La gestión de residuos se intensifica en la Generalitat Valenciana durante la COVID-19

Se reducen los desechos domésticos en más de un 11 %


354

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha informado que la Comunitat Valenciana ha intensificado la gestión de residuos durante la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, un esfuerzo que ha permitido reducir la producción de residuos domésticos en masa en un 11,8 % y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad sanitaria de los trabajadores y trabajadoras y mantener las buenas prácticas medioambientales.

Por el contrario, en determinadas zonas, como la Vall d'Albaida, la Safor, l'Alcoià, Valencia interior o Villena-Elda-Petrer, y como consecuencia del mantenimiento de la actividad industrial esencial en la lucha contra el coronavirus, la gestión de residuos se ha mantenido o incluso ha crecido levemente, claro indicador del mantenimiento global de actividad económica.

Hay que destacar que, durante el periodo 2015-2018, en la Comunitat Valenciana se han realizado inversiones por más de 50 millones de euros en plantas de tratamiento de residuos y se han autorizado e iniciado otras nuevas por valor de más de 190 millones de euros, "lo que hace que nuestra Comunitat disponga de un sistema de instalaciones suficientes para el tratamiento previo de todos sus residuos domésticos", ha explicado la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón.

Asimismo, varios municipios han iniciado procesos de planificación, ejecución y mejora continua importantes, de las recogidas selectivas en origen, como por ejemplo València o Castelló de la Plana, entre otros muchos, de acuerdo a las nuevas indicaciones al respecto del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana (PIRCVA2019), y han incrementado sus recogidas selectivas en origen.

También durante el desarrollo de esta pandemia se ha incrementado un 13 % la inversión pública en el sistema de tratamiento de residuos, y se han destinado 2,4 millones de euros para el año 2020 y activado nuevas obras de colaboración público-privada por un importe de más de 51 millones en varias instalaciones.

Actualmente, se está trabajando en mejorar la cuota de autosuficiencia energética y de energías renovables de las instalaciones de tratamiento de residuos domésticos de Guadassuar, Villena, Picassent o Elche.

En materia de reducción de la gestión de residuos en vertedero durante la crisis sanitaria, se han tomado medidas adicionales como la puesta en marcha de tres líneas de fabricación de materiales biomásicos en las plantas de tratamiento de residuos domésticos con el fin de sustituir combustibles fósiles en la industria, tal y como marca el Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana (PIR).

Además, se han mantenido los triajes automáticos-mecánicos en las plantas de tratamiento, evitando la paralización de ningún turno ni instalación por motivos relacionados con la COVID-19, y se han implantado nuevos protocolos para asegurar la seguridad de los trabajadores de la industria de la gestión de residuos domésticos, repartiéndose más de 600.000 equipos de protección individual y desinfectando hasta dos y tres veces diarias los puestos de trabajo de algunas de las instalaciones.

Paula Tuzón ha querido hacer hincapié en que, en la Comunitat Valenciana, desde el inicio de la pandemia "no se han incinerado residuos sanitarios, ni tratados previamente ni sin tratamiento previo".

La Conselleria ha resaltado que en estos meses no se han parado los planes de gestión de residuos de la Comunitat Valenciana, como por ejemplo la aprobación inicial por parte del consorcio de residuos A3 (comarca Alto Vinalopó), esta misma semana, de un proyecto de gestión zonal de ecoparques fijos y móviles informatizados.

Además, contempla una nueva recogida selectiva en origen comarcal de los residuos textiles, con el objetivo de separar estos del flujo de residuos mezclados, evitándose contaminaciones posibles de los residuos textiles e incrementándose la recogida selectiva global.

También se ha continuado con los planes de fomento de la reducción en origen mediante el compostaje comunitario o el agrocompostaje, "con el que en apenas un año hemos reducido mil toneladas de biorresiduos de las instalaciones de tratamiento, generando un compost de calidad y de proximidad, gracias al esfuerzo, implicación y colaboración de universidades, vecinos implicados y asociaciones ecologistas", ha concluido Tuzón.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.