La secretaria de Estado de Medio Ambiente destaca los esfuerzos para mejorar la calidad del aire

María García Rodríguez ha participado en la reunión ministerial sobre calidad del aire convocada por el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella


539


La secretaria de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, María García Rodríguez, informó ayer al comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, de los esfuerzos llevados a cabo por las administraciones españolas, cada uno en el ámbito de sus competencias y responsabilidades, para mejorar en la calidad del aire, así como de los avances logrados en los últimos años.

España ha sido citada, junto a otros ocho países europeos, para detallar la situación de los procedimientos abiertos en materia de calidad del aire. La secretaria de Estado ha explicado al comisario que, en nuestro país, los incumplimientos de contaminantes atmosféricos no constituyen un problema general, sino circunscrito a determinadas zonas geográficas concretas, a diferencia de lo que sucede en otros Estados Miembro. España se encuentra en mejor situación que el resto de países que han sido convocados a la reunión de hoy.

ÁREAS MUY LOCALIZADAS Y MENOS INCUMPLIMIENTOS

En concreto, los incumplimientos objeto de dictamen motivado afectan, en lo que se refiere al límite de partículas, a áreas muy localizadas de Asturias y Andalucía. En cuanto a las superaciones de los límites de dióxido de nitrógeno, se producen en la ciudad de Madrid y en Barcelona y en su área metropolitana.

La secretaria de Estado ha resaltado que, “de acuerdo con los informes anuales de evaluación, hemos pasado del total de ocho incumplimientos que se registraban en 2010 a cinco en 2016”. Y, con carácter general, los niveles de contaminantes atmosféricos contemplados en la Directiva de calidad del aire ambiente siguen una tendencia de mejora, tal y como recogen los informes sobre el estado de calidad del aire que elabora España desde el año 2001, con las excepciones ya citadas en determinadas zonas concretas, así como del ozono troposférico.

GESTIÓN REGIONAL Y MUNICIPAL, PRIORIDAD DE GOBIERNO

La gestión y el control de la calidad del aire corresponden en nuestro país a los Ayuntamientos y a las Comunidades Autónomas, cuyas medidas para avanzar en esta materia ha trasladado la secretaria de Estado al comisario europeo.

A la Administración General del Estado, por su parte, le corresponde la elaboración de la normativa básica, la planificación general, la actualización de la relación de contaminantes y del catálogo de actividades potencialmente contaminadoras, además de la elaboración de planes estratégicos de alcance nacional.

“La mejora de la calidad del aire, por su importancia para la salud de las personas y la protección de nuestro medio ambiente, es sin duda una cuestión prioritaria para el Gobierno de España, en la que venimos trabajando desde hace seis años, asumiendo importantes compromisos presupuestarios”, ha destacado.

Así, ha recordado que el Gobierno ha destinado más de 1.200 millones de euros desde el año 2012 para renovar el parque móvil e impulsar el uso de vehículos de energías alternativas y eléctricos, y que el pasado 15 de diciembre aprobó el Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019 (Plan Aire II), con 52 medidas y un presupuesto de 276 millones de euros.

Este Plan, continuación del aprobado en 2013, estará vigente hasta que entre en vigor el Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica, en el que ya se trabaja. Las medidas del Plan Aire II se agrupan en ocho áreas (información, fiscalidad ambiental, movilidad, investigación, agricultura y ganadería, sector residencial, sector industrial y transporte) y, entre las actuaciones que se incluyen, destacan medidas concretas como la puesta en marcha de incentivos para mejorar la eficiencia energética de los edificios; ayudas para la renovación del parque automovilístico y el fomento de los vehículos de energías alternativas y para la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, así como medidas para mejorar la eficiencia del transporte ferroviario y marino.

MEDIDAS DESARROLLADAS EN LAS CUATRO COMUNIDADES

En relación con las medidas puestas en marcha por las autoridades locales y regionales para lograr mejorar la calidad del aire en sus respectivos territorios, la secretaria de Estado ha informado de que, en Asturias, los incumplimientos afectan a una población inferior a los 130.000 habitantes. Ha destacado que la administración asturiana ha puesto en marcha dos planes de mejora de la calidad del aire (zona central y de Avilés) para reducir la contaminación por partículas en suspensión y la procedente del manejo de graneles en el puerto de Avilés y mejorar la movilidad en la zona.

Además, ha explicado que, según los informes regionales, el problema de contaminación deriva de la inadecuada ubicación de una estación, de manera que se produce una sobreestimación de la medición de partículas en suspensión en la zona de Avilés, por lo que se solicitará a la Comisión el cambio de ubicación.

Por lo que respecta a Andalucía, el incumplimiento de material particulado se centra en un único municipio de apenas 8.400 habitantes, Villanueva del Arzobispo, y deriva de la quema de biomasa en calderas domésticas. García Rodríguez ha trasladado al comisario que el Gobierno autonómico ha establecido mejoras en la planta de biomasa e implantado restricciones de funcionamiento a las industrias de la zona. También está concediendo ayudas para cambio de equipos de calefacción e impulsando medidas de concienciación.

Asimismo, la Junta trabaja en una “Estrategia Andaluza de la Calidad del Aire” y el Ayuntamiento de Villanueva del Arzobispo ha iniciado los trámites para su propio plan de calidad del aire.

La secretaria de Estado ha informado también de que, en Cataluña, para hacer frente a las superaciones relativas al material particulado y de dióxido de nitrógeno, la Generalitat puso en marcha en 2014 un Plan de Actuación y el Ayuntamiento de Barcelona está implantando un Plan de mejora y un Programa de medidas. El pasado año, además, se firmó un acuerdo entre Cataluña y 40 entidades locales de la conurbación de Barcelona con actuaciones adicionales al Plan de Actuación Horizonte 2020.

Todos estos planes prevén medidas para una movilidad más eficiente y menos contaminante, y también se han adoptado actuaciones para reducir emisiones del sector industrial y eléctrico y se ha aprobado otro Plan de Mejora de la calidad del Aire del Puerto de Barcelona. Como resultado de todo ello, la situación en cuanto a partículas en suspensión en Barcelona y alrededores ha mejorado sensiblemente desde 2010 hasta los últimos datos de 2016, en los que ya no se superan los valores límites de este contaminante y, en cuanto al dióxido de nitrógeno (NO2), se prevé que en 2020 se garantice el cumplimiento de los objetivos.

Por último, en cuanto al problema de NO2 que afecta a la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento ha implantado, desde el pasado año, un protocolo que se aplica de forma gradual cuando se producen episodios de alta contaminación por este contaminante. El Plan prevé una inversión de 543,9 millones y, de acuerdo con las estimaciones del Ayuntamiento, permitirá una reducción en la concentración media anual de dióxido de nitrógeno del 23%, alcanzando el cumplimiento en 2020.

Así lo ha transmitido la secretaria de Estado de Medio Ambiente, que ha confiado en que la Comisión tendrá en cuenta los esfuerzos que están realizando las Administraciones españolas para mejorar la calidad del aire y los avances que se han ido logrando en los últimos años.

AVANZAR HACIA UNA MOVILIDAD MÁS LIMPIA

A juicio de García Rodríguez, “la solución al problema de la contaminación atmosférica afecta a muy diversos sectores y su solución requiere la requiere la participación de todas las autoridades competentes y del conjunto de la sociedad”. Es necesario, desde las administraciones, seguir trabajando para garantizar el cumplimiento de los valores límite de los contaminantes atmosféricos, en beneficio de la salud de las personas y del medio ambiente. Así mismo es importante incentivar el cambio hacia una movilidad más limpia y sostenible con la colaboración del conjunto de la sociedad, lo que supone un desafío”.

Finalmente, la secretaria de Estado ha considerado “necesario reforzar los cauces de colaboración entre la Comisión y los Estados Miembros”, poniendo en marcha encuentros bilaterales para conocer, sobre el terreno, los problemas existentes en las zonas afectadas y avanzar en la puesta en marcha de soluciones conjuntas que permitan abordarlos de la manera más eficaz posible.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

ÚLTIMO NÚMERO
@RevistaRETEMA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.