La Diputación de Girona facilita la instalación de 38 calderas de biomasa forestal en 33 municipios

En 2014 puso en marcha un Plan para impulsar la instalación de calderas de biomasa forestal

Foto: Anna Sanitjas


2100

22/08/2016

Desde que en 2014 la Diputación de Girona puso en marcha el Plan de calderas de biomasa forestal ya son 20 las calderas instaladas con la ayuda de la institución en la provincia, mientras que 18 están en proceso de instalación. El Plan ha hecho posible que 33 municipios de toda las 8 comarcas gerundenses dispongan de uno o más sistemas de suministro de energía sostenible, que se han instalado en equipamientos municipales. En conjunto la corporación ha invertido 2.260.000 euros. En estos tres años, la puesta en marcha de estas calderas ha supuesto una movilización de 16.894,37 m3 de astilla forestal, la creación de 17 puestos de trabajo y la promoción de la gestión forestal sostenible de 6.582,22 hectáreas de bosques de la demarcación de Girona. 

Visto el éxito del Plan, la corporación está trabajando, ahora, en la colocación de 53 calderas más a 22 municipios más. El diputado de medio ambiente, Lluís Costabella, destacó que «desde la Diputación apostamos firmemente por las calderas de biomasa, porque presentan dos ventajas principales frente a las calderas convencionales. Por un lado, aprovechan la astilla de los bosques, por lo que se incentiva la gestión forestal, la limpieza del bosque y, en consecuencia, se reduce el riesgo de incendios. Por otra parte, se trata de un sistema de calefacción sostenible que tiene un balance neutro de emisión de CO2 a la atmósfera ». El Plan de calderas de biomasa forestal en equipamientos públicos municipales se presenta como una oportunidad para potenciar la multi funcionalidad del bosque, dinamizar el sector primario, promover la gestión forestal, crear nuevas empresas y generar empleo. Todo ello, garantizando la conservación de los valores naturales del bosque. 

Las comarcas de Girona son especialmente adecuados en cuanto al aprovisionamiento de astilla, ya que más de la mitad de su superficie está cubierta por bosques densos. Se trata de cerca de 317.771 hectáreas que producen unas 790.000 toneladas de biomasa, la combustión de las que equivaldría a calentar más de 110.000 hogares en invierno.

Proyecto de futuro

A corto plazo la Diputación ha presentado, a la convocatoria del fondo FEDER de la Generalidad de Cataluña, el proyecto Bebiomassgi, que prevé la instalación de calderas que suministrarán calor procedente de biomasa forestal local y sostenible en 53 edificios municipales de 22 localidades. Si la Generalitat diera el visto bueno al proyecto la producción de biomasa directa e indirecta promovida a través de Bebiomassgi conllevaría la disminución del riesgo de incendios forestales en una superficie de 2.557 hectáreas y la creación indirecta de 91 puestos de trabajo que dinamizaría € 356.652 al año en las comarcas de Girona.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.