El Laboratorio de Ecoinnovación presenta el primer informe sobre cambio climático y ecoinnovación

El Laboratorio de Ecoinnovación, de la Fundación Fórum Ambiental y la Obra Social "la Caixa" ha elaborado el primer informe sobre el papel de la ecoinnovación como estrategia contra el cambio climático


721


El jueves día 19 el Laboratorio de Ecoinnovación presentará el primer informe sobre Ecoinnovación como estrategia de las organizaciones en la lucha contra el cambio climático en el trascurso de jornada que se ha desarrollado en el Palau Macaya en la que ha sido inaugurada por Jordi Portabella Director del Área de Divulgación Científica y Cosmocaixa de la Fundación Bancaria "la Caixa", el Sr Joan Romero, consejero delegado de ACCIÓ y el Sr. Leandro Barquín, director de la Fundación Fórum Ambiental.

Teresa Ribera, directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI) y ex secretaria de Estado de Cambio Climático ha presentado las ventajas que la ecoinnovación puede suponer para la creación de una nueva economía más .

En la Jornada además se ha presentado los casos de éxito en ecoinnovación de Patagonia, Mahou San Miguel y La Fageda y ha terminado con un debate sobre el papel de la ecoinnovación como herramienta de cambio para la salud del planeta y las personas en donde han participado representantes de Nissan, Bodegas Torres, Zical y NH hotel Group.

Las amenazas del cambio climático

La realidad del cambio climático es actualmente algo plenamente aceptado social y científicamente y sus efectos también son claros. Afectan a la realidad del planeta con incrementos de temperatura, reducción de precipitaciones y aumento de intensidad y frecuencia de episodios meteorológicos extremos. Afecta directamente a las personas puesto que ya se cuantifican riesgos para la salud humana y se prevé que 60 mil personas en 2030 o 260 mil en 2100 morirán por efecto directo del cambio climático, además de los efectos en temas nutricionales o de desplazamientos de la población. Pero también es muy fuerte la amenaza sobre la economía por la afectación sobre espacios naturales recursos hídricos y producción agrícola. El sector primario será el más fuertemente afectado pero otros sectores como el turismo que deberá readaptar sus actividades o incluso el sector financiero o de aseguradora verán notablemente influenciado su negocio.

Las organizaciones tanto públicas o privadas pueden contribuir de forma efectiva en la lucha contra el cambio climático, el sector privado actuando sobre cadena de valor y sus procesos productivos, bienes y servicios y el sector público debe pilotar el desarrollo e implementación de políticas específicas que dinamicen la economía y la competitividad. La ecoinnovación es el elemento fundamental para dinamizar la economía baja en carbono y permite reducir los riesgos asociados al cambio climático y que permite alcanzar beneficios como: disminución de emisiones, generación de valor ambiental añadido, minimización de los riesgos, incremento de la reputación corporativa o anticipación de regulaciones normativas entre otras.

Estrategias de ecoinnovación para afrontar el cambio climático

Se han identificado las cuatro estrategias más habituales desarrolladas en la lucha contra el cambio climático

Estrategias adaptativas. Las organizaciones que están más expuestas a la influencia del cambio climático necesitan reducir sus riesgos para poder adaptarse mejor a la nueva situación y evitar las consecuencias que pueda tener de cara a su supervivencia.

Estrategias reductoras. Aquellas en las que las organizaciones introducen ecoinnovaciones que reducen las emisiones de GEI que producen su actividad y que se centran en cambios de tecnología, uso de materiales menos impactantes o rediseño de productos y servicios.

Estrategias colaborativas. Son las que buscan involucrar a otros agentes de su cadena de valor para conseguir mayores reducciones de emisiones e incentivar la colaboración de los proveedores para hacer tracción en toda su cadena de suministro.

Estrategias oportunistas que pretenden no sólo evitar las emisiones de GEI sino también reducir el exceso de gases ya existentes en la atmósfera dando un valor a estos gases.

Ante esta situación las organizaciones han de dar tres pasos, comprender cuál es su contribución al cambio climático y las vulnerabilidades de la organización. En segundo lugar, es necesario posicionarse y decidir su nivel de proactividad para finalmente actuar y decidir qué estrategias son más adecuadas para su situación particular.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.