La contaminación del aire en el entorno de Barcelona continúa por encima de los niveles fijados por la UE

A pesar de que se superen los límites europeos, el análisis de la calidad del aire en Cataluña durante 2016 evidencia que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO 2 ) se estabilizan y los de partículas (PM10) regis


2549

24/04/2017

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, junto con la secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Marta Subirà, y la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Mercè Rius, presentaron el pasado jueves los datos relativos a la calidad del aire en Cataluña durante el año 2016.

La situación general en nuestro país es de cumplimiento de la mayoría de objetivos que marca la normativa. De los 15 contaminantes evaluados, la gran mayoría registran niveles muy inferiores a los máximos permitidos. Estos datos provienen de los 673 mediciones automáticas y más de mil mediciones manuales que alimentan la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica (XVPCA), situados en 127 puntos de medición de 82 municipios. Ahora bien, los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) superan determinados límites, fijados por la Unión Europea, en la conurbación de Barcelona, como ha ido pasando históricamente. La tendencia ha sido a la estabilización en los últimos años en el caso del NO2, mientras que en el de las partículas se observa una tendencia a la baja, aunque no se alcanzan los valores recomendados por el OMS. El incremento de actividad económica y de movilidad no se refleja en un aumento de los niveles de contaminantes, ya que también se ven muy influidos por las condiciones meteorológicas. Para el consejero, "la falta de calidad suficiente del aire en el área de Barcelona es un problema real, actual, no de futuro, y crónico, que arrastramos hace muchos años. Un problema que afecta a la salud de todos".

Los principales contaminantes, estables

En las zonas de calidad del aire (ZCA) 1 (área de Barcelona) y 2 (Barcelona-Barcelona), evaluando los últimos años ya grandes rasgos, los niveles de NO2, se mantienen estables. En estas zonas, desde hace años, se incumple en algunas estaciones de medición el valor límite anual (establecido en 40 microgramos/m3). Este es un hecho común en las grandes ciudades europeas. Por el contrario, a las aglomeraciones urbanas de nuestro país no se supera el valor límite horario de este contaminante, como ocurre en otras grandes ciudades debido a su mayor continentalidad y por los fenómenos episódicos pronunciados. Estos incumplimientos se consideran un tema de gran importancia que genera un intenso debate sobre cómo solucionarlos dentro de la Comisión Europea.

Hace años que el Departamento de Territorio y Sostenibilidad trabaja para reducir este contaminante atmosférico en la conurbación de Barcelona, a través del Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire, horizonte 2020 y de una Mesa de la Calidad del Aire. A principios del pasado mes de marzo, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputación de Barcelona y representantes locales aprobaron, en una cumbre sin precedentes, una serie de compromisos para reducir un 30% las emisiones vinculadas al tráfico en el plazo de 15 años. Rull ha querido destacar que " es la primera vez que presentamos estos datos con un plan consensuado y con un calendario muy concreto para reducir el número de vehículos en nuestras carreteras ".

La primera medida que se aplicará será restringir la circulación en las vías interurbanas de la conurbación de Barcelona a partir de diciembre de este año, y en situaciones de episodio ambiental, a los turismos de más de 20 años de antigüedad y en las furgonetas de más de 23. Estos vehículos son los que más contaminan. Según la Guía de cálculo de emisiones de contaminantes de la Generalitat, por ejemplo, un turismo de gasolina anterior a la normativa Euro 1 (de más de 20 años) emite 58 veces más NO2 que uno nuevo.

Compromisos para reducir emisiones

Para mejorar la calidad del aire que respiramos es necesario conseguir una reducción de los vehículos que circulan y que estos sean más limpios. La apuesta es favorecer un trasvase modal del vehículo privado al transporte público, e incentivar la renovación del parque móvil, que debe ser más eficiente y menos contaminante. Actualmente existe una vía de financiación, que se está terminando de habilitar, los Fondos de protección del ambiente atmosférico. Con la aplicación del nuevo impuesto sobre las emisiones de CO2, que alimentará el Fondo del cambio climático, a partir del año próximo se dispondrá de nuevos recursos. Una parte se destinará a aumentar las ayudas a la renovación de flotas en sectores estratégicos, como el del taxi o el de la pequeña distribución, que tendrán un claro componente social.

Los esfuerzos para reducir la contaminación en la conurbación de Barcelona también se centran en rebajar los niveles de partículas (PM10). Este 2016 se ha superado el valor límite diario en una estación de la ZQA6 (Plana de Vic). Independientemente de las acciones que se llevan a cabo en la conurbación de Barcelona, la Generalitat trabaja con centros de investigación y los entes locales para identificar el origen de las partículas detectadas en la plana de Vic y diseñar un plan de reducción.

El ozono vuelve a valores habituales

En relación a la O3, en 2016 se superó el umbral de información a la población en 10 ocasiones, en la ZCA 6 (Plana de Vic) ya la ZQA11 (Pirineo Oriental).

Los niveles de ozono troposférico sufren oscilaciones muy marcadas de un año a otro para que dependen fuertemente de la meteorología predominante. Un año con el verano más frío, lluvioso o ventoso de lo habitual, como el de 2014, presenta más estaciones que cumplen los objetivos de calidad del aire, mientras que un verano cálido, como el de 2015, facilita índices elevados de O3 . De todas formas, se ha observado que el número de superaciones del umbral de información disminuyó fuerza durante los años 2000 y ahora se mantiene bastante estable

Los niveles más elevados de este contaminante se registran los meses más calurosos y con más radiación solar, al mediodía y por la tarde, especialmente en entornos rurales a sotavento de aglomeraciones urbanas. Se relaciona con las consecuencias del smogfotoquímico de las grandes ciudades, ya que los contaminantes implicados en este fenómeno son precursores del ozono.

Si baja el NO2, también lo hace el ozono

El O3 no la emite ningún foco en cantidades importantes. Es lo que se llama un contaminante secundario, y se genera a partir de la presencia de otras sustancias, llamadas precursores, cuando concurren con una temperatura elevada y una radiación solar abundante. Sus principales precursores son los óxidos de nitrógeno (NOx), y los compuestos orgánicos volátiles (COVs).

Las políticas dirigidas a la reducción del dióxido de nitrógeno en la conurbación de Barcelona también permitirán reducir el ozono en las áreas que tradicionalmente presentan superaciones de los límites, como la Plana de Vic. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad, además, dispone de una línea de trabajo para la reducción de los compuestos orgánicos volátiles procedentes de las industrias. Destaca el establecimiento de límites máximos de emisión y de sistemas de control para este tipo de contaminantes que emiten las empresas.

Seguimiento específico en el Camp de Tarragona

Los resultados de los estudios realizados a partir de los datos de los puntos de medición situados en el Camp de Tarragona demuestran que la calidad del aire en esta zona no es significativamente diferente de la del resto de Cataluña y no supone riesgos para la salud de los sus habitantes. Sin embargo, dada la convivencia entre la actividad industrial y las áreas urbanas, se ha diseñado un sistema de vigilancia de calidad del aire específico para la zona que contempla el aumento del número de puntos de vigilancia como el número de compuestos determinados ya que miden un amplio abanico de compuestos orgánico volátiles.

Junto con la de la conurbación de Barcelona, ??la calidad del aire en el Camp de Tarragona es objeto de una atención especial, y se destina una gran parte de los recursos de las redes tecnológicas de vigilancia. Desde el año 2008, existe una colaboración permanente entre instituciones para estudiar si hay efectos sobre la población y poder actuar preventivamente. En 2015, la Mesa de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona nació con la voluntad de convertirse en la plataforma que aglutina, comparta y canaliza las actuaciones generadas por cualquier agente y mantener informados a los ciudadanos del territorio.

Nueva herramienta de consulta de los datos de calidad del aire

Con el objetivo de facilitar el acceso a los datos de calidad del aire, se ha diseñado un aplicativo que permite consultar los datos de las estaciones georeferenciadas a tiempo real, y la evolución de cada contaminante a lo largo de una semana.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA