Arias Cañete: "Con los Planes Hidrológicos sentamos las bases de un gran Pacto Nacional que defienda la gestión integral del agua"


348

12/06/2013
Archivado en: Agua , Otros , España

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado hoy que, “con la aprobación de los Planes Hidrológicos, estamos sentando las bases de un gran Pacto Nacional del Agua que, partiendo del principio de unidad de cuenca, defiende la gestión integral del recurso, con actuaciones coordinadas en materia de saneamiento, abastecimiento, depuración y reutilización”.

Miguel Arias Cañete hacía estas manifestaciones en la inauguración unas jornadas de debate sobre planificación hidrológica, organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos bajo el lema “Los Planes Hidrológicos de Cuenca”,

 

En su intervención, Arias Cañete ha recalcado que estas jornadas se celebran “en un momento especialmente oportuno”, ya que estamos en la fase de transición entre la finalización de los planes hidrológicos y el inicio de la revisión de los mismos, con el objetivo de alcanzar los objetivos de la Directiva marco del Agua.

 

Además, el ministro ha destacado que los planes hidrológicos son la base para construir un gran Pacto Nacional del Agua que garantice el suministro en cantidad y calidad suficiente, “un pacto que, desde el consenso, la responsabilidad y la solvencia técnica, garantice las necesidades objetivas de los territorios y proteja el medio ambiente”. 

 

Según ha explicado, en este año y medio se ha conseguido un avance “sin precedentes, partiendo de una situación nefasta”, puesto que en 2009 deberían haber estado aprobados los 25 planes de demarcación, y sólo se había aprobado el plan de las cuencas internas de Cataluña. El ministro ha lamentado que esta situación provocara un procedimiento sancionador en el ámbito europeo, al que hay que sumar los expedientes por incumplimientos del anterior Gobierno en materia de depuración de aguas residuales.

 

Por el contrario, en lo que va de legislatura, este Gobierno ha aprobado ya nueve planes hidrológicos: Galicia-Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate, Cuencas mediterráneas andaluzas, Miño-Sil, Guadalquivir, Guadiana y, en el último Consejo de Ministros, Cantábrico Oriental y Cantábrico Occidental. “Un esfuerzo que nos está permitiendo recuperar voz y crédito en la Unión Europea”, ha subrayado. 

 

Retos del Pacto Nacional del Agua

 

Por otra parte, Arias Cañete ha señalado que este Pacto Nacional del Agua tendrá que hacer frente a grandes retos, como los asociados al cambio climático, que está acentuando fenómenos meteorológicos extremos, como sequías e inundaciones. En este sentido, el ministro ha puesto en valor “el papel desempeñado por nuestra administración hidráulica en la gestión de episodios de avenidas y en la minimización de los efectos de los periodos de sequía”.

 

Asimismo, Arias Cañete se ha referido a los retos económicos, donde se suscita el debate sobre la financiación de los servicios del agua y la idoneidad del actual modelo para garantizar la sostenibilidad en la prestación del servicio. Para solventar esta cuestión, “debemos plantear fórmulas innovadoras basadas en la participación público-privada, especialmente en el ámbito del saneamiento y la depuración”, ha afirmado. 

 

El ministro también ha mencionado retos en materia de gobernanza, “para mejorar nuestro sistema de gestión y profundizar en la aplicación de la legislación europea en materia de agua, siguiendo la senda marcada por la Comisión Europea en su documento Blueprint”.

 

En el ámbito de la investigación, el ministro considera que se hace necesaria una política de I+D+i “coherente con nuestras líneas de planificación y alineadas con las orientaciones de la UE, fundamental para asegurar los niveles de eficacia y eficiencia de prestación de los servicios públicos en España”. 

 

Al mismo tiempo, Arias Cañete se ha referido al reto de dar plena efectividad al derecho humano al agua y al saneamiento, “con el que España reafirma su compromiso”. Según el ministro, así se hizo el año pasado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible y en el debate de la Asamblea General de la ONU sobre cooperación en materia de agua. “El proyecto de Marca España-Agua pretende, precisamente, poner a disposición las capacidades de nuestros sectores público y privado”, ha destacado.

 

Por último, el ministro ha mostrado su compromiso para dar respuesta a estos retos, “desde el consenso, apoyándonos en nuestras fortalezas y con la mirada puesta en Europa”, pero sin perder de vista las singularidades climatológicas, orográficas e hidrológicas de España. A este respecto, Arias Cañete ha reiterado el compromiso de su Departamento con las empresas del sector del agua, con la ingeniería, la consultoría y la construcción, “que cuentan con nuestro apoyo institucional para su consolidación en el mercado internacional”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.