Reutilización del agua: hoja de ruta en Europa y situación en España


3540

29/08/2016
Archivado en: Agua , Otros , España

Autora del artículo: Carmen Callao, Abogada especialista en residuos y economía circular • LinkedIn • Email


Dijo Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU “todavía hay agua suficiente para todos, pero sólo mientras la mantengamos limpia, la usemos más sabiamente y hagamos un reparto justo de ella”.

Según un estudio de El Corte Inglés y la Fundación Botín publicado en el año 2013 sobre la huella hídrica “Las zapatillas de deporte necesitan 4.400 litros; un pantalón vaquero de algodón, 3.000 litros; una camisa de fibra sintética, 1.000 litros y una camiseta de algodón requiere 1.200 litros”, lo que supone un elevado coste de producción.

El consumo global de agua en la industria es del 22 % y aumenta hasta el 50% en Estados Unidos o Europa, mientras que el porcentaje es sensiblemente inferior en países en vías de desarrollo.

Reutilizar el agua en la industria tiene el potencial de reducir el coste del suministro de agua y del tratamiento de la misma, además de reducir la presión existente sobre este recurso natural en países como el nuestro en el que es un bien escaso.

Llega la Hoja de Ruta  para regular la calidad mínima del agua reutilizada

La regulación y el uso del agua reutilizada en los Estados Miembros es muy diferente, encontramos países como Austria en los que al no existir el problema de la escasez de agua, no hay una regulación ni hay recomendaciones sobre el agua reutilizada, en otros países como Bulgaria existen guías sobre el uso del agua reutilizada, y finalmente hay países como España o Italia en los que sí existe una regulación sobre este tema.

Ante esta disparidad de situaciones el 7 de abril de 2016 se publicó la Hoja de Ruta para regular los requerimientos de calidad mínimos del agua reutilizada en la UE.

Según indica este documento la reutilización del agua no sólo está plenamente en consonancia con el plan de acción para la economía circular, sino que también consume menos energía que otras opciones como pueden ser la desalinización o los trasvases entre cuencas.

La Hoja de Ruta de la Comisión Europea  abarcará los usos que tienen un mayor potencial como el riego en agricultura y la recarga de acuíferos y se espera que tenga impactos positivos económicos, sociales y medioambientales.

Entre los impactos económicos está el beneficio que se generará para sectores que tienen una alta dependencia del agua como es la agricultura, así como en sectores tecnológicos que producirán innovaciones en un mercado emergente.

Entre los impactos sociales está principalmente la mejora de la confianza por parte de los consumidores en el agua reutilizada, máxima si tenemos en cuenta que hasta la fecha no se han detectado en la Unión Europea prácticas que hayan supuesto un riesgo para la salud de las personas.

Y entre los impactos medioambientales está la disminución de la presión sobre el agua para los diferentes usos.
La reutilización del agua en España:

En España la norma que regula la reutilización del agua es el RD 1620/2007, por el que se establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas depuradas, en el que se define la reutilización de aguas como la “aplicación, antes de su devolución al dominio público hidráulico y al marítimo terrestre para un nuevo uso privativo de las aguas que, habiendo sido utilizadas por quien las derivó, se han sometido al proceso o procesos de depuración establecidos en la correspondiente autorización de vertido y a los necesarios para alcanzar la calidad requerida en función de los usos a que se van a destinar”.

En este RD se regula el régimen jurídico de la reutilización que requerirá de concesión administrativa, los usos y los criterios de calidad exigidos, calidad exigida que varía según el uso al que se va a destinar el agua reutilizada, exigiéndose la mayor calidad para uso urbano residencial y para el riego de cultivos.

Entre los usos previstos por la norma encontramos:

• Riego de jardines privados
• Descarga de aparatos sanitarios
• Riego de zonas verdes urbanas (parques, campos deportivos y similares
• Baldeo de calles
• Sistemas contra incendios
• Lavado industrial de vehículos
• Riego de cultivos con sistema de aplicación del agua que permita el contacto directo del agua regenerada con las partes comestibles para alimentación humana en fresco
• Riego de productos para consumo humano con sistema de aplicación de agua que no evita el contacto directo del agua regenerada con las partes comestibles, pero el consumo no es en fresco sino con un tratamiento industrial posterior
• Riego de pastos para consumo de animales productores de leche o carne
• Acuicultura
• Riego localizado de cultivos leñosos que impida el contacto del agua regenerada con los frutos consumidos en la alimentación humana
• Riego de cultivos de flores ornamentales, viveros, invernaderos sin contacto directo del agua regenerada con las producciones
• Riego de cultivos industriales no alimentarios, viveros, forrajes ensilados, cereales y semillas oleaginosas
• Recarga de acuíferos

Y entre las prohibiciones encontramos el consumo humano o los usos propios de la industria alimentaria como fabricación, tratamiento, conservación o comercialización de productos o sustancias destinadas al consumo humano.

Parece obvio que el uso del agua reutilizada para el consumo humano o para la industria alimentaria generaría rechazo entre los consumidores y está identificada como una de las principales barreras, pero esta barrera no ha impedido que en Estados Unidos se haya producido la primera cerveza con “greywater”, es decir aguas  provenientes de fregaderos, duchas y lavadoras usando una tecnología de la NASA, si bien esta cerveza no está disponible para ser adquirida.

En España y según un estudio del INE se reutiliza el 12% del agua que se pasa por las depuradoras, por lo que todavía se puede potenciar la reutilización bien sea dentro de la misma industria que ha consumido el agua en origen o a través de simbiosis industriales. 

Como iniciativa destacable podemos mencionar la Planta de tratamiento terciario avanzado en la EDAR de la cuenca media-alta del Arroyo Culebro (Madrid), a la que se dedicó un artículo en esta revista en junio de 2012 (http://bit.ly/29A6GyA) y en el que se indicaba que era es la primera instalación de agua regenerada en la Comunidad de Madrid que iba a dar suministro a una industria papelera, con un proceso capaz de adaptarse a la calidad y a las variaciones de demanda que presente la industria en función de su carga de trabajo. 

Y es que como dijo Margaret Catley-Carlson, presidenta de Global Water Partnership “El agua es una fuerza increíblemente compleja y sutil en una economía. Es la única restricción sobre la extensión de cada ciudad, y ha sido reconocida por banqueros y ejecutivos como límite natural para el crecimiento económico.”


¿Tienes dudas sobre algún aspecto legal dentro del ámbito de los residuos?
Si es así puedes enviar tu consulta por correo electrónico a Carmen Callao, abogada especialista en residuos y economía circular.
Seleccionaremos las más interesantes para ser publicadas en la revista.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA