Canal de Isabel II garantiza la calidad del agua de consumo en la región

La desinfección mediante cloraminas, que Canal utiliza desde hace más de 50 años, minimiza la generación de trihalometanos


521

16/01/2020

Canal de Isabel II garantiza la calidad del agua del grifo en la Comunidad de Madrid mediante el uso de los tratamientos de potabilizacio?n ma?s avanzados y, adema?s, a trave?s de un estricto programa de vigilancia, mediante el cual realiza anualmente ma?s de 9 millones de ana?lisis al agua de consumo de la regio?n.

De acuerdo con las caracteri?sticas del agua que Canal capta en los embalses de la sierra de Madrid y con la red que opera para distribuirla, una vez tratada, por toda la Comunidad (de cerca de 18.000 kilo?metros de longitud), Canal ha disen?ado un completo sistema de tratamiento que asegura la ma?xima calidad del agua que cada di?a abastece a ma?s de 6 millones de personas.

Asi?, la empresa reduce al ma?ximo la materia orga?nica mediante procesos de oxidacio?n con ozono y filtracio?n a trave?s de carbo?n activo, y, adema?s, emplea cloraminas para garantizar la desinfeccio?n en toda la red y para reducir la generacio?n de subproductos, como los trihalometanos.

Canal de Isabel II, por su parte, aposto? desde la construccio?n de sus primeras estaciones de tratamiento de agua potable, a finales de los an?os 60, por un sistema de desinfeccio?n que se basa en el cloro combinado: las cloraminas, un compuesto que permanece ma?s tiempo en la red de distribucio?n y, adema?s, conlleva una menor formacio?n de trihalometanos y otros subproductos de la desinfeccio?n.

 

Cloraminas: garantía de desinfección y claridad del agua potable

Las cloraminas son un compuesto formado mediante la reaccio?n de cloro disuelto con amonio y que ofrece mu?ltiples ventajas: una de ellas es que tiene mayor estabilidad que el cloro, lo que hace que su permanencia en el tiempo sea mayor y, por tanto, garantiza la desinfeccio?n del agua en redes de distribucio?n largas, como las que existen en la 

Comunidad de Madrid. Pero, adema?s, ofrece una clara ventaja, y es que minimiza la generacio?n de trihalometanos: estos subproductos aparecen cuando en el agua tratada esta?n presentes cloro libre y materia orga?nica. Las cloraminas, al evitar el cloro libre, reducen significativamente la presencia de trihalometanos en el agua: asi?, el agua de la Comunidad de Madrid tiene una presencia de trihalometanos cerca de un 80 % inferior a los li?mites marcados por la legislacio?n vigente.

Adema?s de aplicar todos estos tratamientos, Canal de Isabel II tiene establecido un estricto programa de vigilancia desde el origen del abastecimiento de agua hasta su entrega al consumidor, con objeto de garantizar su salubridad en todo momento. 16 laboratorios y 52 estaciones de vigilancia automa?tica conectados a los sistemas de telecontrol de la empresa realizan cada an?o ma?s de 9 millones de ana?lisis en los que se estudian 60 para?metros como cloro, pH, conductividad, turbidez y detectan de manera inmediata cualquier anomali?a en la calidad del agua de consumo.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.