La Agencia Catalana del Agua saca a información pública el Plan Especial de Sequía de las cuencas internas

El plan introduce cinco escenarios: normalidad, prealerta, alerta, excepcionalidad y emergencia, y activa medidas preventivas ocho meses antes de llegar a la alerta


998

18/07/2016
Archivado en: Agua , Otros , Cataluña

Agencia Catalana del Agua (ACA) ha sacado a información pública el Plan Especial de Sequía (PES) correspondiente al Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña (cuencas internas). Se trata de una herramienta de prevención y gestión de los recursos hídricos que establece las medidas para hacer frente a la sequía con una antelación de más de ocho meses. El Plan quiere garantizar el abastecimiento a la población y evitar que la situación pueda llegar a ser crítica y deba declararse el escenario de emergencia.

El Plan especial de actuación en situación de alerta y eventual sequía (PES) es la figura o instrumento de planificación que pretende dar continuidad ágil y eficiente desde la gestión ordinaria o de normalidad hidrológica hacia la gestión de situaciones de sequía y los episodios más críticos de falta de disponibilidad de recurso. El PES da cumplimiento a la normativa vigente, que establece que todos los organismos de cuenca deben elaborar un plan para enfrentarse a las situaciones de sequía.

Información pública en el DOGC: (http://portaldogc.gencat.cat/utilsEADOP/PDF/7163/1517331.pdf).

Conocido por los usuarios

La herramienta permite operar automáticamente gracias a que el Plan ha sido debatido públicamente antes de la situación de sequía y que, una vez aprobado, permite a los usuarios conocer las medidas a aplicar con una mayor anticipación y con más seguridad. Para ello, además de las reuniones sectoriales y territoriales que está realizando la ACA desde hace meses con los diferentes agentes e instituciones del mundo del agua, se ha previsto ampliar el plazo de información pública hasta el día 3 de octubre incluido, en lugar de los 45 días habituales.

El PES recoge la experiencia de las sequías pasadas y trata de mejorar aspectos de anteriores decretos que generaron problemas a causa de su automatismo y del tratamiento unitario para el conjunto del territorio. También incorpora las consignas de funcionamiento de las nuevas infraestructuras de abastecimiento construidas en los últimos años que aportan una mejora apreciable en la garantía de agua.

Adaptado al territorio

Aunque la superficie de Cataluña es pequeña en extensión, varios factores como su clima variable, con diferencias de pluviometría en puntos relativamente cercanos, la disparidad territorial de su demografía y también de las infraestructuras de abastecimiento, hace que una misma situación climática sea susceptible de producir una mayor afectación en unos lugares que en otros.

Por eso el territorio del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña (DCFC), integrado por las cuencas internas, se divide en 18 ámbitos gestionables de manera independiente a efectos de declaración de sequía y de aplicación de las medidas que acompañan cada uno de los cinco escenarios establecidos.

Esta división permite agrupar aquellos territorios que son homogéneos en cuanto al origen de los recursos hídricos que se utilizan para los abastecimientos municipales.Esto facilita una gestión mucho más cuidadosa de los recursos hídricos disponibles que si se declarara el conjunto del territorio en un único escenario de sequía como sucedía en el pasado.

El semáforo de la sequía

El Plan Especial de Sequía define cinco escenarios, de los cuales dos son escenarios previos (normalidad y pre-alerta) a la declaración de la sequía mientras que los otros tres son los escenarios de actuación (alerta, excepcionalidad y emergencia) en el que ya se 'adoptan medidas correctoras, de intensificación del ahorro y de aprovechamiento del agua de una manera más directa en todos sus usos. Tan sólo en el escenario más crítico, el de emergencia, se prevén medidas de restricción que pugun afectar a todos los usos.

NORMALIDAD: Las demandas están garantizadas. No hay evidencias de posibles desajustes a corto y medio plazo.

PRE-ALERTA: Se detectan evidencias de sequía y se activan medidas preventivas. Intensificación del seguimiento y recopilación de información de los usuarios. Activación de recursos no convencionales.

ALERTA: Despliegue de medidas de ahorro a los diferentes usos. Incremento de la producción de los recursos no convencionales. Incremento de las extracciones subterráneas. Reducciones de los desembalses.

EXCEPCIONALIDAD: Intensificación de las reducciones en usos no prioritarios. Mayores reducciones de los desembalses. Activación total de los recursos no convencionales. Máximas extracciones subterráneas. Prohibición de determinados usos en actividades urbanas.

EMERGENCIA: Restricciones a todos los usos, incluidos los urbanos, crecientes con el empeoramiento del episodio.

Estas medidas se aplican progresivamente y de manera secuencial en función del escenario en que se encuentra cada ámbito para alargar las reservas hídricas y retrasar al máximo la entrada en el escenario de emergencia.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.