La Comisión Europea presenta los criterios de contratación pública verde para el sector mobiliario

El objetivo es facilitar a las autoridades públicas la compra de productos, servicios y obras con menor impacto medioambiental


682


Autora del artículo: Alexandra Farbiarz Mas • LinkedIn • Email • Terraqui


Los criterios se dividen en tres amplias secciones dependiendo de si el objeto de compra pública se refiere a:

1. Un servicio de renovación de muebles usados existentes.
2. La adquisición de nuevos artículos de mobiliario.
3. Servicios para el uso de muebles al final de su vida útil (ej. evaluación de objetos susceptibles de ser reutilizados).

A su vez, estos criterios se dividen en especificaciones técnicas y criterios de adjudicación.

Para cada conjunto de criterios hay una elección entre dos niveles de compromiso respecto a los beneficios ambientales a lograr:

Criterios básicos: diseñados para permitir una fácil aplicación de la contratación pública verde. Estos criterios se centran en las áreas clave del desempeño ambiental de un producto y buscan mantener los costes administrativos de las empresas.
• Criterios amplios: aquellos que tienen en cuenta más aspectos o niveles más altos de desempeño ambiental. Estos criterios se dirigen a las autoridades que quieran apoyar objetivos ambientales y de innovación.

Habida cuenta de que los artículos de mobiliario pueden variar sustancialmente, tanto en su naturaleza como en los tipos de materiales utilizados, algunos de los criterios vienen acompañados de cláusulas condicionales que establecen en qué circunstancias estos criterios deben considerarse lo suficientemente relevantes para incluirse en la licitación.

Recordemos que en el grupo de productos de “mobiliario” se incluyen unidades independientes o incorporadas, cuya función principal será su uso para almacenar, colocar o colgar artículos y / o para proporcionar superficies donde los usuarios puedan descansar, sentarse, comer, estudiar o trabajar, ya sea para uso en interiores o al aire libre. Los colchones también están incluidos en la categoría de mobiliario.

El grupo de productos de mobiliario no incluye los siguientes productos:

• Productos cuya función primaria no se utilice como mobiliario, tales como, a título indicativo: farolas, barandillas y cercas, escaleras, relojes, patio de recreo, equipos, espejos aislados o suspendidos, conductos eléctricos, bolardos de carretera y productos de construcción tales como escalones, puertas, ventanas, revestimientos de suelos y revestimientos.
• Elementos de mobiliario incorporados en los vehículos utilizados para el tránsito público o privado.
• Productos de mobiliario que contengan más del 5% (en peso) de materiales distintos de: madera maciza, paneles a base de madera, corcho, bambú, ratán, plásticos, metales, cuero, telas recubiertas, textiles, vidrio o materiales de relleno.

Los criterios también se han establecido a partir de evidencias científicas teniendo en cuenta el impacto ambiental durante todo el ciclo de vida de los productos. Traducimos el cuadro que incluye los principales impactos ambientales y las recomendaciones de compra pública verde derivadas:

Principales impactos ambientales durante el ciclo de vida de los muebles

• Pérdida de biodiversidad y erosión del suelo como resultado de una mala gestión forestal o de la tala ilegal.
• El agotamiento de los recursos debido al uso de recursos no renovables como el petróleo / gas natural para plásticos.
• CO2 y otras emisiones como resultado del consumo energético en la producción de muchos materiales.
• Riesgo para los trabajadores, los consumidores o el medio ambiente por la  la liberación de sustancias tóxicas.
• Materiales desperdiciados debido al prematuro final de la vida de los muebles de calidad inferior.
• Materiales desperdiciados debido a dificultades en la reparación, adquisición de piezas de recambio o de separación para el reciclaje.

Propuesta de enfoque de mobiliario de compra pública verde de la UE

• Obtener madera de fuentes legales y/o certificadas.
• Uso de materiales hechos parcial o totalmente con materiales renovables (como la madera).
• Limitar el total de emisiones de compuestos orgánicos volátiles (VOC) provenientes de artículos de mobiliario. Límites específicos de emisión de formaldehído* para los paneles a base de madera y los materiales de tapicería.
• Obtener muebles duraderos y aptos para el uso que cumplan con las normas EN pertinentes.
• Compra de muebles de fácil desmontaje, reparables y reciclables que estén cubiertos por una garantía.

*El formaldehído es un compuesto químico también llamado metanal altamente volátil y muy inflamable presente en muchos materiales tanto orgánicos e inorgánicos. Es uno de los compuestos orgánicos básicos más importantes de la industria química. Tiene distintos tipos de aplicaciones: desde el campo de la medicina hasta materiales textiles, maderas contrachapadas, cosméticos e higiene personal y numerosos productos de limpieza del hogar, en el que es utilizado principalmente como conservante y desinfectante.  La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, en sus últimos informes lo ha clasificado en el grupo 1, Carcinógeno confirmado para humanos (cáncer nasofaríngeo).

El informe deja claro que, puesto que con el mobiliario no suele haber costes de funcionamiento adicional, respecto a los costes del ciclo de vida de este tipo de artículos, el criterio más importante a tener en cuenta es la durabilidad y que los componentes y materiales que se combinan para formar un producto sean fáciles de reparar y de renovar. Para ello es conveniente exigir que los productos cumplan las normas europeas técnicas pertinentes (que podrán encontrar en el apéndice IV del documento objeto de este post) y que tengan un plazo de garantía mínimo incluida. Los plazos de garantías extendidas, puesto que cubren un mayor riesgo y responsabilidad, suelen acompañarse con aumentos de precios. Si una garantía extendida es atractiva o no dependerá de la naturaleza del propio producto y para lo que va a ser usado (es decir de si, por ejemplo, se hace un uso al aire libre, si consta de partes móviles, etc).

Pueden acceder al documento en este enlace.

Este documento deja patente la clave circular en el enfoque de la contratación pública verde de este sector. Sin embargo, y como ya expusimos en un post anterior (Recomendaciones para la Contratación Pública Verde para el Plan de Acción de Economía Circular), la dificultad del desarrollo de la misma radica en que es evidente la diferencia de precio de partida entre los artículos propuestos como más adecuados para la contratación pública verde y los que no lo son, en un contexto en que los mecanismos de contratación pública verde no son obligatorios.

Para la realización de este informe, la Comisión también ha contado con el informe “Revisión de los criterios de la etiqueta ecológica de la UE para los productos de mobiliario”, realizado por el Joint Research Center que encontrarán en este enlace.

Finalmente, adjuntamos la ficha de trabajo “Adquisición de mobiliario de oficina verde por el Gobierno Vasco” del IHOBE, la Sociedad Pública para el desarrollo de la política ambiental del Departamento de Medio Ambiente del País Vasco realizado en el 2004-2006 y que ha sido uno de los materiales utilizados para la revisión del informe del JRC del que hablamos en el párrafo anterior.

Tags: Terraqui.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.