La gestión del Centro de Residuos de Albacete incorporará novedades y mejoras

El Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Albacete ha suscrito el nuevo contrato para la gestión y explotación del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Albacete


421

El Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Albacete y la empresa Ferrovial Servicios han suscrito el nuevo contrato para la gestión y explotación del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Albacete, que da servicio a las diez Estaciones de Transferencia repartidas por la geografía provincial, incorporando novedades y mejoras que ofrecen respuesta a los nuevos desafíos que afronta el territorio en materia de tratamiento de residuos.

El acuerdo ha sido rubricado por el presidente de la institución provincial y del citado Consorcio, Santi Cabañero (que ha estado acompañado por la vicepresidenta provincial y del propio CPMA, Amparo Torres) y por el director regional de la empresa adjudicataria, Gonzalo Cañete. Tendrá una vigencia de 7 años y entrará este 1 de abril de 2021. Con un importe de 50.514.706 €, el contrato supone una inversión anual de 7.216.386 € e incorpora una ‘fórmula de solidaridad interterritorial’ para que el canon por tonelada que aportan los diferentes Ayuntamientos, sea el mismo (independientemente de la ubicación del municipio): 31,23 € por tonelada.

Además, y como han puesto en relieve los dirigentes provinciales, el documento incorpora importantes actuaciones en línea con la hoja de ruta de la Diputación y con el trabajo que desde ésta se viene desarrollando a través del Consorcio Provincial de Medio Ambiente. Así, el acuerdo incorpora la gestión, el mantenimiento y la vigilancia de todas las instalaciones del CTRU de Hellín (incluido el control y la vigilancia ambiental de este vertedero que, como ha recordado el presidente provincial, ha sido sellado y restaurado recientemente gracias a una inversión de más de 1.860.000 € aportados de forma íntegra por el Consorcio).

 

Ventajas, también para las Estaciones de Trasferencia de residuos de la provincia

Igualmente, este Centro contará, como recoge el citado acuerdo, con una Planta de Tratamiento Móvil para lixiviados (los líquidos que rezuman los residuos durante su descomposición), evitando el riesgo de contaminación, tanto para el suelo como para los acuíferos. Una mejora que también se va a implementar, conforme al nuevo contrato, en el CTRU de Albacete mediante la incorporación de un intercambiador de calor.

Del mismo modo, se va a incorporar un nuevo Servicio: la gestión de la materia orgánica recogida selectivamente en los municipios, lo que se traducirá en un notable beneficio, especialmente, de cara a la progresiva implantación de los ‘contenedores marrones’ que en la provincia también se están poniendo en marcha gracias al Consorcio; no en vano, antes de finalizar 2020, el Organismo dependiente de la Diputación de Albacete había destinado 140.760 € (cofinanciados al 80% por el FEDER y al 20% por el Consorcio) para la adquisición de 1.021 contenedores de recogida de residuos orgánicos. Algo que ha supuesto una notable ayuda a los Ayuntamientos a la hora de dar cumplimiento al requisito normativo que recoge el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que establece diciembre de 2021 como fecha límite para la recogida separada de biorresiduos de origen doméstico para las Entidades Locales con más de 5.000 mil habitantes (y antes del 31 de diciembre de 2023, para el resto).

En esta línea, el acuerdo firmado entre el Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Albacete y Ferrovial presenta un diagrama de procesos nuevo que supone una mejor concreción de la flexibilidad y la versatilidad de las instalaciones del CTRU, lo que optimizará la adaptación del espacio a los propios residuos (pudiéndolos tratar conforme a las exigencias de la demanda de entrada), al mismo tiempo que permite tratar adecuadamente esos biorresiduos de las ‘experiencias piloto’ que se están desarrollando en Ayuntamientos como el de la capital o el de Caudete. Además, el nuevo Plan de Labores en las celdas de vertido es más idóneo y concreto, e incluye la construcción de dos nuevas, a lo que también se sumará la ampliación de la playa de descarga (lo que permitirá hacer más operativo el trabajo diario).

El documento sellado entre Cabañero y Cañete, también contempla mejoras, tanto en las medidas medioambientales de consumo energético y de agua (riego por goteo en las zonas ajardinadas y cambio de la iluminación a LED, entre otras) como en el sistema de control y comunicación de las instalaciones con la colocación de un sistema de vigilancia. Además, se va a renovar la maquinaria de selección de los materiales recuperables y la maquinaria móvil, lo que va a permitir detectar de una forma más eficaz los residuos que llegan, avanzando de cara a su separación y posterior reciclaje.

Las diez Estaciones de Transferencias de la provincia (Alcaraz, Almansa, Elche de la Sierra, El Bonillo, Peñas de San Pedro, Tobarra, Villarrobledo, La Roda, Casas de Ibáñez y Tarazona de la Mancha) también se verán beneficiadas por el acuerdo, ya que en ellas se van a desarrollar trabajos de mejora como pintura de tolvas, arreglos del vallado y de las escaleras, adecuación de las arquetas de recogida de lixiviados, cambios de iluminación a LED o sustitución de paneles superiores de tolvas.

 

Sostenibilidad, economía circular y desarrollo rural frente al cambio climático

Actuaciones, todas ellas, encaminadas “a optimizar recursos, avanzar en eficiencia y sostenibilidad, favoreciendo el reciclaje para dar respuesta a la nueva realidad que en materia de residuos afrontamos y también a los desafíos que esa realidad trae parejos” ha apuntado Cabañero, quien ha remarcado que el acuerdo alcanzado también incluye abordar la disminución del rechazo (el material que no puede ser reciclado) que va al vertedero, hasta un 54,9 % de máximo, posibilitando que se recicle más.

De hecho, el dirigente provincial ha subrayado que, en materia de recogida de residuos, es fundamental seguir desarrollando campañas de concienciación y sensibilización para avanzar en la recogida selectiva; lo que, a su vez, repercutirá de forma muy positiva en las propias localidades y en sus Consistorios, tanto desde un punto de vista económico como medioambiental. Y es que, en la medida en la que se avance en la separación de los residuos para su reciclaje, menor será la inversión que las arcas municipales tendrán que afrontar. “Es decir, cuanto más concienciados estén nuestros vecinos y vecinas con la separación de los residuos y el reciclaje, la fracción resto, que es por la que los Ayuntamientos pagan el canon, disminuirá”, ha señalado.

En este punto, el máximo responsable provincial ha recordado que existe un compromiso serio y firme por parte de la institución en materia de sostenibilidad y desarrollo rural, y ha dejado claro que se se viene trabajando de forma integral para avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 para frenar el cambio climático y contribuir a la economía circular. Así, ha explicado que son muchos los ejemplos de proyectos realizados desde el Consorcio Provincial de Medio Ambiente en esta dirección en la que, ahora, se seguirá avanzando con este nuevo contrato.

En este CTRU se han tratado, durante el pasado 2020, más de 168.300 toneladas de residuos. Un ámbito que requiere de implicación, de concienciación y educación medioambiental entre la ciudadanía, siendo cada vez más conscientes de que el proceso arranca incluso antes de generar esos residuos y que, en él, resultan claves las ‘5 erres’: ‘repensar’, ‘reducir’, ‘reutilizar’, ‘reciclar’ y ‘rechazar’.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA