El concello coruñés de Ordes se suma al programa de compostaje doméstico de Sogama

El concello se ha adscrito al programa de autocompostaje de Sogama a fin de alcanzar sus beneficios ambientales, económicos y sociales


1133

24/11/2015

El concello de Ordes (A Coruña) se ha sumado al programa de compostaje doméstico promovido por Sogama con el principal objetivo de reducir la producción de basura doméstica, cerrar el ciclo del reciclaje y ahorrar costes.

En un encuentro mantenido es pasado viernes, el alcalde, José Luis Martínez Sanjurjo, y el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, concretaron los detalles de esta iniciativa.

La compañía pública entregará al concello 50 compostadores de 340 litros de capacidad cada uno, fabricados con material reciclado y reciclable, que se distribuirán entre otras tantas viviendas unifamiliares del municipio que dispongan de huerto o jardín, posibilitando de esta forma la posterior aplicación, como fertilizante natural de alta calidad, del compost obtenido.

Con esta iniciativa, el equipo de gobierno local pretende posibilitar el reciclaje y recuperación in situ de la materia orgánica producida en los hogares, medida que, sin lugar a dudas, acarreará importantes beneficios ambientales, económicos y sociales.

TODO VENTAJAS

El compostaje doméstico trae consigo una serie de ventajas importantes para los municipios y sus vecinos. Desde la perspectiva ambiental, porque, dado que los restos orgánicos representan, en el cómputo global de la basura generada por cada familia, del orden del 42 por ciento, si éstos se retiran del circuito de gestión asumido por los servicios municipales, el concello tendrá expectativas de reducir la frecuencia de recogida en determinados núcleos poblacionales y, por supuesto, el transporte, aminorando de forma paralela las emisiones de CO2.

Además, se obtiene un producto final, el compost, con excelentes propiedades nutritivas para el suelo, que los usuarios podrán utilizar en sustitución de los fertilizantes artificiales, con alta presencia de agentes químicos.

Dado que el proceso forma parte de la tradición gallega (desde siempre se ha separado en el medio rural la basura orgánica para fabricación de abono y/o alimento del ganado), no supone mayor inconveniente ni trae consigo limitaciones para los vecinos participantes. En todo caso, el sistema se moderniza, disponiendo las familias de un recipiente adecuado, más cómodo y práctico, en el que se acondiciona el abono.

A día de hoy, y desde el año 2010, Sogama ha repartido más de 4.700 compostadores entre diferentes entidades gallegas tales como ayuntamientos (más de un centenar), centros escolares y colectivos sociales.

A fin de garantizar la correcta operativa, la Sociedad se encargará de impartir a los participantes un curso específico de formación en el que explicará la iniciativa y proporcionará las pautas a seguir para lograr un abono de alta calidad. De hecho, la Universidad de Santiago de Compostela, a solicitud de la empresa pública, analizó desde el punto de vista científico una serie de muestras de compost recogidas en diferentes ayuntamientos adscritos a este programa, concluyendo su alta calidad, su plena adecuación a la normativa vigente en la materia y, por supuesto, su aplicabilidad en el ámbito de la agricultura sostenible.

Las familias contarán igualmente con un manual didáctico complementario en el que se explica, de una forma clara, detallada y asequible, los pasos a seguir para la obtención de abono, clarificando las dudas frecuentes y registrando los errores más comunes y forma de resolverlos.

Personal al servicio del propio concello será el encargado de visitar casa por casa para comprobar la técnica desarrollada por los usuarios, evaluar el trabajo realizado y solventar las posibles incidencias detectadas.

Desde la dimensión económica, cabe señalar que el autocompostaje puede suponer un ahorro económico para las arcas locales. Al evitar que la materia orgánica sea depositada en los contenedores verdes convencionales, junto con la basura en masa, no sólo se disminuye la frecuencia de recogida de la misma, sino que se entregan menos toneladas a Sogama, posibilitanto una reducción del importe de la factura a pagar a la entidad.

A nivel social, las ventajas tampoco son desdeñables, ya que los vecinos cierran el ciclo de reciclaje de los restos orgánicos en sus casas, evitando con ello los continuos desplazamientos a los contenedores, habitualmente distanciados de las viviendas debido a la alta dispersión de la población.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.