Campaña de mejora de la recogida selectiva de la orgánica en el marco del Proyecto DECISIVE

Comienza impulsando un nuevo sistema de separación en los restaurantes de la UAB


233

En el campus de la UAB, la recogida selectiva ya está implementada de forma generalizada, pero en el contexto del Proyecto DECISIVE ha trabajado para mejorar la información y ampliar la dotación de equipamiento para facilitar la recogida selectiva de las diferentes fracciones y en particular de la fracción orgánica. El impacto de la pandemia en marzo de 2020 hizo que el despliegue de la campaña tuviera que esperar hasta abril de 2021, coincidiendo con un aumento de presencialidad en el campus. Actualmente, la actividad no está a pleno rendimiento, y concretamente los restaurantes ofrecen un servicio parcial donde muchos de ellos abren sólo como cafetería y en horario limitado, lo que repercute en la cantidad de residuos generados.

La campaña se ha desarrollado con una intención de concienciar sobre la recogida selectiva en general y de la fracción orgánica en particular. Los materiales distribuidos se han hecho en soporte físico para restaurantes y cocinas y en soporte digital para difusión vía redes o correo institucional. Se ha propuesto el lema BE DECISIVE, coincidente con el título del proyecto.

 

Una campaña de recogida selectiva en tres ejes

Para mejorar la recogida se ha actuado desde tres campos: las cocinas, la zona de restaurante y las zonas de libre comedor. Por ello, se han elaborado metodologías y materiales específicos para cada caso. Para el personal de las cocinas, se realizaron charlas específicas y se desarrolló material identificativo de los residuos generados en super entorno, a solicitud del mismo personal. Para mejorar la separación de la fracción orgánica en la zona de clientes del restaurante, se propone que las personas usuarias retiren de la bandeja todos los residuos excepto la orgánica y el vidrio, que se separarán en cocina, donde el hábito está establecido de manera eficaz. En las áreas de picnic o libre comedor, se propone que las personas usuarias depositen la fracción orgánica en baldes.

De este modo, se espera obtener una mejora en la cantidad y en la calidad de la fracción orgánica, así como en el resto de residuos de papel, vidrio y envases, y que a la vez disminuya la generación de la fracción resto.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA