Aragón elabora un informe sobre el fracking que servirá de referencia a las administraciones

El informe advierte sobre la dificultad de conocer la magnitud e importancia de los impactos ambientales sobre el subsuelo y los acuíferos

El presidente del Conasejo, Juan de la Riva, en el pleno


969


El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón celebró ayer su último pleno del año con un importante punto en el orden del día, la presentación del informe de recomendaciones “El fracking: consideraciones ambientales sobre la extracción de hidrocarburos no convencionales”. Este informe parte de las conclusiones de la mesa-debate realizada el 16 de junio de 2015 y pretende servir de orientación a las administraciones competentes en la toma de decisiones sobre esta materia.

El presidente del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón, Juan de la Riva, ha explicado las conclusiones del informe señalan que “la técnica del fracking para la extracción no convencional de hidrocarburos presenta una compleja problemática que va desde aspectos puramente técnicos como la dificultad de conocer la magnitud e importancia de los impactos ambientales sobre el subsuelo y los acuíferos, hasta aspectos administrativos dada la inconsistencia entre los posicionamientos de las diferentes administraciones competentes y la normativa ambiental”.

El principio de precaución y cautela está siendo aplicado por el Gobierno de Aragón en esta materia y desde el Consejo consideran que se debe mantener este posicionamiento en tanto en cuanto no se conozcan las consecuencias exactas de las actuaciones derivadas de esta técnica. Asimismo, el Consejo considera que debería haber un posicionamiento común entre la Unión Europea, el Estado español y las Comunidades Autónomas respecto a cómo abordar este tipo de proyectos, marcando una serie de exigencias que determinen la viabilidad o no de los mismos.

El documento se acompaña de un anexo donde se señalan los estudios geológicos necesarios que se recomienda exigir para una correcta evaluación ambiental, como por ejemplo un estudio de las propiedades físicas de las rocas, de la red de fracturación natural y fallas activas, de los acuíferos, exploración de metales pesados y elementos radiactivos, modelo predictivo del comportamiento del terreno ante el fracking o una análisis de previsión de fugas de gases de efecto invernadero.

Otros puntos del Orden del Día

Cabe destacar la presentación del balance de actividades y funcionamiento del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón durante el año 2015. El Consejo se ha reunido en 19 ocasiones en comisiones de trabajo y plenos y ha elaborado este año 19 dictámenes e informes, destacando los relativos a planes de gestión de espacios naturales, (Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, Red Natura 2000, bio-región alpina, Monumento Natural de los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba, declaración de árboles singulares,…), temas relacionados con calidad ambiental como la Revisión del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración o el decreto por el que se regula la gestión de estiércoles ganaderos y los procedimientos de acreditación y control coordinado sobre la aplicación de material orgánica fertilizante en terrenos agrarios; temas de gestión forestal como el decreto del Gobierno de Aragón, por el que se regula la recolección y el aprovechamiento de trufas silvestres en terrenos forestales. Además se han hecho dictámenes de temas urbanísticos como el decreto de modificación de la norma técnica de planeamiento, o diferentes planes urbanísticos. A petición de la CHE también se ha elaborado un informe sobre el plan de gestión de riesgo de inundación de la Demarcación Hidrográfica del Ebro.

El valor del Consejo y quién lo compone

El Consejo es un órgano colegiado, consultivo y de participación en materia de protección de la naturaleza y de utilización racional de sus recursos, que atiende a criterios ecológicos, sociales y culturales.

El valor de los informes que elaboran radica en que todos ellos deben ser aprobados por unanimidad, por lo que reflejan los puntos de acuerdo y consenso entre las administraciones e instituciones (Gobierno de Aragón, Cortes de Aragón, Confederación Hidrográfica del Ebro, centros de investigación como el CSIC y la Universidad, entre otros) y las diferentes entidades que componen el Consejo (sindicatos, grupos empresariales, grupos conservacionistas, sindicatos agrícolas, etc.).

En definitiva, puede decirse que estos informes reflejan el sentir de la sociedad en estos temas, representada en la diversidad de la composición del Consejo, y ahí radica su valor y la importancia de que las Administraciones competentes tengan en cuenta estas opiniones para la toma de decisiones.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.