Las emisiones de CO2 crecieron en 2021 en casi todos los Estados miembros de la UE

El aumento de las emisiones se debió principalmente al aumento del uso de combustibles fósiles sólidos, mientras que los combustibles fósiles líquidos fueron responsables de más del 29% del aumento


273

En 2021, cuando los Estados miembros de la Unión Europa levantaron la mayoría de las medidas de contención de la COVID-19 , las emisiones de dióxido de carbono (CO 2 ) procedentes de la quema de combustibles fósiles en la UE (principalmente petróleo y derivados, gas natural, carbón y turba) aumentaron en 6,3% respecto al año anterior. Las emisiones de CO2 derivadas del uso de la energía contribuyen en gran medida al calentamiento global y representan alrededor del 75 % de todas las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre en la UE. Las condiciones climáticas (p. ej. inviernos fríos/largos o veranos calurosos), el crecimiento económico, el tamaño de la población, el transporte y las actividades industriales son algunos de los factores que influyen en las emisiones.

Las emisiones de CO 2 de los combustibles fósiles se originan en el país donde se queman los combustibles para la generación de electricidad, el transporte, la producción de acero, etc., lo que en consecuencia afecta las importaciones y exportaciones de productos energéticos. Por ejemplo, la importación de carbón para la generación de electricidad conduce a un aumento de las emisiones en el país importador. Por el contrario, las importaciones de electricidad no afectan las emisiones del país importador, ya que estas se reportan en el país exportador donde se produjo la electricidad.

 

 

Mayores aumentos en las emisiones de CO 2

Según estimaciones de Eurostat, las emisiones de CO 2 crecieron en 2021 en casi todos los Estados miembros de la UE, con el mayor incremento en Bulgaria (+18,0 %), seguida de Estonia (+13,1 %), Eslovaquia (+11,4 %) e Italia (+10,6 %). %). Los dos únicos países con una disminución estimada de las emisiones de CO 2 son Portugal (-5,5 %) y Finlandia (-1,5 %). 

En 2021, el aumento de las emisiones de CO 2 se debió principalmente al aumento del uso de combustibles fósiles sólidos (que contribuyó a más del 50 % del aumento). Los combustibles fósiles líquidos fueron responsables de más del 29% del aumento, mientras que el 21% puede atribuirse al gas natural. La reducción del uso de turba alivió ligeramente el aumento de las emisiones de CO 2. 

Para obtener información más detallada, consulte esta tabla de excel con la evolución estimada de las emisiones de CO 2 por país.

 

RRSS
Archivado en:
Emisiones, Investigación, Europa
Tags
Eurostat


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA