Esperanza Orellana destaca la necesidad de administrar el agua de forma sostenible y mejorar su productividad

Valora la importante evolución de los sistemas de riego, como el riego localizado, que se aplica en el 51,37% de la superficie de regadío


159

19/03/2018
Archivado en: Agua , Otros , España

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, ha inaugurado la Jornada Técnica de Comunidades de Regantes modernizadas por SEIASA en la Comunidad Valenciana, donde ha expuesto los Planes Estratégicos del Ministerio en relación con el regadío.

En su intervención, Esperanza Orellana ha señalado la necesidad de administrar el agua de forma sostenible y mejorar su productividad en los sistemas agrícolas existentes. Para ello, se debe mejorar la gestión del agua en la agricultura a partir de la modernización de la infraestructura de riego, lo que supondrá una profunda transformación en los modelos agrícolas.

Asimismo, Orellana ha precisado que España es el país que posee la mayor superficie de regadío de la UE, con 3,73 millones de hectáreas regadas en 2017, lo que representa el 14,39% de la superficie agraria útil, el 21,96% de la superficie cultivada y el 7,38% de la superficie geográfica. Además, el regadío genera vitalidad en las zonas rurales y ayuda a luchar contra la despoblación.

Estrategia Nacional de Regadíos

En este contexto, la Directora General ha indicado que la agricultura deberá adaptarse a los efectos del cambio climático, que auguran una importante reducción de los recursos hídricos disponibles. A este respecto, Orellana ha valorado la importante evolución de los sistemas de riego, como el riego localizado, que se aplica en el 51,37% de la superficie de regadío (1.917.892 ha), lo que nos convierte en el principal país del mundo en superficie de riego localizado. Para lograrlo, se ha hecho un importante esfuerzo inversor de 3.000 millones de euros.

Dado que el uso eficiencia del agua es una prioridad del Ministerio de Agricultura, se ha elaborado la Estrategia Nacional de Regadíos 2018-2025, concebido como un instrumento clave para promover un desarrollo rural sostenible.

Para ello, se han establecido una serie de objetivos estratégicos, como la mejora de la eficiencia en el uso del agua y la energía, la generación de empleo y riqueza, dotar al regadío de un sistema de financiación eficiencia e introducir la innovación, entre otros aspectos.

Según ha señalado, otra de las metas que propone la Estrategia es alcanzar los objetivos ambientales de la Directiva Marco del Agua, así como la protección de la biodiversidad y el paisaje.

Modernización de regadíos

Por otra parte, Esperanza Orellana ha destacado el objetivo de todos, incluidas las Comunidades Autónomas de modernizar 800.000 ha hasta 2025, lo que supondrá un ahorro de agua de unos 1.100 hm3/año, con una inversión próxima a los 3.000 millones de euros. 

En cuanto a las actuaciones en transformación en regadío, se estima desarrollar 33.509 ha de nuevos regadíos en zonas regables ya en ejecución, que supondrán una inversión de 280 millones de euros.

Por último, Orellana ha recalcado el compromiso del Ministerio con los regantes y con el regadío de la Comunidad Valenciana, que se ha traducido en casi 500 millones de euros invertidos en el último periodo de planificación.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.