La nueva depuradora de Agurain dará solución a la contaminación del Zadorra

La entrada en funcionamiento del EDAR, terminará con uno de los vertidos más problemáticos de la CAE


829

La nueva estación depuradora de aguas residuales de Agurain entrará en funcionamiento a finales de 2021 y dará solución a uno de los vertidos más problemáticos de la CAE de los últimos años, evitando al Zadorra el vertido con mayor carga contaminante de la Llanada. Así lo han podido conocer por explicación del equipo técnico constructor, Arantxa Tapia, Consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente; Ramiro González, Diputado General de Araba; y Ernesto Sainz Lanchares, Alcalde de Agurain.

En la visita a las obras de la nueva EDAR que la Agencia Vasca del Agua, URA, está terminando de construir en la localidad alavesa también han participado Antonio Aiz, Director General de URA; Josean Galera, Diputado Foral de Medio Ambiente y Urbanismo; Amaia Barredo, Viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental; y Nati López de Munain, directora foral de Medio Ambiente.

La construcción de la nueva depuradora de aguas residuales urbanas cuenta con un presupuesto de 6.350.000 euros y su ejecución está prevista para agosto de este año. Una vez concluida, URA velará por su puesta a punto y correcta entrada en funcionamiento durante 6 meses. Finalmente, durante el primer cuatrimestre del 2022, la instalación será cedida al Ayuntamiento de Agurain, de cara a su futura integración en el consorcio creado en Álava para una gestión profesional del agua.  

Las instalaciones de la nueva depuradora acabarán con uno de los puntos de vertido más problemáticos de Euskadi dado el deficiente funcionamiento de la anterior estación y los frecuentes episodios de contaminación que produjo dicha situación.  

La nueva depuradora dispone de un tanque de tormentas que, en momentos de precipitaciones intensas, permitirá retener los grandes caudales del agua de lluvia que se mezclan con las aguas residuales, impidiendo así su vertido sin depurar al cauce del río.

Esta instalación supone una garantía adicional para un entorno especialmente sensible como es el curso superior del Zadorra, que desagua en el embalse de Ullibarri, principal fuente de abastecimiento de la Comunidad Autónoma. Además, incorporará un tratamiento reforzado de tres fases — pretratamiento, secundario y terciario—, de modo que las aguas tratadas sean devueltas al cauce del río con la mejor calidad posible.

El proyecto de la EDAR ha sido dimensionado para que la instalación pueda tratar las aguas residuales de una población equivalente a 33.825 personas, de forma que, además de cubrir las necesidades actuales de la localidad y de su zona industrial, sea capaz de absorber el tratamiento de futuros desarrollos urbanísticos e industriales o la hipotética incorporación de las aguas residuales de otros núcleos urbanos.

Asimismo, la nueva depuradora ha sido diseñada teniendo en cuenta la variabilidad natural de la estacionalidad de los caudales en la cuenca, sin que en ningún caso repercuta negativamente en los rendimientos de los procesos de depuración.

Hasta que entre en funcionamiento la nueva depuradora, el Ayuntamiento será el encargado de asegurar el cumplimiento de las condiciones de vertido fijadas en la vigente autorización.

 

Acuerdo interinstitucional

La nueva estación depuradora de Agurain es uno de los principales proyectos del Acuerdo Marco sobre Infraestructuras Hidráulicas (2017-2027) firmado entre la Agencia Vasca del Agua y la Diputación Foral de Álava. En lo que a la Diputación Foral de Álava respecta, se encuentra en pleno proceso de construcción de la nueva red de colectores que trasladará las aguas residuales desde el casco urbano y polígonos industriales hasta la nueva depuradora.

En total, el Departamento Foral de Medio Ambiente invertirá cerca de 1.500.000 de euros en este proyecto, que –mediante varias conducciones de 2,6 kilómetros en total- llevará el total de las aguas del núcleo urbano de Agurain a la nueva EDAR, más moderna y con más capacidad de saneamiento y depuración. Esta actuación complementa el importante hito de saneamiento en la Llanada alavesa, que figura en las actuaciones que aparecen en el Plan Director de Abastecimiento y saneamiento de Araba 2016-2026.

 

Una gestión profesional

La consejera Arantxa Tapia ha destacado que “la infraestructura que estamos construyendo es de última generación, y tratará el vertido de origen doméstico e industrial”. Ha recordado que “la anterior depuradora no funcionaba en condiciones, no podía dar una respuesta efectiva a las necesidades existentes, pero hoy la tecnología de depuración y tratamiento de aguas han evolucionado, y nos posibilita diseñar esta EDAR que permitirá fomentar un desarrollo y gestión del agua más sostenible y profesional de las familias y las actividades económicas existentes, o de las que a medio-largo plazo se instalarán en el entorno de Agurain”.

Tapia se ha felicitado por “dar solución a uno de los vertidos más problemáticos y expedientados de la CAE de los últimos años, ya que no se cumplían los requerimientos de calidad que deben tener las aguas que son devueltas al cauce; el río Zadorra evitará el vertido con mayor carga contaminante de la Llanada”. Ha concluido destacando el convenio de financiación para la construcción de la nueva EDAR firmado entre Ayuntamiento, Diputación de Araba y URA, y ha avanzado que “desde el Gobierno Vasco continuaremos mejorando el ciclo integral del agua, incorporando nuevos sistemas de depuración que mejoren notablemente los vertidos a los ríos” y como ejemplo ha avanzado que “en el territorio histórico de Araba, la agencia vasca del agua está trabajando en la redacción del proyecto constructivo del sistema de saneamiento y estación depuradora de aguas residuales de Moreda”.

El Alcalde de Agurain, Ernesto Sainz Lanchares, ha destacado que la nueva infraestructura “ha tardado”, pero fruto de la colaboración interinstitucional GV-DFA-Ayuntamiento de Agurain, la construcción de una nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales es una realidad, “una infraestructura que desde el ayuntamiento de Agurain consideramos básica e imprescindible por dos motivos: el primero, y más importante, por cuanto es una herramienta fundamental para que las y los aguraindarras podamos completar el ciclo del agua, asegurándonos de que devolvemos a nuestros ríos el agua en óptimas condiciones, en aplicación de los principios que nos exige un desarrollo humano sostenible; el segundo, asegurar el futuro crecimiento de nuestro municipio, tanto de su zona residencial como de nuestros polígonos industriales, crecimiento que hasta la fecha se ha visto hipotecado por las limitadas prestaciones que ofrecía la anterior EDAR, que hace años quedó obsoleta”.

Por su parte, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha subrayado que “es una gran satisfacción ver cómo, a partir del impulso de la Diputación Foral en 2016, este proyecto está hoy a punto de entrar en servicio. Agurain y La Llanada necesitaban una infraestructura de este tipo de manera urgente y, en colaboración interinstitucional, hemos logrado hacerlo realidad”.

“Es un proyecto, además, que cuando creamos Urbide en 2019 como un consorcio que tiene por objetivo ayudar a todos los núcleos urbanos competentes en gestión del ciclo del agua, veíamos como esencial. Necesitábamos ayudar a Agurain como municipio clave en cabecera de los embalses del Zadorra y ahora, más que nunca, vamos a poder ver cristalizado la solución al problema. Por un lado, contamos con una infraestructura nueva y por otro, con un ente gestor que podrá optimizar la gestión de este recurso. No hay que olvidar que la Diputación ya gestiona 10 plantas depuradoras en el Territorio y en breve será Urbide quien las gestione”, ha subrayado.

RRSS
Tags


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA