La ACA desarrolla herramientas de evaluación del impacto de la gestión forestal en el agua

El Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña se encargará de desarrollar una herramienta de gestión para evaluar el impacto de distintos modelos de gestión forestal en los recursos hídricos


515

La Agencia Catalana del Agua (ACA) destina más de 440.000 euros en un proyecto encargado en el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC) con el objetivo de estudiar y desarrollar herramientas integradas de gestión forestal y de recursos hídricos en el ámbito de las cuencas internas de Cataluña.

Con este proyecto, que tendrá una duración de 4 años (2021-2024), la ACA quiere disponer de una herramienta de gestión para evaluar el impacto de distintos modelos de gestión forestal en los recursos hídricos, así como en los efectos derivados de eventos extremos, en un escenario global de cambio climático. 

A partir de aquí, y en función de los resultados de esta herramienta, se plantearán propuestas de medidas concretas de gestión práctica en diversas cuencas de Cataluña

 

El interés de la ACA y del CTFC, que tiene la relación agua-bosques como una de sus líneas principales de investigación, se centra en desarrollar un proyecto que permita estudiar la relación espacial y cuantitativa entre diferentes modelos de gestión forestal y la generación de recurso hídrico, agua azul y caudales, en caso de episodios de avenida, y así poder definir medidas que permitan optimizar la planificación hidrológica y la provisión de otros servicios ecosistémicos (como la fijación del CO 2 o la biodiversidad), mediante su aplicación en las políticas forestales.

El proyecto contempla el desarrollo de un sistema de simulación eco-hidrológico incluyendo la dinámica forestal, el balance hídrico en el bosque y la hidrología de una cuenca que se haya fijado como objetivo.

 

Incrementar el escorrentivo de agua azul

A raíz de estudios recientes desarrollados por el CTFC en Cataluña (Ameztegui et al., 2017), se evidencia que en parcelas de pino silvestre en condiciones de sequía y no gestionadas (2.200 pies/ha) alcanzarán en las próximas décadas niveles de estrés peligrosos en cuanto a la mortalidad debido a la sequía (también por enfermedades, plagas), y que habrá que aplicar una intensidad de aclareo del 40% (reducir hasta 1.320/ha) para que el estrés baje por debajo de estos niveles peligrosos.

 Este nivel de aclareo, además de garantizar un mejor estado de los bosques, comportará el beneficio adicional del que más agua será exportada (agua que va a los sistemas fluviales, agua para beber). Concretamente, las primeras previsiones indican que con el aclareo del 40% pasaríamos de un escorrentivo del 25% al ??32% de la precipitación anual. El bosque resultante de estas labores de gestión también será más resistente a los incendios. El proyecto pretende ampliar este caso concreto en el conjunto de Cataluña.

 

Más de 3,2 millones de euros en la planificación hidrológica

En la planificación hidrológica para los próximos seis años (2022-2027), la ACA prevé destinar más de 3,2 millones de euros a actuaciones destinadas a la gestión forestal vinculada a la recuperación de agua azul. Entre estas actuaciones destacan colaboraciones técnicas y económicas en intervenciones forestales orientadas a la recuperación de agua azul, así como estudios de adaptación al cambio climático, entre otros.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA