Fernando Burgaz: "la economía circular es sinónimo de futuro y de un sistema alimentario sostenible"

Plantea la necesidad de contar con cadenas de valor y productores sostenibles si se quiere alcanzar la sostenibilidad del sistema alimentario


2493

05/05/2016

El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha afirmado hoy que hablar de economía circular es hablar de futuro y de sostenibilidad y, ha añadido, que no se podrá conseguir un sistema alimentario sostenible, si no contamos con cadenas de valor y con operadores que también sean sostenibles.

Burgaz, que ha participado hoy en el debate sobre “Economía circular y sus efectos en la cadena alimentaria” que, organizado por qcom.es se ha celebrado en Madrid, ha recordado que para alimentar a la población mundial prevista en 2050 (9.100 millones de personas) será necesario incrementar en un 70% la producción de alimentos que se registraba en 2005/2007.

También ha subrayado el hecho de que en la actualidad, a nivel mundial, se desperdicia un tercio de los alimentos producidos anualmente.

Teniendo en cuenta estos datos que, ha señalado, “nos deben mover al cambio a todos”, y que los recursos son limitados, el director general  ha abogado por políticas en favor de la sostenibilidad de la producción agrícola y alimentaria y, de manera más específica, las relacionadas con la economía circular.

PRODUCIR MAS CON MENOS

En el ámbito de esa economía circular, y en la línea de “producir más con menos”, Burgaz ha destacado dos medidas impulsadas por el Departamento como la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, y el Programa para la Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria.

La estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, ha explicado, es la contribución española a la reducción del desperdicio de alimentos y se enmarca dentro de las políticas de sostenibilidad promovidas por el Ministerio fundamentándose  en la transparencia, el diálogo y la coordinación entre todos los agentes de la cadena alimentaria y las Administraciones Públicas.

Mediante la misma, ha indicado, se desarrollan actuaciones comunes que propicien un cambio real en las actitudes, procedimientos de trabajo y sistemas de gestión de todos los agentes de la cadena, que permitan limitar las pérdidas y el desperdicio y reducir las presiones ambientales.

Entre las múltiples iniciativas desarrolladas en el marco de esta Estrategia, Burgaz ha resaltado la realización de estudios para cuantificar la generación del desperdicio alimentario en distintas fases de la cadena. Así, ha señalado, ya se dispone de un Panel de cuantificación del desperdicio alimentario en los hogares, del que se desprende que en los hogares españoles se desperdician cada año 1.325,9 millones de kilos de alimentos, lo que implica que  se desechan semanalmente 25,5 millones de kilos de alimentos.

Estas cifras demuestran que los alimentos desperdiciados en los hogares suponen el 4,53% sobre el total de los alimentos adquiridos.

PROGRAMA DE SOSTENIBILIDAD INTEGRAL

En relación con el Programa de Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria, el director general ha señalado que se está trabajando en su desarrollo, conla puesta en marcha de un sistema de evaluación de la sostenibilidad de las industrias, y la preparación de un decálogo de la sostenibilidad de la industria agroalimentaria.

Para ello, Burgaz ha explicado que se ha puesto adisposición de los empresarios, de una forma abierta y gratuita, una herramienta de autoevaluación de la sostenibilidad en las industrias agroalimentarias, denominada e-SIAB, que permite a la industria obtener una calificación de la misma mediante la valoración cualitativa de su sostenibilidad integral, desde la perspectiva ambiental, social y económica. Una herramienta que permite conocer el avance en la mejora de la sostenibilidad y la posibilidad de obtener recomendaciones y posibilidades de mejora en cualquiera de los tres ámbitos.

El director general ha finalizado su intervención recordando que, en el ámbito de la sostenibilidad del sistema alimentario, el Departamento trabaja para promover el buen funcionamiento de las relaciones entre los operadores de la cadena, y de forma especial para impulsar la adhesión del mayor número posible de ellos al Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria. 

Con este objetivo ha invitado a todos aquellos que no lo han hecho ya a incorporarse al Código, ya que será una buena manera de demostrar su compromiso por la sostenibilidad y por el futuro del sector agroalimentario.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA