La Empresa Mixta Valenciana de Aguas celebra su 20 aniversario

La sociedad ha realizado inversiones por valor de 180 millones de euros, situando a Valencia a la vanguardia de la gestión sostenible de agua


502

La Empresa Mixta Valenciana de Aguas S.A. (EMIVASA) celebra este mes de marzo su 20 aniversario desde que en el año 2002 iniciara su actividad y lo hace cerrando el ejercicio 2021 con una cifra récord de inversión, la mayor en su historia, que ronda los 20 millones de euros. Durante estas dos décadas, la sociedad ha realizado inversiones por valor de 180 millones de euros, que han situado a Valencia a la vanguardia del sector en la gestión de agua de manera sostenible.

Formada por el Ayuntamiento de Valencia y la entidad Aguas de Valencia Global Omnium, desde su constitución en el año 2002, EMIVASA gestiona las plantas potabilizadoras El Realón (Picassent) y La Presa (Manises) y en la ciudad de Valencia gestiona dos tipos de redes: la llamada “Red de Alta Presión”, de agua potable para consumo humano, y la llamada “Red de Baja Presión”, de agua no potable destinada a riego, baldeo y fuentes ornamentales en el término municipal de València.

 

Economía circular

La concejala del Ciclo Integral del Agua en el Ayuntamiento de Valencia, Elisa Valía, ha resaltado que “EMIVASA es un buen ejemplo de la colaboración público-privada que redunda en beneficio de la ciudadanía, que se traduce en ofrecer siempre el mejor servicio a la población y en la búsqueda constante de la innovación, aplicada desde una óptica medioambiental”. Según sus palabras, “continuar con el ritmo de inversiones es clave para conservar en óptimas condiciones la red y para modernizarla con el fin de seguir liderando proyectos ambiciosos y abriendo líneas de investigación que mantengan a València en primera línea en materia de gestión de agua de manera sostenible”.

“El enfoque del presente inmediato para garantizar un futuro pasa por aplicar políticas de economía circular, promocionando el agua del grifo, con soluciones que fusionen la tecnología con la sostenibilidad para contribuir al desarrollo de la ciudad”, ha declarado Valía.

Por su parte, el CEO de Global Omnium, Dionisio García, ha confirmado el compromiso del conjunto de la compañía valenciana con la prestación del mejor servicio con criterios de eficiencia y sostenibilidad en la gestión del ciclo integral del agua. Además, ha puesto en valor la vocación de servicio en la prestación de este servicio esencial las 24 horas de los 365 días del año. A juicio de García Comín la apuesta tecnológica emprendida por EMIVASA durante estos años ha permitido situar a la ciudad de Valencia como un modelo de la buena gestión del agua donde hemos alcanzado niveles de rendimiento y ahorro hidráulico punteros a nivel internacional.

 

Mejoras y actualizaciones

En los 20 años de gestión de EMIVASA se ha incrementado en 13,8 puntos el rendimiento hidráulico. A esta mejoría han contribuido tanto la optimización continua en la gestión por parte de EMIVASA, como la efectividad de las campañas de concienciación ciudadana de hacer un uso responsable del agua. De hecho, los consumidores también han contribuido a este uso eficiente del recurso puesto que, pese a un incremento de la población del 3,7%, han pasado de consumir 182,5 litros por habitante al día a 144,2 5 litros por habitante al día, lo que supone una mejora del 21%.

Además, EMIVASA fue pionera en 2012 con la instalación de contadores de telelectura, lo que implicó un cambio de modelo en la gestión del abastecimiento, contribuyendo a la modernización de los servicios de agua urbanos con la mejora de las aportaciones en el control de consumos y en las tecnologías de recogida de la información. A lo largo de estas dos décadas se han reparado un total de 13.307 tuberías, 35.015 ramales y 7.101 elementos. Asimismo, el número de controles analíticos en la red de abastecimiento está muy por encima de lo exigido por la reglamentación.

EMIVASA siempre ha estado muy concienciada con la sostenibilidad medioambiental. Por ello que en los últimos años ha apostado por reemplazar su parque de vehículos a coches 100% eléctricos (2017), instalación de placas fotovoltaicas (2021), recuperar la energía del agua en puntos de la red para transformarlos en energía eléctrica y poder autoabastecer la demanda eléctrica de elementos propios de la red, y poner al servicio de la ciudadanía el excedente (2019), frenar el uso de agua embotellada mediante la puesta en marcha de fuentes de agua filtrada y refrigerada para relleno de botellas de uso personal (PUSDAR 2021-2022). Además, ha liderado destacados proyectos de investigación tecnológica como el Proyecto Love Water, entre otros muchos.

En 2016 se firmó un convenio entre el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación Aguas de Valencia, que se amplió posteriormente a EMIVASA para el pago del servicio de suministro de agua potable a personas en situación o riesgo de exclusión social. Con la pandemia, se colaboró con la Cruz Roja y Asuntos Sociales en la instalación de fuentes de suministro de agua potable en los asentamientos detectados.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA