ALADYR celebra el éxito en la desalinización de agua de mar para abastecer dos localidades argentinas

La desalinización de agua de mar con fines agrícolas, potables e industriales está probada en todo el mundo, los avances tecnológicos han reducido sus costos y aumentado su eficiencia


473

Representantes de la Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso de Agua, ALADYR, declararon que los casos de éxito de desalinización de agua de mar para abastecimiento de agua potable en Puerto Deseado y Caleta Olivia de la provincia de Santa Cruz-Argentina son un excelente ejemplo sobre alternativas tecnológicas eficientes para las ciudades costeras patagónicas.

De acuerdo con Carlos Rivas, representante de ALADYR, los ejemplos antes mencionados son evidencia de que la desalinización de agua de mar es ambiental y económicamente sostenible. Declaró que esta solución no debe postergarse en aquellas localidades que lidian con la escasez hídrica porque verán acentuado el problema a menos que incorporen fuentes alternativas de abastecimiento como lo está haciendo Santa Cruz.

Agregó que siguen de cerca el caso y que incluso lo han tomado como ejemplo a seguir en congresos internacionales como el recientemente llevado a cabo en la ciudad brasilera de San Pablo, en el que funcionarios de la empresa sanitaria provincial, Servicios Públicos Sociedad del Estado, atendieron a un panel en el que se exponían los beneficios de la tecnología de desalinización por ósmosis inversa junto con otros exitosos testimonios de aplicación regional.

Desde la Asociación dijeron estar en conocimiento de que la planta desalinizadora de Puerto Deseado, la primera potabilizadora de agua de mar de porte medio de Argentina, cambió la vida de los más de 20 mil habitantes de la localidad que anteriormente padecían la intermitencia del servicio. Añadieron que esta planta, construida en Argentina, sirvió para que la región se familiarizara con la desalinización de agua de mar como una fuente confiable de agua potable.

 

Verano sin crisis hídrica ni manifestaciones

Este caso también anticipó la puesta en marcha de la mayor potabilizadora de agua de mar del país, la cual opera desde 2019 en Caleta Olivia con una capacidad de 500 metros cúbicos por hora para reforzar el suministro a más de 40 mil habitantes.

El impacto de la desaladora de Caleta Olivia ha sido considerable porque por primera vez en muchos años logramos tener un verano sin crisis hídrica ni manifestaciones sociales por la falta de agua en la ciudad” aseguró Noel Patt, gerente técnico de plantas desaladoras de Servicios Públicos Sociedad del Estado de Santa Cruz, SPSE.

Detalló que, el bombeo desde Comodoro Rivadavia – aporte de agua histórico de Caleta Olivia- se ha interrumpido al menos dos veces por semana a causa de la sequía, pero que gracias a la desalinizadora la gente no ha tenido que sufrir cortes por racionamiento. “La gente prácticamente no se entera de la reducción de caudal desde Comodoro” completó Patt.

También informó que la Provincia estudia la posibilidad de aumentar la capacidad instalada para desalinizar y llevar el beneficio a otras localidades donde se recrudece el estrés hídrico a causa de una mayor demanda y de sequías más intensas que podrían agravarse debido al cambio climático.

 

El proceso

Patt explicó que el proceso de las plantas combina una serie de tecnologías de membranas para remover las sales y dijo que el resultado es un agua de “altísima calidad” para consumo humano, lo cual fue certificado por la universidad local.

Una vez que el agua es captada desde el océano a una velocidad de succión que no pone en peligro la fauna de la costa, minimizando el impacto ambiental, pasa luego por un pretratamiento por ultrafiltración y control de bio-fouling por radiación UV, lo que protege a las membranas de ósmosis inversa, responsables de la desalación, prolongando los períodos entre limpiezas y alargando su vida útil.

Según ALADYR, la desalinización de agua de mar con fines agrícolas, potables e industriales está probada en todo el mundo, principalmente en Medio Oriente, donde grandes urbes dependen de ella para su normal desenvolvimiento. Los avances tecnológicos han reducido sus costos y aumentado su eficiencia para hacerla asequible a todo tipo de dimensiones de demanda.

RRSS
Archivado en:
Agua, Infraestructuras, Argentina
Tags
Aladyr


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA