El Complejo Ambiental de Arico recibe un 24% menos de residuos debido al confinamiento


377

El Complejo Medioambiental de Tenerife (Arico), dependiente del Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo, que dirige el consejero Javier Rodríguez, ha registrado la entrada de un 24 % menos de residuos en sus instalaciones durante el primer mes de confinamiento decretado para evitar la propagación del coronavirus Covid-19.

Esta infraestructura, que recibe los residuos de las distintas plantas de transferencia repartidas por toda la Isla (Arona, El Rosario, La Guancha y La Orotava), recibió entre el 15 de marzo y el 14 de abril un total de 36.729,64 toneladas, lo que supone un descenso del 24,12% respecto a esa misma franja temporal del año anterior, en la que se recogieron 48.403,61 toneladas.

Rodríguez indicó que uno de los aspectos colaterales positivos derivados de esta situación de crisis sanitaria y económica es que, al entrar menos residuos, y si se mantiene este estado algunas semanas, se prolongará aún más la vida útil de la actual celda de vertidos que opera en el Complejo Ambiental.

Esta disminución de residuos es más significativa si se toma como referencia desde el 1 de abril, ya en pleno cero turístico en la isla, hasta el pasado martes, día 14, donde se ha contabilizado un 29,32 % menos en comparación al mismo periodo de 2019. Y es que este descenso va ligado claramente al cierre de los establecimientos hoteleros y, por lo tanto, a una menor actividad en la generación de residuos.

El consejero subrayó que se trata de datos que evidencian la envergadura de la crisis sanitaria y económica que estamos padeciendo. Rodríguez señaló que, aunque estos resultados puedan ser positivos, “derivan de una situación de cierre de la economía. Por eso, desde el Cabildo se está trabajando en iniciativas que reduzcan los residuos de una manera más sostenible cuando se vuelva a la normalidad, para lo cual es fundamental el nuevo contrato de residuos, que actualmente está en pleno periodo de licitación, y que primará y favorecerá que llegue una menor cantidad de residuos a la celda de vertidos del Complejo Ambiental de Arico.

A la futura empresa adjudicataria se le va a pagar una cantidad fija, pero habrá un concepto variable que será mayor en cuanto mayor sea el grado de recuperación de residuos a través del reciclaje y, por tanto, menor sea la cantidad que entre en la celda de vertidos, resaltó.

Además, explicó que en un territorio insular y fragmentado como el nuestro es muy importante valorizar todos los residuosTenemos que dejar de hablar de residuos y empezar hablar de recursos, porque en muchísimas ocasiones los residuos pueden ser aprovechables y reutilizables, aspecto que el nuevo contrato va a fomentar, apuntó.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA