El Día Internacional de la Mujer en Aqualia


1135

08/03/2016

Hoy 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Con este motivo desde Aqualia han querido rendir un homenaje a todos los que luchan por el objetivo de un Mundo más igual.

Lola López acaba de cumplir sus bodas de plata “comprometida” con la gestión del agua. Por tanto, conoce bien lo que supone ser mujer y trabajar para que en todos los pueblos y ciudades se disfrute (24 horas al día, 365 días al año) de un servicio público básico como es el ciclo integral del agua.

Sus opiniones y experiencias suponen un fiel reflejo de cómo el papel de la mujer ha evolucionado en nuestro sector y de los retos que quedan por delante. Son también un testimonio del alto grado de compromiso que los trabajadores de este sector asumen a diario en la prestación de un servicio que, además de agua, incluye altas dosis de compromiso, esfuerzo e ilusión.

Lola López Godoy, Química Industrial de formación, posee una larga trayectoria profesional de 25 años en Aqualia, donde ha trabajado como jefe de servicio en las Mancomunidades de Llerena y Los Molinos (Badajoz). Posteriormente ha sido responsable de Calidad de Aguas para Extremadura y, desde noviembre de 2014, ocupa la jefatura de Servicio en Ronda (Málaga). Además, durante 2015 Lola ha sido una de las mujeres que han participado en el I Programa de Mentoring que Aqualia puso en marcha para impulsar el talento femenino. En la segunda edición de este Programa nuestra protagonista está participando, ya como mentora, para trasmitir su experiencia a otras profesionales.

Lola encarna el ejemplo de Mujer Trabajadora en Aqualia.

1. ¿Consideras que el hecho de ser mujer ha mediatizado tu carrera profesional?

En absoluto. En mi campo de trabajo hay más hombres que mujeres y he de decir que a mí personalmente siempre se me ha valorado por mi trabajo, al margen de mi condición de mujer. He tenido la suerte de que mis compañeros, los jefes de sección, producción, delegados, etc... con los que he coincidido a lo largo de estos años han tenido en cuenta mi labor sin distinción de sexos.

2. Y en el sentido contrario, ¿en algún momento te ha podido perjudicar?

Ser mujer no ha afectado ni positiva ni negativamente ninguna faceta de mi trabajo. He sido testigo de cómo las mujeres vamos ganando protagonismo en el sector con el paso de los años. Cuando empecé a trabajar, sólo éramos dos mujeres jefas de servicio en la empresa, este era un mundo casi exclusivamente de hombres. Recuerdo que en mi primer día sólo vi hombres a mi alrededor y eso me llamó mucho la atención.

3. Desde la perspectiva de larga trayectoria en la compañía, ¿cómo crees que ha evolucionado el papel de la mujer?

Ahora hay muchas más mujeres que antes y ocupando todo tipo de cargos: desde lectoras de contadores hasta jefas de servicio. Cada vez las mujeres pisamos más fuerte y esto se ve reflejado en todos los ámbitos. Poco a poco vamos ganando visibilidad. Hay muchas mujeres con valía y ganas de demostrarlo en todos los niveles.

4. En cuanto al estilo de dirección, ¿crees que hay diferencias entre hombres y mujeres?

Rotundamente sí. En mi opinión, la mujer es más tenaz, como una hormiguita. Somos metódicas y ordenadas, nos organizamos de otra manera y esto es algo que se valora también desde el sexo opuesto. En ocasiones, mis compañeros han acudido a mí para que les echara una mano en la organización y es ahí donde queda patente que las mujeres gestionamos de forma diferente.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA