La planta de residuos del municipio gallego de Cervo facilitará la valorización y el compostaje

Estará alimentado por energía renovable y estará equipado con nuevos e innovadores sistemas de purificación de agua y aire, así como control del nivel de ruido


445

El presidente ejecutivo de Sogama, Javier Domínguez, el delegado territorial de la Xunta de Galicia en Lugo, Javier Arias, y el alcalde de Cervo, Alfonso Villares, han visitado el polígono industrial de Cuiña para comprobar sobre el terreno el avance de las obras de la nueva planta de biorresiduos proyectada en el municipio, infraestructura que se prevé que entre en funcionamiento a finales de este año para dar servicio a 15 municipios.

Las instalaciones, cuya construcción fue adjudicada por unos 6,4 millones de euros a la UTE Espina Obras Hidráulicas, SA, Geoxa, Xeneral de Construcciones, SL, ocuparán una parcela de casi 8.000 m2 y darán servicio a 14 municipios de la Armada de Lugo; Alfoz, Barreiros, Burela, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Muras, Ourol, Ribadeo, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro, Xove y Cervo, además de Mañón en A Coruña, aglutinando una población de más de 69.300 habitantes.

 

 Valorización de materia orgánica

Esta instalación formará parte de la red de infraestructuras diseñada por la Xunta para que la mayoría de los municipios adscritos a Sogama tengan acceso a la valorización de materia orgánica y dispongan de una planta de transferencia o biorresiduos a menos de 50 km.

La planta de Cervo albergará todo el proceso de compostaje, procesamiento, fermentación, maduración y almacenamiento, y tendrá capacidad para tratar 3.000 toneladas de materia orgánica al año, a las que habría que añadir 1.600 toneladas de material estructurante -es decir, madera de poda y de desecho, y producirá alrededor de 1.500 toneladas de compost que se utilizará para la agricultura y la ganadería como abono natural.

 

También estará alimentado por energía renovable y estará equipado con nuevos e innovadores sistemas de purificación de agua y aire, así como control del nivel de ruido, asegurando así operaciones respetuosas con el medio ambiente

 

El presidente de Sogama ha subrayado que la planta de Cervo prestará un importante servicio a la Armada de Lugo y ayudará a las entidades locales a dar el debido cumplimiento a sus obligaciones legales en el campo de la valorización de la materia orgánica, ya que “todos los ayuntamientos gallegos han plazo hasta el 31 de diciembre de 2023 para establecer la recogida diferenciada de materia orgánica a través del contenedor marrón”.

Asimismo, recordó que los municipios a los que dará servicio la futura instalación también están adheridos al programa de compostaje doméstico de Sogama, habiendo recibido de esta empresa pública, y de forma gratuita, más de 1.400 compostadores.

 

17 instalaciones en red

Aunque la gestión de residuos es competencia municipal, la Xunta seguirá apoyando a los ayuntamientos para cumplir con las obligaciones legales establecidas en la materia. Para ello, ha diseñado una red de infraestructuras compuesta por 17 instalaciones: 4 plantas de biorresiduos, una en cada provincia —Cerceda, ya en funcionamiento, Vilanova de Arousa, Verín y Cervo—, apoyadas en 13 plantas de transferencia que contarán con una tolva específica para el traslado de la fracción orgánica.

La previsión es que las plantas integradas en esta red, en las que se invertirán alrededor de 40 millones de euros, de los que 30 millones procederán de los Fondos FEDER como parte de la respuesta de la Unión Europea a la crisis del covid entren en funcionamiento a finales de 2022.
 

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA