LIFE PHOENIX persigue la eliminación de microplásticos y regeneración de aguas residuales

El consorcio de LIFE PHOENIX, liderado por Aqualia y con participación de CETIM, está integrado por 8 socios de España, Portugal y Países Bajos


671

Expertos internacionales en la reutilización de aguas residuales se reunieron en el primer workshop del proyecto de investigación europeo LIFE PHOENIX. Durante el evento profesional, celebrado en A Coruña con unos 130 inscritos entre presenciales y online, se abordaron distintos aspectos relacionados con la regeneración y reúso de aguas residuales para agricultura tales como la nueva legislación europea o tecnologías innovadoras, complementándolo con ejemplos prácticos de casos de éxito.

Además de responsables de CETIM y de Aqualia, empresa líder del proyecto, entre los ponentes se encontraban expertos en técnicas y tecnologías para el reúso de agua del sector industrial y de la investigación industrial como la Plataforma Solar de Almería, la Universidad Politécnica de Cataluña o la Universidad de Barcelona; de las empresas Repsol, Entrepinares o la holandesa Waterschap Vallei en Veluwe, y del sector público como la Entidad de Saneamiento y Depuración (ESAMUR) de Murcia.

En concreto, este es un proyecto europeo que aborda la problemática del reúso de aguas residuales urbanas para el regadío en un entorno europeo y español, donde el estrés hídrico es cada vez más un problema urgente, incluso en zonas de Galicia, especialmente en las provincias de Ourense y Pontevedra. La investigación tratará igualmente la creciente amenaza que suponen los contaminantes emergentes y microplásticos en las aguas.

LIFE PHOENIX está cofinanciado por la Unión Europea, dentro del programa LIFE. Empezó en 2020, y finalizará en 2024, con socios de España, Portugal y Países Bajos. En concreto, el consorcio internacional, del que forma parte CETIM, está constituido por 8 entidades bajo el liderazgo de Aqualia: dos internacionales Águas de Portugal y la empresa holandesa MicroLAN; empresas nacionales como Newland EnTech; y entidades públicas españolas como la Universidad de Almería, la Diputación Provincial de Almería y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

 

Contexto legal más exigente

Sus objetivos se sitúan en un contexto marcado por la necesidad de dar respuesta al endurecimiento, por parte de la Unión Europea, de los requisitos legales para el reúso de aguas residuales con fines agrícolas respecto de la actual normativa nacional vigente (RD 1620/2007) a través de la futura implementación del nuevo Reglamento 2020/741.

Ante esta necesidad, el consorcio de LIFE PHOENIX busca convertir las aguas residuales en un elemento de alto valor para su reutilización en riego agrícola de forma segura y eficiente, de acuerdo con los requisitos contemplados por el nuevo reglamento, más restrictivos que el régimen actual, adelantándose así a su entrada en vigor dentro de dos años.

Todos los miembros del consorcio colaboran para, a partir de tecnologías de bajo consumo energético, obtener agua regenerada de EDARs de cualquier tamaño y alcanzar calidades que permitan el reúso con todas las garantías por el sector agrícola. En consecuencia, también se espera obtener un 50% de reducción de emisiones de C02 asociadas.

Entre otros resultados visibles, dentro de los cuatro años de investigación y para demostrar la viabilidad tecnologías seleccionadas, se diseñarán y construirán varias plantas demostrativas itinerantes integradas en contenedores marítimos. Estas instalaciones se probarán en varias localizaciones por toda la península ibérica, incluyendo las EDARs de El Toyo (Almería), Almonte (Huelva), Talavera de la Reina (Toledo) y Fonte Quente (Abrantes, Portugal).

RRSS
Archivado en:
Agua, Investigación, Europa
Tags
CETIM, Aqualia


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA