García Tejerina defiende la actuación del Gobierno en materia de saneamiento y depuración de aguas

Apunta que el Plan Crece garantiza una inversión de casi 1.100 millones de euros hasta 2020, para cumplir con el objetivo de mejorar la calidad de las aguas


894

22/03/2017
Archivado en: Agua , Otros , España

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado el compromiso del Gobierno con el cumplimiento de los objetivos nacionales en materia de saneamiento y depuración de aguas residuales. En este ámbito, la ministra ha destacado que la actuación política y de gestión del Gobierno es sólida y está bien orientada.

Isabel García Tejerina respondía de esta manera a una interpelación formulada por Unidos Podemos, en el Congreso de los Diputados, donde ha aclarado que los servicios públicos de abastecimiento de agua y saneamiento son competencia de los ayuntamientos, y la Administración General del Estado sólo actúa invirtiendo en aquellas obras que se declaran de interés general.

No obstante, la Ministra ha precisado que, aunque el Gobierno no tiene la competencia en materia de depuración, sí está plenamente comprometido y presta un importante apoyo a corporaciones locales y comunidades autónomas.

En este sentido, García Tejerina ha recordado que cuando el Partido Popular llegó al Gobierno, la política de agua en general se encontraba en una situación de abandono, con un importante déficit en materia de tratamiento de aguas residuales. De hecho, España tenía abiertos tres expedientes sancionadores por incumplimiento de la Directiva Europea.

Ante esta situación, el Gobierno comenzó por llevar a cabo un análisis pormenorizado de la situación de la depuración en España y buscar financiación complementaria. Así, se puso en marcha una auditoría en todas las comunidades autónomas para conocer la situación y establecer una priorización de inversiones para el horizonte 2016-2021.

Según ha detallado la ministra, las actuaciones correspondientes quedaron incluidas en los programas de medidas de los Planes Hidrológicos de cuenca de las distintas demarcaciones.

PLAN CRECE

Para impulsar la solución a esta problemática, el Gobierno aprobó en 2014 el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE), que integró actuaciones en materia de saneamiento y depuración declaradas de interés general.

Dicho Plan garantiza una inversión de casi 1.100 millones de euros hasta 2020, para alcanzar los objetivos de la Directiva de tratamiento de aguas residuales urbanas y cumplir con la mejora de la calidad de las aguas.

La ministra ha apuntado que, gracias a este Plan, en el año 2015 ya se impulsaron 55 actuaciones de saneamiento y depuración que estaban en marcha, pero cuya ejecución era menor que la deseada.

También este año se pusieron en marcha 73 nuevos contratos de saneamiento y depuración, con una inversión estimada de más de 250 millones de euros. De éstos, 50 se han licitado entre 2015 y 2016 por importe de unos 136 millones de euros y se han formalizado 40 contratos por importe de unos 78 millones. Y en 2017 está previsto iniciar otras 20 actuaciones, con un importe de licitación previsto de 110 millones.

En esta tarea, el Gobierno está colaborando con todas las comunidades autónomas, para coordinar esfuerzos dentro de una planificación integral y dar respuesta a las necesidades de depuración de aguas de los municipios españoles.

SOCIEDADES ESTATALES DE AGUA

Por otro lado, la ministra ha explicado que para poner en marcha todos estos proyectos, su Departamento actúa bien a través de la Dirección General del Agua, de las Confederaciones Hidrográficas o de las sociedades estatales de agua. Según ha puntualizado, la utilización de estas sociedades responde a la finalidad de fomentar la participación de los usuarios en el desarrollo y explotación de estas infraestructuras.

A este respecto, García Tejerina ha subrayado que, para garantizar una mayor eficiencia, rigor y transparencia en la utilización de los fondos públicos y control del gasto, ya se han reforzado las garantías en todos los ámbitos del Ministerio, también en las sociedades estatales. En concreto, la ministra se ha referido a la puesta en marcha de las Instrucciones de Contratación en agosto de 2012, que fijan criterios muy estrictos en esta materia. En el ámbito de las sociedades, estas Instrucciones endurecen y armonizan los procedimientos de contratación, imponiendo diversas exigencias no establecidas en la legislación.

García Tejerina ha recalcado que la Ley no impone las obligaciones que recogen las Instrucciones de Contratación. Por lo tanto, se trata de una exigencia superior de rigor y transparencia que, desde 2012, se ha establecido con carácter general en todos los departamentos del Ministerio.

En definitiva, con las medidas adoptadas el Gobierno garantiza un nivel de control, transparencia, objetividad, legalidad y concurrencia muy superiores a los que eran habituales antes de 2012.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.