Concluyen los trabajos de sellado de dos vertederos en Morón de la Frontera y Arahal

Los trabajos han supuesto una inversión de 1,5 millones de euros y la regeneración de una superficie de 51.712 metros cuadrados

Vertedero (Foto de archivo)


1789

01/02/2016

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha concluido los trabajos de sellado y clausura de los vertederos de inertes (escombros) localizados en las carreteras A92 km 57,5 (Morón de la Frontera) y en la de Arahal-Morón (Arahal), ambos en la provincia de Sevilla, que han permitido la regeneración de una superficie de 51.712 metros cuadrados de terrenos afectados por vertidos de escombros. Esta actuación, que ha beneficiado una población cercana a los 49.000 habitantes, ha supuesto una inversión total de 1,5 millones de euros, cofinanciados con fondos europeos de Cohesión. 

Los trabajos desarrollados por la Junta se han centrado en la limpieza de residuos voluminosos, especialmente escombros, estabilización física del vertedero; así como en el control de lixiviados y aguas superficiales. Además de la retirada de 14.400 metros cúbicos de residuos inertes, se ha realizado también el saneamiento y restauración ambiental de toda la cubierta vegetal de la superficie afectada, mediante la siembra de mezcla de semillas pratenses (70% gramíneas y 30% leguminosas).

En el caso concreto del vertedero localizado en Morón de la Frontera, las obras de sellado, con un presupuesto de 650.000 euros, han permitido la regeneración de una superficie de cerca de 20.854 metros cuadrados y la recogida de 5.294 metros cúbicos de residuos. Respecto al de Arahal, los trabajos han contado con una inversión de 850.000 euros y han logrado recuperar unos 30.858 metros cuadrados de terrenos afectados por escombros y la retirada de 9.106 metros cúbicos de residuos.

Con la clausura y sellado de sendos vertederos la Junta de Andalucía tiene como objetivo resolver los consiguientes problemas ambientales de contaminación (aguas subterráneas y superficiales, suelos ...), deterioro paisajístico, inestabilidad de taludes, saturación, así como posibles riesgos sanitarios a la población.

Tras la recepción de las obras los ayuntamientos de estos municipios sevillanos realizarán durante un plazo mínimo de 30 años, el plan de seguimiento y control posclausura aprobado por la Junta de Andalucía.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.