El gobierno empezará a implementar la estrategia España Circular 2030 en noviembre

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha clausurado el primer Ciclo de Conferencias sobre Economía Circular, organizado por Funseam y Fundación Repsol


517

España Circular 2030 tiene como objetivo reducir un 30% el consumo de materiales en relación con el PIB y recortar un 15% la generación de residuos respecto a 2010. Es un documento estratégico, aprobado el pasado mes de junio a propuesta de seis ministerios. Para implementarlo, el Gobierno prevé establecer planes de acción trienales, el primero de los cuales está a punto de ver la luz. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán ha destacado los principales sectores en los que se centra este primer plan: producción, consumo, gestión de residuos, materias primas secundarias y reutilización del agua.

La estrategia del gobierno se reforzará con el Anteproyecto de ley de Residuos y Suelos contaminados, un texto en el que se está trabajando y que se presentará para su aprobación en el Congreso en el primer trimestre de 2021.

Morán ha agradecido la organización de este ciclo porque complementa los esfuerzos del gobierno para el desarrollo de políticas eficaces de economía circular: "Estoy seguro de que el sector energético jugará un papel fundamental en esta transición hacia la economía circular y que podemos contar con su colaboración para implementar en España un nuevo modelo de crecimiento más verde, más sostenible, resiliente, hipocarbónico y circular".

M. Teresa Costa, directora de la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la Universidad de Barcelona, ha dado la bienvenida a los asistentes a esta sesión y ha destacado que un futuro climáticamente neutro requiere un proceso de transformación que se está desarrollando a un ritmo todavía lento. Según su opinión, la economía circular nos afecta a todos y la colaboración es clave para hacerla realidad: “Hoy, la supervivencia en los mercados requiere ser sostenible y exige que las empresas colaboren con el territorio, con las administraciones, con los centros de investigación, con las universidades y también con otras empresas, incluso con las rivales”.

Joan Batalla, director general de Funseam, ha intervenido para resumir las principales conclusiones que nos deja esta primera edición del Ciclo de Conferencias sobre Economía Circular, que ha contado con empresas de sectores muy diversos. Todas ellas aplican la innovación y las tecnologías digitales, necesarias para impulsar un modelo productivo que debe crear valor para las empresas, los inversores y la ciudadanía: “No existe una única hoja de ruta de descarbonización. Cada sector productivo debe definir su estrategia circular teniendo en cuenta las ventajas y las limitaciones de las diferentes opciones tecnológicas a la hora de dar respuesta a sus retos de sostenibilidad.” El ciclo ha permitido conocer modelos de negocio que permiten sacar provecho de las oportunidades que ofrece la economía circular: “En Funseam creemos que este cambio es posible, aunque todavía necesita un esfuerzo de divulgación”.

El cierre de esta última jornada ha corrido a cargo de Antonio Brufau, presidente de Repsol, que ha destacado que la transición energética y la lucha contra el cambio climático son una prioridad y la economía circular forma parte de la solución. “Es necesario repensar la forma de producir y consumir. El sector privado, la administración pública y los consumidores juegan un papel básico para facilitar e impulsar el cambio hacia una economía más eficiente, sostenible y circular.” Brufau ha puesto de manifiesto que la economía circular es un eje estratégico para Repsol, que prevé llegar a las cero emisiones netas en 2050. Muestra de ello son dos de los proyectos en los que trabaja la compañía. Por un lado, la construcción de una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable. Por otro, la primera planta de biocombustibles avanzados de bajas emisiones de España, que se construirá en Cartagena.

 

Hacia una economía circular: los proyectos que hemos conocido

A lo largo de seis semanas, más de 1.000 personas se han conectado online al Ciclo de Conferencias sobre Economía Circular, organizado por Funseam y Fundación Repsol. El objetivo era reflexionar sobre la necesidad de un cambio de modelo productivo y el potencial que ofrece la economía circular tanto para el crecimiento económico como para la lucha contra el cambio climático. Cuatro de las seis sesiones han sido temáticas, centradas en los procesos industriales, las energías renovables, la captura de CO2 y los nuevos patrones de consumo. Así, hemos podido conocer empresas que trabajan en proyectos pioneros con soluciones viables para llegar a las cero emisiones en un futuro próximo. Desde grandes multinacionales a pequeñas startups.

Recircular: Plataforma digital que pone en contacto empresas que quieren vender sus excedentes con aquellas que quieren comprarlos para convertirlos en recursos. Detecta oportunidades de reutilización, pero también mide el impacto ambiental de cada transacción.

Optimitive: Alta tecnología centrada en la optimización de los procesos industriales. Cuenta con una aplicación de inteligencia artificial que genera mejoras en aspectos como la productividad, el control de calidad o los ahorros energéticos.

E4efficiency: Spin-off del grupo Enagás, que aprovecha el frío que se desperdicia en las plantas de regasificación de gas natural licuado y lo reutiliza en empresas de sectores como el alimentario. El proceso puede suponer ahorros de un 50% en electricidad y un 90% en huella de carbono.

Blue Plasma Power: Empresa que ha patentado una tecnología que convierte residuos orgánicos e hidrocarburos procedentes de plásticos en productos de alto valor añadido. Son los llamados “químicos verdes”.

Reciclex: Material desarrollado por Repsol, elaborado con residuos plásticos que se incorporan a las resinas vírgenes. Su uso podría reducir hasta un 20 % las emisiones de CO2 frente al uso de poliolefinas vírgenes.

Graphenea: Empresa fundada en 2010 que sintetiza grafeno para su aplicación en sectores como la energía, los datos, la electrónica o las tecnologías biomédicas. Colabora con universidades, centros de investigación e industrias de todo el mundo.

Orchestra Sci: La tecnología que ha desarrollado esta startup permite separar el dióxido de carbono, purificarlo y devolverlo al mercado como biogás o biometano, para poder ser reutilizado en diversos mercados.

Altex: Planta en la que la empresa Ainia Tecnología desarrolla las ventajas que ofrece el punto crítico del CO2, el más utilizado a nivel industrial. La empresa trabaja en pruebas de laboratorio para demostrar su viabilidad antes de implementarlas a escala industrial.

Repsol Technology Lab: Centro tecnológico donde la compañía petrolera desarrolla proyectos de reducción de emisiones y productos de baja huella de carbono para potenciar la economía circular.

Place to Plug: App basada en inteligencia artificial que facilita la localización, la administración, el uso y el pago de estaciones de carga para vehículos eléctricos. Facilita la creación de una gran red de recarga que beneficia tanto a conductores como a propietarios de estaciones.

Kia Motors: Esta compañía automovilística quiere ser una marca de referencia en movilidad eléctrica en 2022. Su objetivo es llegar a representar el 6’6% del mercado eléctrico mundial en 2025, con 11 modelos y una inversión de 22.500M€.

VEnvirotech: Startup dedicada a la transformación de residuos orgánicos en bioplásticos. Su tecnología hace posible producir un tipo de poliéster biodegradable, sostenible, elástico y barato a partir de las bacterias presentes en los residuos.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA