Ampliación del Complejo Medioambiental de Montalbán, Córdoba



28/07/2015
Archivado en: Residuos , Nº176 Julio/Agosto 2014

Antecedentes

EPREMASA, Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente, S.A., dependiente de la Diputación de Córdoba, es la responsable de la Gestión Integral de los Residuos Domésticos y Municipales generados en la provincia. Los servicios que se prestan son la recogida domiciliaria de residuos, envases ligeros, recogidas selectivas de papelcartón, vidrio, enseres y voluminosos, además del transporte y tratamiento de los mismos en plantas de gestión y vertedero.

Así mismo se lleva a cabo la Gestión Integral de los Residuos de Construcción y Demolición (RCD´s) en todo el territorio provincial. Esta gestión se desarrolla mediante plantas de tratamiento fijas y móviles. Con ello se atienden las obligaciones municipales con los residuos de obra menor y se aporta una solución para los residuos de la construcción en general.

 

Complejo Medioambiental

Esta planta nace de la fuerte apuesta que Epremasa realiza por la prestación de un servicio de Gestión Integral de los residuos de origen domiciliario generados en la provincia de Córdoba, a la vez que cumplir la normativa existente. La instalación se encuentra ubicada en los parajes conocidos como “El Trillo” y “Los Cobos”, en el término municipal de Montalbán de Córdoba.

Fue éste un proyecto ambicioso que, desde un principio, trató de responder a la voluntad de establecer un servicio capaz de valorizar el máximo porcentaje de residuos, incorporando las últimas tecnologías para ello y para mejorar la gestión medioambiental.

En este Complejo Medioambiental se trata la totalidad de los residuos de origen doméstico producidos en la provincia.

Estos residuos urbanos procedentes de la recogida diferenciada llegan a este centro por tres vías:

  • Directamente, en los vehículos de recogida de la fracción orgánica y resto y envases ligeros de los municipios cercanos al Complejo.
  • Procedentes de las diferentes instalaciones de transferencia de la provincia.
  • A través del vertido, previa autorización, de residuos urbanos procedentes de industriales y particulares.

Epremasa mantiene una apuesta continua por la incorporación de nuevas tecnologías y actuaciones de mejora y mantenimiento, y como parte de ese proceso de mejora, el Complejo Medioambiental de Montalbán ha incorporado recientemente, tras la ampliación de la línea de RSU, las últimas tecnologías en materia de recuperación de envases.

En la instalación se llevan a cabo la gestión y el tratamiento de los residuos procedentes de la recogida domiciliaria de las fracciones de envases ligeros y resto de todos los municipios de la provincia de Córdoba, abarcando una población de más de 475.000 habitantes. Esto representó en 2013 una entrada de 170.700 toneladas de la fracción resto, y 6.000 toneladas de envases ligeros.

La instalación se ha dotado de la tecnología precisa para la recuperación de materiales valorizables, con lo que consigue reducir el porcentaje de rechazo no valorizable depositado en vertedero conforme a la legislación vigente (actualmente RD 1481/2001, de 27 de diciembre, Ley 22/2011, de 28 de julio y Decreto 73/2012, de 20 de marzo). La nueva instalación ha supuesto una inversión superior a los 2 millones de euros.

Su construcción fue adjudicada en una primera fase a la empresa STADLER SELECCIONA, S.L., y en su segunda fase a Técnicas Reunidas.

 

Criterios de diseño

El objetivo del nuevo proyecto consiste en duplicar la capacidad de tratamiento de la línea, y la recuperación de forma automática de los envases existentes en la fracción resto, estableciendo así la capacidad del conjunto en 240.000 t/año.

Durante la fase de montaje se tuvo muy presente las limitaciones de espacio del interior de la nave existente para realizar la implantación de todos los equipos en el menor espacio posible.

Para ello se mantiene la actual línea de trabajo, con su capacidad nominal de procesamiento de 40 t/h., y se proyecta una segunda línea de alimentación con una capacidad idéntica, consiguiendo así una capacidad total de tratamiento de 80 t/h.

Hasta la alimentación a los trómeles, ambas líneas discurren en paralelo. Los puntos de interconexión de ambas líneas son tres:

  • Fracción orgánica: se unen en una misma línea el cribado menor de 90 mm. de ambos trómeles, junto con los finos del balístico, para su posterior descarga en la playa de fermentación.
  • Fracciones medias: el cribado comprendido entre 90 mm. y 200 mm. De las dos líneas se unen para su alimentación conjunta al separador balístico.
  • Rechazo de planta: para el traslado a vertedero del material no seleccionado.

La nueva línea cuenta con un PC de control en la sala de control existente en la nave de selección, el cual contará con una conexión remota para supervisión desde el edificio de oficinas y para operaciones de mantenimiento sobre el software del sistema.

Descargar aquí para seguir leyendo.

 

Francisco L. Requena Cruz, Jefe del Complejo Medioambiental de Montalbán - EPREMASA
Tags: .

1793

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.