Avanzan los trabajos de obra civil en las zonas de biofiltración, tratamiento terciario y decantación primaria de la EDAR de Lagares


333

19/11/2014
Archivado en: Agua , Otros , España

Ayer se celebró una nueva reunión de la Comisión de Seguimiento de las obras de la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Lagares y del nuevo emisario submarino en Vigo para analizar el estado de la actuación, cuya inversión total es de 229,9 millones de euros. En el encuentro han estado presentes la directora territorial de la zona 1 de Acuaes, Isabel Pérez-Espinosa; el director de Infraestructuras de Acuaes, Juan Jose Gil Barco; el director de Augas de Galicia, Gonzalo Mosqueira, y el concejal de Fomento y Transporte del Ayuntamiento de Vigo, David Regades.

 

Las obras de la EDAR, actualmente en ejecución, tienen como objetivo tratar las aguas residuales conducidas por la red de colectores y evitar los alivios directos a la desembocadura del río Lagares. La instalación tendrá una capacidad de tratamiento de hasta 12 m³/s y beneficiará a una población de 800.000 habitantes-equivalentes (año horizonte 2042).

 

Una vez terminadas las instalaciones necesarias para garantizar la operatividad de la nueva línea de lodos, los trabajos se centran en la actualidad en la realización de las pruebas de funcionamiento de las mismas, con el objetivo de verificar el correcto desarrollo de los distintos procesos de tratamiento de los lodos. Asimismo, se están desarrollando los trabajos de obra civil relacionados con la construcción de la línea de agua de la nueva EDAR, entre los que destacan aquellos que se está ejecutando en las zonas de biofiltración, tratamiento terciario y decantación primaria.

 

El pasado 21 de febrero comenzaron las obras del emisario submarino de la EDAR, que consta de dos tramos: el primero, terrestre, con una longitud de 776 metros, y el segundo, submarino, de 3.016 m. Hasta la fecha, se ha procedido al fondeo de cuatro de los siete tramos en los que se ha dividido el emisario submarino, y que suman un total de 1.536 metros. A partir del próximo mes de enero, se iniciará la perforación de los tramos en hinca de las partes terrestre y submarina. El nuevo emisario conducirá el efluente de la EDAR a una cámara de carga, situada en el recinto de depuradora, dotada de un bombeo, que entrará en funcionamiento según la combinación de valores del caudal y de las cotas de marea.

 

Con respecto a la subestación eléctrica, Acuaes adjudicó el pasado 8 de enero la redacción del proyecto consistente en la construcción de una línea de alta tensión (132 Kv) desde la subestación de Balaídos hasta la subestación de la EDAR de Lagares, para la alimentación eléctrica de la misma. La línea tendrá una longitud de unos 4,5 kilómetros, aproximadamente. En la actualidad, se encuentra en tramitación la aprobación del proyecto.

 

 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.