Canal de Isabel II y los contadores inteligentes: la tecnología al servicio de la cercanía con el cliente



29/05/2019
Archivado en: Agua ,

Canal de Isabel II, dentro de su Plan Estratégico, está desarrollando varios proyectos clave enfocados en mejorar la experiencia de sus clientes. Uno de ellos es la instalación de contadores inteligentes con telelectura, mediante plataforma Internet of Things (IoT), que constituye tan sólo una parte de toda la transformación digital en la que se encuentra inmersa esta empresa pública.

La información aportada por los contadores será analizada por las más avanzadas plataformas analíticas, lo que permitirá a Canal de Isabel II además de una gestión más eficaz del ciclo integral del agua, ofrecer nuevas utilidades que mejoren aún más los servicios prestados a sus clientes.

Conceptos como inteligencia artificial o machine learning parecen aún lejanos, pero Canal de Isabel II está dando los pasos para que se hagan realidad en todas sus operaciones en un futuro próximo. Así mismo, la realidad aumentada permitirá adoptar nuevas formas de relación con clientes y usuarios. 

Canal de Isabel II ha sido puntera en la integración de tecnología a lo largo de su historia, y no lo es menos en la incorporación de telelectura de contadores de forma masiva. Desde mediados de la década pasada, ha estado observando, analizando e incluso testeando diversos sistemas, no siendo hasta la aparición del estándar de comunicación NB-IoT, a mediados de 2016, cuando Canal de Isabel II considera esta tecnología como una solución eficiente para la telelectura de contadores de agua en la Comunidad de Madrid, y adopta la decisión de abordar un proyecto piloto con objeto de testear y validar dicha tecnología. 

Desarrollo de los pilotos

Tras un anuncio público de invitación abierta a la participación a operadores de comunicaciones y fabricantes de contadores, se han desarrollado tres pilotos con la colaboración de Vodafone, Telefónica y Orange, así como con el fabricante de contadores, Contazara.

Se han contemplado dos fases. Una de testeo de equipos de comunicación en campo, y otra de estudio en laboratorio.

Como soporte técnico, además del propio Canal de Isabel II, ha participado Canal de Comunicaciones Unidas, empresa perteneciente al grupo empresarial, experta en temas de comunicaciones.

Para las pruebas de campo se han seleccionado zonas geográficas considerando la existencia de contadores electrónicos ya instalados en suministros reales, así como la disponibilidad de despliegue de la tecnología NB-IoT. Estas zonas incluyen tanto barrios del municipio de Madrid, como Las Tablas, Ensanche de Vallecas, Carabanchel, Pacífico o el eje Paseo del Prado y Paseo de Recoletos, como otros municipios de la Comunidad de Madrid como Tres Cantos, Mejorada del Campo o Aranjuez.

Asimismo, partiendo de los mapas de cobertura teórica en superficie facilitados por los operadores de telecomunicaciones, Canal de Isabel II ha conseguido medidas reales de cobertura, tanto en superficie como en el interior de las edificaciones, utilizando un equipo de medida de señal NB-IoT, de desarrollo propio, pues al ser la tecnología tan incipiente, no existían en el mercado equipos de estas características.

Con el conocimiento real de cobertura en diferentes ubicaciones, se han instalado los equipos de comunicación considerando, por un lado, que las ubicaciones seleccionadas fueran representativas del parque de contadores de Canal de Isabel II, y por otro, que presentaran distintos grados de complejidad en lo que a accesibilidad radioeléctrica se refiere. Estas ubicaciones han variado, desde cuartos de contadores en planta baja, primer sótano o incluso segundo sótano, hasta contadores instalados en arqueta o armario con tapas metálicas. 

La mayor parte de estos equipos han sido configurados para realizar una lectura horaria y una transmisión de la información diaria, de forma que se obtienen las 24 lecturas horarias de cada contador una vez al día.

Algunos de estos equipos han sido configurados en modo “estrés”, al objeto de evaluar, de forma experimental, la vida útil del equipo con una configuración de lecturas dada, reduciendo en lo posible la duración del experimento.

Todos estos equipos, con sus distintas configuraciones, están permitiendo obtener lecturas diarias con una eficiencia superior al 97,5 % diaria, eficiencia que, se acercaría al 100 % en dos o tres días.

De forma paralela, se han llevado a cabo una serie de estudios de laboratorio centrados en la caracterización del consumo energético de los equipos, obteniendo con ello una estimación de la vida útil de dicho equipo en función del número de contadores conectados al equipo, la frecuencia de las lecturas a realizar y la frecuencia de la transmisión.

En cuanto a la cobertura de NB-IoT, se ha estudiado cómo afecta la degradación del nivel de señal al consumo energético, para lo que Canal de Isabel II se ha dotado de una caja de aislamiento y de un atenuador de señal. 

Por último, Canal de Isabel II ha desarrollado el software que gestiona el diálogo entre los equipos de comunicación y sus servidores, software que recibe las lecturas de los contadores y todos los parámetros de ingeniería de la comunicación que los equipos son capaces de enviar (RSRP, RSSI, latencia, etc.).

Los resultados de los pilotos permiten concluir que la tecnología NB-IoT es una solución válida para la telelectura de contadores de agua en la Comunidad de Madrid, pues ha superado las limitaciones de las que adolecían otras tecnologías hasta la fecha.

Estrategia de Canal de Isabel II

NB-IoT es un estándar de comunicaciones, fiable, eficiente y sencillo, cuyas infraestructuras soporte son gestionadas por los operadores comerciales de telecomunicaciones. Además, el consumo energético de los equipos de comunicación permite alcanzar una vida útil acorde a los estándares en el ámbito de la vida útil de los propios contadores. 

Por ello, dentro del Plan Estratégico de Canal de Isabel II, se ha establecido la implantación de contadores que incorporen las tecnologías más punteras, tanto en la exactitud de la medición del consumo de agua, como en las comunicaciones de los datos aportados por los mismos. 

Canal de Isabel II cuenta actualmente con 700.000 contadores electrónicos con protocolo de comunicación UNE-82326-2010, la mayor parte de ellos instalados en modelo de concentración en batería. 

El equipo de comunicación es un equipo externo al contador que permite conectarse al bus de contadores con protocolo UNE-82326-2010 para obtener las lecturas de éstos y que además es capaz de enviar dicha información de forma inalámbrica utilizando para ello la tecnología NB-IoT.

Esta arquitectura permitirá con un número significativamente menor de equipos de comunicación, ser capaces de leer de forma remota los contadores electrónicos mencionados anteriormente, sin tener que sustituir ninguno de ellos. Para ello, en una primera fase, Canal de Isabel II tiene previsto el lanzamiento en 2019 de un procedimiento de licitación abierto para el aprovisionamiento de 30.000 equipos de comunicación. En años posteriores, se lanzará la segunda fase con otros 30.000 equipos. Con estos 60.000 equipos se conectarán la mayoría de los contadores electrónicos instalados en baterías.

Por otro lado, el mercado ya está ofreciendo soluciones integradas en el propio contador para la telelectura con NB-IoT. Por tanto, Canal de Isabel II tiene previsto para los próximos años el lanzamiento de los correspondientes procedimientos abiertos de licitación, para los contadores aislados, otros 800.000 en el parque de Canal de Isabel II, hasta completar el 100 % de los contadores.

Se busca la excelencia en la medición, unido a la prestación de nuevos servicios de valor, basados en la evolución tecnológica tanto de los contadores como de las comunicaciones, y en el tratamiento avanzado de los datos, para una gestión más cercana y eficaz.

Son muchas las posibilidades que ofrece el análisis de consumos en los usuarios de un servicio de abastecimiento de agua, a la hora de prestar nuevos servicios y utilidades para el cliente.

Algunos de ellos, podrían ser los siguientes:

• Alertas de una posible incidencia, pérdida o consumo anómalo en su red de distribución interior, informándole de la existencia de consumo en un tramo horario o en un período de tiempo en el que no debería existir consumo.
• En el caso de clientes industriales, control del consumo en las distintas fases de sus procesos productivos, a través de la información de las lecturas y consumos horarios.
• Vigilancia remota de personas mayores o discapacitadas, a través de la ausencia prolongada de consumo en el suministro.
• Información comparativa del consumo realizado por el cliente con otros de la misma tipología y/o de la misma zona geográfica, con objeto de ayudarle a optimizar su consumo y con ello a reducir el importe de su factura.
• Información sobre la previsión del importe de su próxima factura en base al consumo que esté registrando el contador.

La evolución tecnológica y la transformación digital deben permitir a los operadores de agua adaptarse con mayor flexibilidad a las necesidades que los clientes y usuarios manifiestan. Esta misma evolución ha de permitir a la vez conseguir optimizar y reducir la demanda de un recurso escaso y esencial como es el agua, de forma que se asegure la garantía de suministro en todo momento. 

La puesta en marcha de las actuaciones que forman parte del Plan Estratégico de Canal de Isabel II, entre las que se encuentra la implantación de telelectura, va a permitir maximizar la experiencia de los clientes, mejorando la eficiencia en los procesos comerciales y operacionales, y reforzando de esta manera el compromiso y la cercanía de esta empresa pública con el usuario.


Puede descargar aquí el artículo completo.


175

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.