Ampliación de la EDARi de Ahlstrom - Munksjö Paper



28/03/2019
Archivado en: Agua , Nº 204 Enero - Febrero 2018

Ahlstrom-Munksjö es líder global en materiales basados en fibra, suministrando soluciones  innovadoras y sostenibles para clientes en todo el mundo. La oferta incluye papel decor paper, medios de filtración, release liners, soporte para abrasivos, nonwovens tejido no tejido, papel electrotécnico, materiales de fibra de vidrio, etiquetado, embalaje y envase alimentario, cintas, materiales para aplicaciones médicas y soluciones para diagnóstico. Las ventas netas combinadas anuales son aproximadamente de 2.150 millones de euros y se emplean 6.000 personas en 41 plantas productivas y de converting en 14 países. Las acciones de Ahlstrom-Munksjö cotizan en los Nasdaq de Helsinki y de Estocolmo. La compañía se creó el 1 de abril de 2017 tras la fusión de Ahlstrom Corporation y Munksjö Oyj.

La planta Ahlstrom-Munksjö Paper S.A. está situada en Berastegi (Gipuzkoa, España) próxima a la otrora villa papelera de Tolosa y fue fundada en 1920 como “Calparsoro y Compañía” por el Sr. D. Ildefonso Calparsoro en comandita. A lo largo de su historia ha elaborado diferentes gamas de papel, desde papel para escritura a partir de trapos y papel prensa a partir de paja en sus orígenes, pasando por papeles de impresión, papeles de seguridad, papel vegetal, cartulinas o papeles para la maduración de la uva en la vid. En la actualidad, y desde 1964, fabrica papel decorativo, base para la elaboración de los laminados empleados en suelos, mobiliario y revestimiento de edificios entre otros. En la planta trabajan 166 personas.

La factoría cuenta con dos máquinas de papel de 162 y 265 centímetros de ancho útil, una capacidad productiva de 40.000 toneladas anuales, y la posibilidad de servir pedidos mínimos a partir de 0,5 toneladas. Se dispone de 5,2 hectáreas de las que 1,8 están construidas.

Situación de partida

Las fábricas de papeles especiales se definen por producir numerosas calidades de papel o cartón para aplicaciones especiales caracterizadas por propiedades determinadas y dirigidas a mercados finales relativamente pequeños o aplicaciones nicho que a menudo se diseñan para un cliente o un grupo de usuarios determinado. Esto implica que, por ejemplo en la planta de Berastegi, se pueda llegar a fabricar hasta 12 calidades diferentes en un mismo día, resultando más de 5 cambios de calidad al día como media anual. Esta singularidad, junto con las exigencias de calidad y limpieza, o la incompatibilidad entre diferentes grados que limitan la recirculación de aguas dentro del proceso, conlleva un uso de agua específico elevado en comparación con la fabricación de papeles ordinarios.

La aplicación de un sistema de mejora continua en el uso del agua desde el año 2010 ha permitido reducir el uso específico desde los 47 m3/tn hasta los 24 m3/tn en 2017. De ella, sólo se consume un 4% en la producción (correspondiente a la evaporación, la humedad del producto final y del fango de depuración), mientras que el 96% restante se devuelve al medio convenientemente depurada.

La planta ya disponía de un tratamiento primario fisicoquímico de floculación y decantación precedido de desbaste y homogeneización instalado en el año 1978. El efluente resultante del primario se vierte al medio receptor, rio Zelai de la cuenca del Oria. 

Proyecto

La prioridad durante todas las etapas del proyecto, desde su diseño inicial hasta la fase de operación actual, es obtener un alto nivel de seguridad con el objetivo de Cero Accidentes siguiendo la política de la compañía Ahlstrom-Munksjö “Safety is our mindset”.

A pesar de que la calidad del efluente a la salida del tratamiento primario estaba dentro de lo fijado por la Autorización Ambiental Integrada derivada de la aplicación de la directiva de emisiones industriales sobre prevención y control integrados de la contaminación (IPPC), Ahlstrom-Munksjö tenía como objetivo mejorar el vertido implantando un tratamiento biológico secundario. Para ello confió en la tecnología de Veolia Water Technologies que previamente, para demostrar la viabilidad tecnológica de este proceso, llevó a cabo un pilotaje, realizando diversos ensayos y pruebas que permitieron optimizar el diseño de la planta a escala real.

Las obras de la nueva EDARI comenzaron en diciembre de 2016 finalizando, según lo proyectado, un año después. El proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y por el Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco.

La nueva EDARI, con una capacidad de diseño de 200 metros cúbicos a la hora, cuenta con la combinación de las tecnologías AnoxKaldnes™ MBBR (Moving Bed Biological Reactor) de lecho móvil de volumen 610 m3 para la depuración biológica del agua, y con la tecnología Actiflo™ para la clarificación de agua con decantación lastrada con microarena. Ambas tecnologías, patentadas por Veolia, permiten la eliminación de la demanda química de oxígeno (DQO) disuelta en el reactor biológico, y de la materia particulada en suspensión (SPM) en el decantador Actiflo™.

Otro de los factores decisivos para la elección de la propuesta tecnológica de Veolia por parte de Ahlstrom-Munksjö Paper ha sido la capacidad del proceso Actiflo™ para reconvertirse en el futuro en sus variantes Actiflo™ Carb o Actiflo™ Soft, permitiendo a la industria papelera anticiparse a las nuevas exigencias medioambientales de acuerdo con los estándares medioambientales del grupo que demuestran su compromiso y concienciación ambiental.


Puede descargar aquí el artículo completo.


178

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.