El Gobierno andaluz sopesa la implantación de medidas excepcionales frente a la sequía

Con el fin de paliar la grave situación de sequía que atraviesa Andalucía se estudia cómo amortiguar el impacto que la escasez de precipitaciones está causando, especialmente en el sector agrario


540

El Gobierno andaluz está estudiando la adopción de nuevas medidas excepcionales en su ámbito de actuación para paliar la grave situación de sequía que atraviesa Andalucía. Así se propone en un informe presentado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible al Consejo de Gobierno. Asimismo, el Ejecutivo autonómico ha acordado trasladar al Gobierno de España una petición de bonificación de las aguas desaladas, una de las principales alternativas de abastecimiento en los territorios más castigados por la falta de precipitaciones.

El conjunto de las demarcaciones de competencia de la Administración de la Junta de Andalucía se encuentra al 36,36 por ciento de media en su capacidad (1.431,71 hm³). Es decir, un volumen un 51,11% inferior a la media histórica de los últimos diez años.

Aunque en la región residen seis demarcaciones hidrográficas, sólo tres son de competencia autonómica: Cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras. El año hidrológico 2021-2022 está siendo excepcionalmente seco hasta la fecha, con una reducción de las lluvias de entre el 47 y el 65% en estas áreas con respecto al pasado año, que ya acumulaba un significativo descenso. Todo ello ha provocado un descenso generalizado en los embalses, acercándose en algunos casos a mínimos históricos. A ello se une que uno de los trasvases de que reciben las demarcaciones, el del Negratín-Almanzora, se encuentra cortado desde el inicio del año hidrológico.

Como consecuencia de esta situación hidrológica, y atendiendo a los Planes Especiales de Sequía, el escenario que se puede definir en la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras es de normalidad, aunque con la aplicación del nuevo Plan Especial de Sequía -actualmente en la fase final de su tramitación- se encontraría en prealerta. Dentro de la Demarcación Hidrográfica del Guadalete-Barbate, el Sistema Guadalete se halla en alerta y el Sistema Barbate, en emergencia. Por último, dentro de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas la situación es muy variable: el Sistema Campo de Gibraltar está en alerta; el Sistema Costa del Sol Occidental en emergencia; el Guadalhorce-Limonero en prealerta; La Viñuela-Axarquía en emergencia; Béznar-Rules en normalidad; y Cuevas de Almanzora en emergencia.

En la actualidad, están en situación de excepcional sequía declarada los sistemas de explotación de Barbate, Campo de Gibraltar, Viñuela y Cuevas de Almanzora. Además, el escenario hidrológico que presenta el Sistema Costa del Sol aconseja incluirlo en esta declaración de forma inminente.

La previsión del año hidrológico 2021-2022 no es halagüeña. De hecho, si la lluvia no aparece pronto, la situación de los sistemas de explotación al final del año 2021-2022 sería de emergencia en la mayoría de los sistemas o, en el mejor de los casos, de alerta; salvo en la Demarcación del Tinto-Odiel-Piedras donde finalizaríamos el año hidrológico en prealerta.

La aprobación por parte del Gobierno autonómico en junio de 2021 del Decreto de Sequía ha permitido actuar ya en algunos de los puntos de la geografía andaluza más afectados por la falta de agua. En menos de un año, la actual Junta ha movilizado una inversión de 17,8 millones de euros en emergencia para paliar la sequía. El Consejo de Gobierno ha acordado trasladar al Gobierno de España una petición de bonificación de las aguas desaladas.

 

Obras de emergencia

En concreto, en el sistema Cuevas del Almanzora se ha puesto en marcha la actuación de emergencia de mejora de municipios del Valle del Almanzora con recursos procedentes del embalse de Cuevas del Almanzora y/o la desaladora de Carboneras; se están poniendo a punto los pozos del Pelotar; se han solicitado los volúmenes máximos de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora; y se ha requerido que las desaladoras trabajen para su producción máxima.

Por otro lado, en el sistema Viñuela-Axarquía se ha concluido ya una actuación incluida en el Decreto de Sequía relativa al aumento de capacidad de los vasos y túneles de las pesas de derivación permitiendo aprovechar al máximo el agua de lluvia en una zona especialmente seca. Además, el Gobierno andaluz está trabajando en la finalización de los pozos del río Chíllar; ha puesto en marcha la mejora de la estación de bombeo de la Rosaleda en Málaga para hacerla reversible; y está ejecutando el aumento de la capacidad de tratamiento de la Instalación Desaladora de Agua Salobre (IDAS) El Atabal, así como los terciarios de las aguas regeneradas en las Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Vélez-Málaga/Torre del Mar, Algarrobo, Rincón de la Victoria y Torrox.

Por último, en el sistema Campo de Gibraltar, la Consejería está realizando obras del Decreto de Sequía encaminadas a generar recursos adicionales. En concreto, se ha finalizado y está en fase de pruebas el bombeo de La Viñuela en el Río Guadiaro; se están ejecutando los trabajos relativos al tratamiento de fangos en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Arenillas; y se han puesto en marcha las actuaciones ligadas a los pozos del Pinar del Rey, que están pendientes de conexión eléctrica.

La Consejería tiene previsto convocar una nueva Comisión de Gestión de la Sequía en la primera quincena de marzo para abordar la declaración de la Situación de Excepcional Sequía en el Sistema Costa del Sol Occidental, y la de alerta en los Sistemas Guadalete y Guadalhorce-Limonero.

Igualmente, desde el Ejecutivo andaluz se pide al Gobierno central que España aproveche los fondos del Next Generation para acometer todas obras hidráulicas declaradas de interés general del Estado como las desaladoras de Carboneras, Dalías, Marbella, Axarquía y Bajo Almanzora; el túnel de San Silvestre, la presa de Alcolea y el cumplimiento de la ley trasvase Tinto-Odiel-Piedras; las conducciones de Rules y de Siles, así como la aprobación en Consejo de Ministros del trasvase de Iznájar, la construcción de la conexión Tabernas-Venta del Pobre, el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura o la ejecución de la presa de Gibralmedina.

 

Ámbito agrario

En el ámbito agrario, la Consejería de Agricultura reconoce el esfuerzo que está realizando todo el sector en un momento especialmente complicado. A las medidas ya adoptadas por el Gobierno andaluz, se suman una relación de iniciativas que el Gobierno de España tienen en su mano y que van desde la convocatoria de la Mesa Nacional de la Sequía a la implantación de la doble tarifa eléctrica para regadíos o la reducción de los módulos del IRPF al 50%, pasando por un aumento en el adelanto PAC del 50 al 70% o el ofrecimiento de créditos ICO bonificados para agricultores y ganaderos y la activación de los fondos de solidaridad.

La Junta de Andalucía ya ha adoptado decisiones para amortiguar la falta de agua en las explotaciones, como permitir la alimentación convencional para ganado ecológico (lo hizo en noviembre), y está estudiando una serie de medidas adicionales que se darán a conocer en una próxima resolución ya en proceso de elaboración.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA