El ITC impulsa la economía circular y la lucha contra el cambio climático con LIFE HYPOBRICK

LIFE HYPOBRICK implantará un nuevo proceso de fabricación elaborando nuevos ladrillos para la construcción que parten de residuos como materia prima y utilizando tecnologías que eliminan la etapa de cocción y las emision


573

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) como coordinador del proyecto europeo LIFE HYPOBRICK, apuesta firmemente por la implantación de la economía circular y la luca contra los efectos negativos del cambio climático con el desarrollo del proyecto europeo LIFE HYPOBRICK, cofinanciado por el Programa LIFE (LIFE 18/CCM/ES/001114) y con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Generalitat Valenciana.

El objetivo del proyecto LIFE HYPOBRICK es desarrollar ladrillos para la construcción elaborados partiendo de residuos, en los que no va a existir la etapa de cocción. Y es que, como es sabido, en esta etapa se consume casi un 90% de la energía utilizada en todo el proceso de fabricación cerámico. Por eso, LIFE HYPOBRICK desarrolla un nuevo proceso aplicando la tecnología denominada como activación alcalina, por la que los materiales, en lugar de pasar por una fase de cocción, son “curados”, ahorrándonos de este modo ese 90% de energía consumida en la cocción.

Durante el proyecto LIFE HYPOBRICK se fabricarán 1000 toneladas de ladrillos, lo que supondrá la reducción del 90% las emisiones de CO2, en concreto 184 toneladas, además del 100% de otros compuestos que se emiten a la atmósfera en este proceso, como los compuestos orgánicos volátiles (COVs) y el material particulado, además de disminuir en unas 800 toneladas el consumo de materias primas primarias como arcilla, fundentes y cuarzo.

Por otra parte, hay que contemplar también la importante gestión de residuos, que actualmente están siendo caracterizados y evaluados, que serán reutilizados como materia prima para fabricar estos nuevos ladrillos, con lo cual, la acción se vincula a los principios de la economía circular. Además, estos nuevos ladrillos sin cocción también se podrían replicar en un futuro a otros materiales como azulejos, tejas, tuberías, losas, y otros no cerámicos como el hormigón y derivados, lo que representaría una reducción de más del 80% de las emisiones de gases efecto invernadero.

Con este proyecto se pretende impulsar a las industrias de fabricación de ladrillos, desde el punto de vista de la mitigación del cambio climático, hacia su transición a una economía hipocarbónica. En LIFE HYPOBRICK participan, bajo la coordinación del ITC, las empresas Ladrillos Mora, S.L.; Recycling, Consulting & Services, S.L. (RCS) Schlagmann Poroton GmbH & Co. y la Universidad de Nüremberg (Technische Hochschule Nürnberg).

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA