La falta de consenso ralentiza las obras de depuración de las aguas que vierten al Guadalhorce

Según el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, la responsabilidad de los vertidos al río "es compartida con las entidades locales"


962

23/09/2016

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha afirmado que la falta de consenso entre los municipios que vierten al Guadalhorce para crear un ente supramunicipal encargado de la recepción de las infraestructuras de depuración, está dificultando los trabajos de la Junta, además de no garantizar que la inversión pública que se está acometiendo cumpla con su finalidad. Según Fiscal tan importante es construir depuradoras para asegurar el correcto tratamiento de las aguas residuales como que una vez finalizadas se exploten y entren en funcionamiento.

No obstante, ha añadido, la consejería se está esforzando para impulsar las correspondientes entidades de gestión, que deben constituirse con el consenso de los ayuntamientos, así como para ejecutar las obras de depuración. Ejemplo de ello son los trabajos que se están acometiendo para la construcción de los colectores de la agrupación de vertidos de Alhaurín el Grande y Cártama, de los colectores de la agrupación de vertidos de Álora, Pizarra y Coín, y de la estación depuradora de aguas residuales urbanas (EDAR) de Álora, Pizarra y Coín, en el Bajo Guadalhorce. Unas actuaciones que sufren retraso en su desarrollo por los modificados técnicos que han sufrido, muchos de ellos fruto de la poca implicación que las entidades locales afectadas han tenido.

En el transcurso de su intervención en el Parlamento andaluz, el consejero ha explicado que la responsabilidad de los vertidos al río Guadalhorce “es compartida con las entidades locales, ya que son los ayuntamientos los que tienen la competencia y responsabilidad a este respecto, siendo el papel de la Junta el de prestar auxilio”.

Por último, Fiscal ha recordado que desde 2003, a través del decreto para el tratamiento de las aguas residuales urbanas, se definen las aglomeraciones supramunicpales de Guadalhorce (Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Torremolinos, Cártama y parte de Málaga) y Bajo Gudalhorce (Álora, Pizarra y Coín). Desde entonces la consejería ha venido trabajando para la construcción de sendas depuradoras que dieran tratamiento a estas aglomeraciones.  



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA