que se conduce una gran cantidad de residuos hacia el medio. Además, es necesario ser conscientes de que el vertido de cualquier residuo en la vía pública puede comportar que termine en el medio natural.

Esta instalación se ha hecho en el torrente de Ca n'Oriol porque es un punto que se ha catalogado como sensible en cuanto al vertido de residuos. Asimismo, Agbar estudiará ubicar estas redes en otros puntos de la comarca para contribuir a preservar el medio.

El concejal Andrés Medrano ha explicado que “este torrente necesitaba esta actuación, porque había mucha presencia de toallitas. Pensamos que recogemos media tonelada cada vez que retiramos las redes. En este sentido, hacemos un llamamiento a la gente para que no tire al alcantarillado nada que no sea puramente agua sucia, porque la imagen gráfica del camión recogiendo todas estas toneladas de residuos es impresionante y terrible”.

Newsletter

La información más relevante en tu correo.

Suscribirme

Último número