Ana Oregi: "Una economía baja en carbono constituye una oportunidad para las empresas vascas"


1412

25/11/2015

“La competitividad empresarial va a verse afectada por la nueva economía baja en carbono. Convertir el cambio climático en una oportunidad depende en gran medida de las decisiones de las empresas vascas” indicó ayer por la mañana la Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, Ana Oregi, que participará el día 4 en el primero de los actos de la cumbre de Cambio Climático de Paris COP 21.

Según un reciente estudio de McKinsey “El 60% de los principales ejecutivos a nivel internacional considera que el cambio climático es un factor estratégico”. A nivel de Euskadi, según una encuesta de IZAITE (Asociación de Empresas Vascas por la Sostenibilidad) “El 66% de la grandes empresas vascas han introducido el factor clima-energía en sus estrategias de negocio”.

A juicio de Ana Oregi “tenemos que tener en cuenta que el 80% de las exportaciones del País Vasco se dirige a países con legislaciones muy exigentes en emisiones de CO2. Nuestras empresas trabajan en mercados internacionales con un alto nivel de exigencia en relación al cambio climático. Es decir, están dando ya respuesta con productos y servicios en esos entornos exigentes como son Francia, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido y Países Bajos”.

“Estos mercados cuentan con un amplio desarrollo normativo propio que combina medidas de reducción de emisiones, de política energética y normativas sectoriales -por ejemplo en edificación y transporte- y que en general superan los requerimientos de la Unión Europea” añade la Sailburu Oregi.

Según la máxima responsable del Medio Ambiente en Euskadi “los clusters vascos son un instrumento que refuerza la presencia de la empresa vasca en los mercados internacionales más exigentes y facilitan la introducción de productos adaptados a nuevos requerimientos de la economía baja en carbono en mercados geográficos sofisticados”.

Desde el Gobierno Vasco existe una apuesta clara por la especialización en dos sectores estrechamente relacionados a la economía baja en carbono: energía y fabricación avanzada. Se prevé que en los próximos años estos sectores sean los que demanden mayor cantidad de profesionales.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA