¿Es sostenible la intensificación de la producción agrícola?


309


La producción de alimentos es el principal motor del cambio ambiental global y de la superación de los límites planetarios. El crecimiento de la población mundial está contribuyendo al incremento de la demanda de alimentos, particularmente de proteínas de origen animal. En consecuencia, existe un interés creciente por trabajar hacia una intensificación sostenible de la agricultura, definida ampliamente como “producir más con menos”.

Un estudio llevado a cabo por Andreu Rico, investigador de IMDEA Agua, en colaboración con investigadores de centros de investigación y universidades de Malasia, Suecia, Estados Unidos y Bangladesh tuvo por objetivo evaluar las consecuencias ambientales de la intensificación de la producción acuícola en Bangladesh. El estudio utiliza el análisis del ciclo de vida como herramienta fundamental para analizar una base de datos con información de más de 2500 granjas acuícolas, y evaluar así las consecuencias de la intensificación usando seis categorías de impacto ambiental: acidificación, eutrofización, impactos ecotoxicológicos, consumo de agua, calentamiento global y ocupación del territorio.

Los resultados del estudio muestran asociaciones multidireccionales entre la intensificación de la producción acuícola y sus impactos ambientales. Los resultados muestran que la intensificación (medida en producción material y económica por unidad de área cultivada) contribuye a incrementar la acidificación, la eutrofización y los impactos ecotoxicológicos en los ecosistemas acuáticos. Por otro lado, la intensificación contribuye a reducir el consumo de agua por unidad producida, y no muestra efectos notables sobre el calentamiento global y la ocupación del territorio. En su conjunto, el estudio indica que la intensificación de la acuicultura en Bangladesh no está necesariamente asociada a un impacto ambiental negativo, sino que incluso puede contribuir a reducir algunos impactos clave. Además los autores de dicho estudio señalan algunas medidas para incrementar la eficiencia de la producción, muchas de ellas relacionadas con la mejora de la formulación de piensos y gestión de la alimentación en las granjas.

Finalmente, los autores del estudio alertan de que la creciente intensificación puede dar lugar a que los impactos ambientales se localicen más allá de las fronteras de la zona meramente productiva y den lugar a un deterioro ambiental en otras partes del planeta. Los autores indican que las consecuencias de los diferentes impactos ambientales deben de estudiarse en diferentes escalas geográficas. Por ejemplo, el calentamiento planetario actúa de un modo global, la acidificación a escala continental, y la eutrofización y la ecotoxicidad acuática a escala local. Por tanto, los autores de dicho estudio concluyen que los impactos ambientales asociados a la intensificación de la acuicultura deben de estudiarse de modo global considerando tanto la fuente de las materias primas, como el lugar de empleo de estas y el punto de consumo de los productos generados.

El estudio se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Puedes leer el artículo aquí.

Tags: IMDEA Agua.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.