Xunta de Galicia recepcionará la nueva depuradora de Ribeira cuando se constate su correcto funcionamiento

La Consellería de Medio Ambiente y Acuaes convocarán una nueva reunión en el mes de abril para trasladar la información relativa a los avances técnicos que ofrezcan una solución


1127


La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Xunta de Galicia, Beatriz Mato, adelantó esta tarde qué la Xunta recepcionará la nueva Edar de Ribeira en el momento en el que se constate el bueno y correcto funcionamiento de la instalación, es decir, la Xunta estará vigilante para que se cumplan las condiciones que permitan que la depuradora entre en servicio y funcione correctamente.

Así lo trasladó esta tarde en la reunión en la que participó el alcalde de Ribeira, Manuel Ruíz Rivas, el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez Martínez, la directora general de Acuaes, Aránzazu Vallejo; y miembros de la corporación municipal. Este encuentro sirvió para conocer de primera mano la preocupación de los vecinos ante la problemática de los olores detectados meses atrás, y avanzar en una solución al problema puntual de la depuradora de Ribeira, una instalación de casi 20 millones de euros, que emplea una tecnología innovadora y que en la actualidad se encuentra en fase se pruebas.

La conselleira señaló que el Gobierno gallego comparte la preocupación de los vecinos y quiere ofrecer una solución a una circunstancia desde un punto de vista técnico, por lo que trasladó la voluntad del conjunto de las administraciones para hacer aquellas actuaciones que los técnicos recomienden.

Indicó que la actual Junta actuará con la máxima transparencia y trasladará la máxima información en el seno de las reuniones entre los diferentes organismos. Avanzó que en el mes de abril se celebrará otro encuentro para comunicar la información que los técnicos hayan evaluado e intentar responder a las demandas propuestas y puestas sobre la mesa.

Hace falta recordar que una vez detectados los olores, se activó una comisión de seguimiento para establecer medidas ante las deficiencias detectadas, como la existencia de vertidos industriales a la red sin tratamiento previo, así como otros incidentes menores, propios de la fase de puesta en servicio, para lo cual se paralizarán los bombeos y se procederá a la limpieza de todas las canalizaciones. En este sentido, la Xunta estará vigilante para que se cumplan las condiciones que permitan que la depuradora entre en servicio y funcione correctamente.

Tal y como indicó la conselleira, este es un compromiso claro, al igual que el compromiso de la Consellería de Medio Ambiente con el Ayuntamiento de Ribeira, que se puede cuantificar en la Edar de Ribeira con un presupuesto que supera los 19,3 millones de euros, de los que la Xunta acerca más de 8,5 millones de euros y que desde el año 2009, se cuantifica en 55 millones de euros en la ría de Arousa.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.