La Generalitat Valenciana invierte 5,5 millones en la modernización de 1.500 hectáreas de regadío

En la Ribera Alta para ahorrar más de 3hm3 de agua al año


600

Las obras de modernización de regadío, por valor de 5,5 millones de euros que está ejecutando la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica en el territorio gestionado por la Comunidad de Regantes de Masalet (Ribera Alta) van a suponer, entre otras mejoras sustanciales, el ahorro anual de más de 3hm3 de agua al año -el equivalente al consumo anual de 62. 267 personas- y la reducción anual de 120 toneladas de CO2 en emisiones a la atmósfera.

La superficie que va a verse favorecida por esta reconversión a riego localizado, acompañada por la introducción de energía fotovoltaica, asciende a un total de 1.504 hectáreas, repartidas entre los términos municipales de Carlet, L´Alcúdia y Guadassuar, mientras que el número de regantes beneficiados por estas reformas supera los 2.400.

La consellera de Agricultura y Transición Ecológica, Mireia Mollà, junto al secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, y el director general de Agricultura, Antonio Quintana, han visitado hoy algunas de las infraestructuras que se están construyendo, para conocer de primera mano la evolución de unos trabajos que podrían estar concluidos en su mayor parte a finales del próximo año.

La consellera Mollà destaca que "proyectos de esta envergadura acreditan la apuesta firme, decida y continua de la Generalitat por mejorar la eficiencia hídrica y energética de nuestros regadíos porque somos conscientes tanto de la importancia capital que tienen para la agricultura valenciana como de la necesidad de afianzar su solidez mediante el mejor aprovechamiento posible de los recursos disponibles".

Las obras para transformar el actual sistema de suministro de agua por gravedad ("a manta") en riego por goteo en las zonas ya mencionadas incluyen también la instalación de dos parques fotovoltaicos con una capacidad de 550 Kwp que permitirán un ahorro de 480 Mwh anuales de energía, lo que supone una reducción de 120 toneladas anuales de CO2 en la huella de carbono, que equivale a 900 viajes de avión entre Valencia y Bilbao.

Sobre este aspecto, Roger Llanes ha señalado que "la cuestión medioambiental está plenamente incorporada en la estrategia que seguimos en materia de modernización del regadío y, por ello, la introducción de energías renovables es una constante en todos los proyectos que se llevan a cabo, una circunstancia que demuestra que si alguien está verdaderamente comprometido con el cuidado y la preservación del medio ambiente esos son los agricultores y los regantes".

 

Inversiones millonarias

Las transformaciones que se están acometiendo en la red de infraestructuras hídricas dependientes de la Comunidad de Regantes de Masalet se inscriben en el marco de la ambiciosa política de modernización de regadíos que desarrolla la Generalitat.

"Solo este año -ha subrayado Mireia Mollà- contamos con un presupuesto de 20 millones de euros que nos están permitiendo realizar 19 actuaciones en materia de mejora de las infraestructuras hídricas". En este sentido, Roger Llanes ha recordado que "hace poco presentamos la Estrategia Valenciana de Regadíos para el periodo 2020-2040, elaborada por la conselleria de Agricultura y que contempla inversiones de 1.200 millones, porque de lo que se trata es de pensar a largo plazo y de dotar al sector de las herramientas que garanticen su futuro".

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA