Sogama licita el desarrollo de su nueva planta de compostaje por casi 4 millones de euros

La instalación dispondrá de capacidad para tratar 15.000 toneladas anuales

Complejo de Sogama en Cerceda


2069


El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la licitación, por parte de Sogama, de la construcción y puesta en marcha de una planta de compostaje en la que se procesará la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU) con el objetivo de fabricar compost a partir de la misma.

Con un presupuesto máximo de 3.940.000 euros (más IVA), la instalación dispondrá de capacidad para tratar 15.000 toneladas anuales, y será ubicada en las dependencias del vertedero de residuos no peligrosos que Sogama tiene en el lugar de Areosa, en el término municipal de Cerceda (A Coruña).

No obstante, los equipos mecánicos serán diseñados para que puedan tratar al menos un 10% más de desechos; un sobredimensionamiento en la capacidad calificado como razonable y que permitirá absorber las variaciones debidas a la estacionalidad, los tiempos de indisponibilidad y otros condicionantes.

En todo caso, aquellos materiales que no sirvan para compostar, pero sí para reciclar (férricos, por ejemplo), serán separados en la nave para enviarlos a la industria transformadora y convertirlos en nuevos productos. De esta forma, el objetivo fundamental de la infraestructura, tal y como reza el pliego, es conseguir la mayor valorización posible de las fracciones aprovechables (compost y reciclables), minimizando la cantidad de rechazos producidos.

Por tanto, se apostará por un diseño que dé máxima fiabilidad y robustez al proceso, que posibilite la recuperación de materiales con técnicas automáticas de clasificación, que permita la obtención de productos de alta calidad con salida en el mercado, que contribuya al cumplimiento de los objetivos de valorización contemplados en la Directiva de Residuos, que apueste por el máximo aprovechamiento de los recursos energéticos, que reduzca la producción de rechazos y, por supuesto, que aminore el impacto de la actividad de la planta en el medio circundante.

PLAZOS

Las obras tendrán un plazo máximo de ejecución de 34 semanas a contar desde la fecha de la firma del contrato. La parte correspondiente a la obra civil deberá finalizar, todo más tardar, en la semana 23, y la fabricación, suministro y montaje de equipos mecánicos, antes de la semana 33. No obstante, el montaje de los equipos podrá solaparse con pruebas de puesta en marcha, de tal forma que todas ellas hayan finalizado antes de 34 semanas. A partir de ese momento se iniciarán las pruebas de capacidad y rendimiento, que tendrán una duración no superior a 9 semanas.

GARANTÍAS Y PENALIZACIONES

El pliego de condiciones contempla una serie de garantías y penalizaciones que afectarán a los plazos de las obras (penalización del 1% del importe del contrato por cada semana de retraso) y puesta en marcha (penalización del 2% del importe del contrato por cada semana de retraso), así como a la capacidad de los equipos, que, en caso de resultar insuficiente, serán sustituidos, a cargo del adjudicatario, por otros de capacidad adecuada, reservándose Sogama el derecho a no liberar el 10% de cada factura retenido hasta que el incumplimiento sea subsanado, estableciéndose un plazo máximo de 10 semanas, pasadas las cuales la empresa pública podrá resolver el contrato.

También se contemplan sanciones en caso de incumplimientos en materia de seguridad y salud, y obligaciones sociales del adjudicatario con sus trabajadores o subcontratistas.

El plazo para la presentación de las ofertas finaliza a las 13:00 horas del próximo 17 de marzo.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.