Canal de Isabel II Gestión actualiza el mapa del alcantarillado de la Comunidad de Madrid

Cada mes, Canal Gestión inspecciona y limpia unos 300.000 metros de redes de aguas residuales


2800


Canal de Isabel II Gestión está revisando y analizando la situación de las redes de alcantarillado en los municipios de la Comunidad de Madrid en los que presta este servicio de mantenimiento. Estos estudios permiten conocer el comportamiento de las redes en época de lluvia y los puntos más sensibles, así como las actuaciones necesarias para solucionar los posibles problemas que puedan surgir.

Este diagnóstico de la red es un instrumento clave hacia una gestión óptima del servicio y, además, resulta de vital importancia para conocer los pormenores de un sistema que cuenta con 14.600 kilómetros de longitud, el equivalente a la distancia que separa Madrid de la costa norte de Australia.

La empresa de aguas se encarga de las redes de alcantarillado de 135 municipios con condiciones físicas, orográficas, y demográficas muy singulares. De momento, ya ha concluido los estudios en 75 de estas localidades. Está previsto concluir la revisión de la red de todos los municipios en 2019.

En ese momento se dispondrá de una compleja fotografía del subsuelo madrileño que permitirá prevenir problemas y garantizar un servicio de recogida de aguas residuales de la máxima calidad y fiabilidad.

FOTOGRAFIA DEL SUBSUELO MADRILEÑO

En estos informes, se hace un levantamiento topográfico de precisión de la red, con el objeto de conocer con exactitud su trazado, tanto en superficie como en profundidad. Este levantamiento permite dibujar una fotografía exacta de la red para, así, poder localizar cualquier punto singular del alcantarillado.

Asimismo, los estudios incluyen un histórico de lluvias que ha recibido cada zona, para determinar las intensidades que debe soportar cada tramo de la red. También se analizan las escorrentías, estudiando el tipo de suelo por el que transcurren las tuberías para determinar su permeabilidad y conocer qué parte del agua de lluvia entrará en los colectores y cuánta podrá absorber el terreno.

Por último, y en colaboración con los ayuntamientos correspondientes, se analizan los problemas históricos de inundaciones, de modo que los puntos más conflictivos de la red estén especialmente vigilados y se puedan poner los medios técnicos para evitar que esas inundaciones se repitan. Dado que las redes son municipales, corresponde a los ayuntamientos aprobar las obras que, en su caso, sean necesarias.

Con todos estos datos, y una vez realizado el modelo hidráulico de la red, es posible conocer los problemas de capacidad que pueden surgir en función de distintas hipótesis de lluvias para, de esta manera, estudiar y valorar las actuaciones que pueden llevarse a cabo para solucionar y prevenir estos problemas.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.