Carles Salesa apunta a la necesidad de explicar los motivos y beneficios de tratar correctamente los residuos

Así lo manifestó el Director del Consorcio de Residuos del Maresme, Carles Salesa, en EsRadio, donde dio a conocer los pormenores de la próxima edición del Congreso Recuwatt 2016, todo un referente en el ámbito de la val

El Director del Consorcio de Residuos del Maresme (Cataluña), Carles Salesa, en una edición pasada de Recuwatt


1308

22/07/2016

El Director del Consorcio de Residuos del Maresme (Cataluña), Carles Salesa, fue entrevistado en EsRadio para hablar de la cuarta edición del Congreso Recuwatt 2016, todo un referente en el ámbito de la valorización energética de los residuos no reciclables, que tendrá lugar del 26 al 28 de octubre en el Tecnocampus de Mataró (Cataluña). Una “aventura” que, tal y como manifestó, dio comienzo en el 2011 (tiene carácter bianual), habiendo cosechado ya exitosos resultados, tanto por las temáticas de interés abordadas como por el elevado número de asistentes procedentes de distintos países. Para más información, www.recuwatt.com.

Respecto a la gestión de los residuos urbanos en España, indicó que en nuestro país se encuentra extremadamente descentralizada, toda vez que las comunidades autónomas tienen modelos e infraestructuras distintas, lo que hace variar los resultados. En términos generales, aseguró que reciclamos poco y todavía enviamos muchos residuos a vertedero. “No podemos decir que estemos a la cola de Europa, pero tampoco figuramos entre los países más avanzados en este ámbito”.

Se refirió a los nuevos objetivos europeos en materia de residuos, recordando que el paquete europeo de economía circular fija en el 65% las tasas de reutilización y reciclado; un reto muy ambicioso, toda vez que la tasa de reciclado en España es del 30%, con la particularidad de que la tendencia de los últimos años tampoco invita al optimismo, ya que que este porcentaje se encuentra estancado. En cuanto al vertido, recordó que estamos en un 55%, no debiendo superar el 10% en unos años.

LOS PAÍSES DEL NORTE Y CENTRO DE EUROPA, REFERENTES

En este escenario, trasladó que somos un país que todavía fundamenta mucho la gestión de los residuos a través de vertedero, circunstancia que marca una gran diferencia con Estados tales como Alemania, Austria, Bélgica, Suiza, Suecia, etc, que han sido, y son, referentes medioambientales. Precisó que, si bien es verdad que éstos se iniciaron en el reciclaje antes que nosotros, consideran el vertedero como la peor de las opciones, por lo que someten a valorización energética aquella parte de los residuos que no se puede reciclar.

Además de todo ello, estos países del norte y centro de Europa valoran mucho la posibilidad de aprovechamiento de la energía contenida en la basura, resultando habitual que los ciudadanos reciban el retorno energético de las plantas de recuperación energética a través del calor para calefacción y agua caliente.

Salesa considera que este tipo de plantas (que ascienden a 10 en España) cuentan con una virtud muy importante, y es que son robustas y tecnológicamente muy avanzadas. Si bien a nivel de inversión resultan muy caras, una vez que entran en operación tienen una disponibilidad elevadísima y un rigor tecnológico ejemplar.

Respecto a los motivos que han llevado a España a no estar a la altura de otros países europeos, el máximo responsable del Consorcio de Residuos del Maresme considera que se debe a una combinación de factores: falta de voluntad política y de concienciación por parte del ciudadano. A su juicio, “éste no percibe los residuos como un problema porque siempre los deja en el contenedor y al siguiente día desaparecen”, con la particularidad de que "nadie le explica a dónde van los desperdicios que genera y qué impacto medioambiental tienen, y es precisamente en este punto donde las administraciones tenemos que asumir nuestra parte de culpa, toda vez que no hemos sabido comunicar adecuadamente qué se hace con los desechos, por qué es necesario tratarlos y cuáles son los costes asociados.

En este sentido, recordó que hace años, muchos pueblos y ciudades ni tan siquiera tenían fijadas tasas de residuos, por lo que la ciudadanía consideraba que se trataba de un servicio gratuito.

Asegura que el coste actual aplicado por los ayuntamientos hace más transparente el proceso, pero todavía queda trabajo por hacer. “Tenemos que transmitir a la población cuánto cuesta gestionar la basura y cuál es la diferencia entre hacerlo de una manera u otra”, resolvió.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.