Tendencias del sector del agua para 2021

El sector del agua acelerará su transformación digital, según un reciente informe


653

Si la pandemia marcó el año 2020, obligando a una adaptación lo más rápida posible, las tendencias para el sector del agua en 2021 irán en la línea de acelerar esa transformación, que será principalmente digital.

Para la industria del agua, responsable de ofrecer un servicio esencial a la población, era una obligación continuar asegurando el suministro y el saneamiento. Por esa razón, el inicio de la crisis trajo consigo la implementación de nuevos procesos y formas de gestionar las infraestructuras en las empresas gestoras, cuyo éxito en este cambio radical ha dependido de su grado de maduración tecnológica previo.

La meta común al sector durante el 2021 será lograr una gestión óptima y avanzar hacia una mayor resiliencia, gracias a la transformación digital. Estas son las tendencias para el sector del agua en 2021, identificadas por expertos de Idrica y publicadas en un reciente informe.

 

1 - Gestión del agua digitalizada y en remoto

El coronavirus ha forzado la gestión en remoto de las empresas gestoras, evidenciando que la generalización de este modelo impulsa la eficiencia respecto al modelo tradicional de gestión, ligado a un puesto físico. Durante el 2021, se acelerará la digitalización de los procesos para seguir avanzando en la gestión en remoto y colaborativa de todos los actores. Además, se continuará apostando por la organización del trabajo en equipos especializados, capaces de responder más ágilmente ante incidencias.

 

2 – Control centralizado y autónomo de las ETAPs

En el 2021 el objetivo será superar la gestión en silos de los procesos en las plantas potabilizadoras, para avanzar hacia su control total, centralizado y autónomo. La tendencia es que los esfuerzos se centren en dejar atrás la fragmentación de procesos, gestionados hasta ahora con distintas tecnologías y modos de funcionamiento. La integración de toda la información será la base necesaria sobre la que construir un modelo de gestión más eficiente.

 

3 – Decisiones automáticas y anticipadas en las EDARs

La gestión centralizada, a través de plataformas que sean capaces de monitorizar y conectar todas las variables en tiempo real, será otra de las tendencias para el sector del agua en 2021, y una de las principales palancas de cambio en las estaciones depuradoras de aguas residuales. Las decisiones serán cada vez más automáticas, y los gestores tendrán cada vez una mayor capacidad de anticiparse a incidencias. La sostenibilidad, vinculada a los objetivos ODS, será una de las principales variables que marcarán la transformación en las EDARs a nivel internacional.

 

4 – Data analysis, sensórica y comunicaciones en la detección de fugas

Para alcanzar una gestión óptima del agua como recurso, en 2021 se consolidarán las nuevas metodologías en la detección de fugas más allá de la sectorización, como primer paso para limitar el tamaño del área de inspección y mejorar los procesos de reducción de pérdidas de agua. Los avances tecnológicos en sensórica y en comunicaciones serán claves para conseguir un uso del agua lo más eficiente posible.

 

 5 – Riego inteligente y telelectura en el sector agrario

Uno de los principales avances en el sector agrícola será la mejora de la eficiencia hidráulica y operativa de las redes mediante la instalación de contadores de telelectura para abonados y la sensorización de la red. Por otro lado, el riego inteligente se generalizará gracias a los avances de la teledetección y la sensórica. En este ámbito, las soluciones tecnológicas y la reprogramación automática del riego optimizarán el consumo de agua, mejorando la sostenibilidad medioambiental al reducir la huella hídrica y la de carbono.

 

6 - Aplicación del 5G a la gestión de infraestructuras del ciclo integral del agua

El 5G marcará este año 2021 a nivel de comunicaciones en todos los campos y aplicaciones. Gracias a su baja latencia y su capacidad para conectar millones de dispositivos en un área reducida, los gestores verán incrementada su capacidad en la operación autónoma de las infraestructuras, la conducción en remoto o el uso de datos en tiempo real.

En definitiva, la gestión ligada al dato, la rapidez en su obtención y la transformación inteligente del mismo ayudarán a conseguir procesos más autónomos y sostenibles en el sector del agua. De manera global, se seguirá apostando por el control remoto de los procesos, desde la operación de infraestructuras hasta la gestión de órdenes de trabajo a los operarios en campo.

RRSS
Archivado en:
Agua, Publicaciones, España
Tags
Idrica


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA