Canal de Isabel II refuerza su apuesta por la factura electrónica

Pone en marcha un plan de acción para fomentar el uso de esta factura entre el millón de clientes que continúan recibiendo su factura en papel


556

Canal de Isabel II refuerza su apuesta por la factura electrónica para impulsar con su gestión la reducción del consumo de papel y, por tanto, el cuidado de los bosques y el agua. La empresa pública se ha marcado como objetivo la implantación total de la factura electrónica entre sus clientes, lo que, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, permitiría evitar cada año la tala de 1700 árboles, ahorraría unos 28 millones de litros de agua y evitaría también la huella de carbono del transporte por correo ordinario de las cartas. 

Por ello, y de cara a impulsar este servicio, la empresa pública ha puesto en marcha un plan de acción para fomentar el uso de esta factura entre el millón de clientes que continúan recibiendo su factura en papel. 

La factura electrónica es un documento electrónico que cumple con los mismos requisitos legales exigidos a la factura tradicional o en papel. Contiene el mismo tipo de información que hay en una factura tradicional y reemplaza al documento físico en papel, pero conserva su mismo valor legal con unas mayores condiciones de seguridad, especialmente en su envío y recepción. 

En este momento, casi uno de cada cuatro contratos de suministro de agua de Canal de Isabel II está suscrito al servicio de factura electrónica de la empresa pública. Esto sitúa a Canal como la segunda empresa en su sector en España con un mayor porcentaje de usuarios que reciben su factura por medios electrónicos, lo que supone no solo un ahorro económico, sino, sobre todo, ambiental: producir una hoja de papel conlleva una huella hídrica de 10 litros.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA